Monseñor Benavent, Arzobispo de Valencia: “Una Iglesia en la que haya divisiones no da testimonio de Cristo”

0
754

Redacción Rotativo / Imágenes: A.Sáiz y V.Gutiérrez – AVAN

La Catedral de Valencia ha acogido este sábado la multitudinaria misa de toma de posesión de monseñor Enrique Benavent como nuevo Arzobispo de Valencia, concelebrada por cerca de 40 cardenales, arzobispos y obispos procedentes de diferentes diócesis, y cientos de sacerdotes, en la que Benavent ha exhortado a la unidad, a la comunión, a la fidelidad y a la caridad, porque “una Iglesia en la que haya divisiones, porque vivimos en ella con criterios que no son evangélicos, o porque buscamos antes nuestros propios intereses que los de Cristo, no da testimonio del Señor”.

El nuevo Arzobispo de Valencia ha expresado que “durante estas últimas semanas, en muchas ocasiones se me ha preguntado sobre mi programa pastoral. La Iglesia, aunque esté organizada, no es una organización humana con fines terrenos”. Asimismo ha afirmado: “No somos un poder fáctico que actuamos a escondidas. Aunque tenemos el deber de trabajar por una sociedad más justa y, por tanto, es legítimo que muchos se comprometan en la vida política, la Iglesia no es un partido político”.

Sobre su ministerio el prelado valenciano ha manifestado que está llamado «a ser un siervo bueno del Señor. Lo es si apacienta el rebaño consciente de que no le pertenece y de que, por encima de él hay un Supremo Pastor a quien debe rendir cuentas de su trabajo”. Igualmente, monseñor Benavent ha destacado que la misión de la Iglesia «abarca la totalidad de nuestra vida y que, por ello, tenemos la exigencia no solo de hacer las cosas bien externamente, sino de llegar a ser modelos del rebaño del Señor”.

Además, Benavent ha animado a “no dejarnos vencer por el desánimo y la desilusión ante las dificultades del momento presente. La Iglesia diocesana no es completa sin el obispo, pero el obispo no es toda la diócesis”. “Todo esto sería estéril sin la comunión en la caridad, que es el fruto que el Señor espera de sus discípulos. En estos momentos este testimonio es fundamental si queremos que la palabra del Evangelio interrogue a nuestros contemporáneos”, ha afirmado.

Palabras administrador apostólico, el cardenal Cañizares

Antes de iniciarse la celebración, el cardenal Antonio Cañizares ha asegurado que “damos gracias a Dios porque el Santo Padre papa Francisco ha elegido a mi querido hermano don Enrique Benavent Vidal para continuar la sucesión apostólica en esta sede metropolitana de Valencia” y dirigiéndose a monseñor Benavent ha afirmado, “vienes a una diócesis que bien conoces como valenciano, una diócesis que se siente comprometida a evangelizar y, por ello mismo se encuentra en una misión diocesana mariana en toda la diócesis, en parroquias y comunidades”. Asimismo, ha afirmado: “La diócesis de Valencia es y se siente misionera y por ello además de los abundantes misioneros y misioneras en tierras de misión Ad Gentes, ha asumido el compromiso y la ayuda económica total de los vicariatos apostólicos de San José y de Requena en la Amazonía de Perú”. 

“También es una ayuda muy significativa ese amor preferencial por los pobres, amor preferencial que se manifiesta en la obra gigantesca de Cáritas Diocesana, las Cáritas parroquiales, otras instituciones eclesiales o las fundaciones creadas recientemente, por ejemplo Paupéribus o al fundación diocesana por el empleo”, ha explicado. Finalmente, ha concluido su intervención con la petición “a Dios para que te ayude, que el espíritu te asista y te de fuerzas para servir a esta diócesis, ya que sabes que te queremos de verdad y estaremos junto a ti como padre, hermano y pastos nuestro”. 

Palabras del Nuncio de Su Santidad en España

Tras las palabras del Cardenal Cañizares, el Nuncio de Su Santidad en España ha intervenido para trasladar el mensaje del Papa Francisco:

“Me es muy grato manifestarles el afecto particular de Su Santidad el papa Francisco hacia todos y cada uno de ustedes a quienes otorga su bendición apostólica con ocasión tan importante por la Iglesia que peregrina en esta Archidiócesis, una vez más la solicitud del Papa por esta distinguida Iglesia particular de Valencia, rica en historia, en cultura, en tradiciones, que ha nacido de la fe, se hace patente con el nombramiento de don Enrique Benavent Vidal cuyas virtudes, cualidades y probadas dotes en el desempeño del ministerio episcopal le recomiendan como Pastor celoso y entregado. 

También ha destacado que “tomando como lema episcopal las palabras de San Pablo, con amor sincero y palabras verdaderas apreciamos en monseñor Benavent su manifestado deseo de ofrecer la palabra de aquel que es la verdad, la palabra del evangelio que nos da la vida, que limpia nuestro corazón, que nos permite permanecer en Dios y posibilita que Él permanezca en nosotros”.  

Por otro lado, se ha dirigido al cardenal Cañizares y ha asegurado que “en estos momentos, en nombre del Santo Padre, a quien tengo el honor de representar, cumplo también el deber de felicitar muy vivamente al eminentísimo y reverendísimo Antonio Cañizares Llovera por la dedicada misión apostólica al frente de esta archidiócesis llevada a cabo desde el año 2014”.  Así le ha dado las gracias al cardenal Cañizares “por su sentido eclesial y por el profundo espíritu de fe con el que deja estímulo en cuantos se han cruzado en su cuidado y dirección pastoral”. 

Finalmente, se ha dirigido al nuevo Arzobispo y le ha explicado que “cuenta con nuestras humildes oraciones, invocamos para ello la protección de la Santísima Virgen María, en su querida advocación de los Desamparados, celestial patrona de esta ciudad que ha experimentado su protección y a quien los valencianos dan su corazón como un trono”. 

“Invoquemos también la intercesión del santo patrón de la diócesis, el diácono San Vicente, y de tantos testigos de la fe, a través del martirio y de la caridad ejercida en el obispo hasta el heroísmo hacia los más desprotegidos”, ha añadido.  El Nuncio ha concluido pidiendo “que la bienaventurada Virgen María y todos los santos de esta tierra le sostengan en el fiel ejercicio de la misión apostólica para la edificación de la Iglesia aquí en Valencia”. 

Lectura de las Letras Apostólicas

Tras las palabras del Nuncio, se han mostrado las Letras Apostólicas al Colegio de Consultores del Arzobispado, mientras el Canciller secretario de la Curia, José Francisco Castelló, ha levantado el acta y ha leído el Mandato Apostólico por el que se nombra a monseñor Enrique Benavent como Arzobispo de Valencia. Seguidamente, ha invitado a monseñor Benavent a ocupar la Cátedra Arzobispal, donde le ha sido entregado la mitra y el báculo.

El nuevo Arzobispo ha recibido entonces el saludo de los Obispos auxiliares y de los Obispos de la provincia eclesiástica; después, el homenaje del Colegio de Consultores, del Cabildo, el Consejo episcopal y de algunos representantes del clero, religiosos, seminaristas y seglares que le han manifestado su obediencia y afecto como nuevo Pastor de la Archidiócesis. A partir de este momento, la celebración ha continuado siendo ya presidida por el nuevo Arzobispo.

Al final de la eucaristía, el Arzobispo ha agradecido al Cabildo de la Catedral, al personal de la Catedral a los voluntarios, a la Coral Catedralicia i a los campaneros del Micalet y a todos los fieles su presencia. Tras la eucaristía, y después de entonarse el Himno de la Coronación de Nuestra Señora de los Desamparados, el Arzobispo se ha despedido de las autoridades presentes y ha recorrido la Catedral bendiciendo a los fieles que se han acercado a saludarle y darle sus muestras de cariño.