La CEU UCH aborda en una mesa redonda los años de plomo de ETA en España

0
217

Información e imágenes Óscar Llorens

La UCH CEU acogió, este pasado viernes, la conferencia ‘Los años de plomo’ en el que intervinieron: Raúl López Romo, doctor en Historia Contemporánea por la Universidad del País Vasco y responsable del área de Educación y Exposición del Centro Memorial para las Víctimas del Terrorismo; Javier López Ruiz, vicepresidente de la Asociación de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado Víctimas del Terrorismo y víctima de ETA en un atentado, en el año 1978, en Galdácano (Vizcaya) y José Manuel Sánchez Riera, Presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de la Comunidad Valenciana. Un evento organizado por la institución universitaria en colaboración con la Fundación Víctimas del Terrorismo de la Comunidad Valenciana que estuvo moderado por el Decano de la Facultad de Humanidades, Elías Durán de Porras.

El encuentro con los alumnos comenzó con una introducción del profesor López Romo en la que contextualizó ETA y su historia y en la que afirmó: «ETA ha sido la organización terrorista que más ha matado, más ha durado y más apoyo social ha tenido en nuestro país”. En este sentido, López Romo apuntó que el 60% de los asesinatos por atentados terroristas han sido obra de ETA y que si se hiciese, a su juicio, “un triste ranking” de los países con más víctimas del terrorismo, Reino Unido lo encabezaría por Irlanda del norte y su relación con el IRA y en segundo puesto estaría España por el terrorismo de ETA. En su intervención enfatizó que, a pesar de que ETA se considerase una organización que surgió para “batallar contra el franquismo”, más del 40% de sus víctimas se produjeron al finalizar éste. El historiador destacó en su intervención que la década de los ochenta fue la más sangrienta de todas ya que durante la transición democrática “fueron 873 las víctimas mortales por atentados terroristas. de las cuales 40 fueron víctimas del GRAPO; 62 de organizaciones de extrema derecha, y las restantes fueron obra de la ETA”.

«ETA ha sido la organización terrorista que más ha matado, más ha durado y más apoyo social ha tenido en nuestro país”

Profesor López Romo

La conferencia tuvo en la voz y testimonio de Javier López Ruiz, vicepresidente de la Asociación de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado Víctimas del Terrorismo y víctima de ETA en un atentado en Galdácano (Vizcaya) en el año 1978, uno de sus momentos más impactantes al narrar parte de sus vivencias como guardia civil destinado en el País Vasco durante los años de plomo de ETA: “Llegué en una época en la que mi entorno me imponía miedo” y aseguró, “prácticamente todos los días había un atentado”. López Ruíz compartió con los alumnos el atentado sufrido la noche del 12 al 13 de mayo, en torno a las 00.35 horas, mientras trabajaba en la Brigada de Información y que lo “marcaría de por vida”.

Ese día, relató el ex guardia civil, se encontraba en una residencia de convivencia de guardias civiles donde vivían quince familias y, en un momento determinado, fueron víctimas de “intensos tiroteos” desde diferentes flancos que les obligó a protegerse en un edificio donde “no había protección”. En ese ataque hubo tres víctimas: uno de ellos fue uno de sus compañeros, la otra víctima fue una mujer de 27 años que recibió una bala perdida, y, finalmente, el propio López Ruíz que recibió tres disparos: uno en el hígado, otro en el riñón derecho, el cual tuvo que ser extirpado y, el último, el más grave de todos, que le impactó en la columna dañándole la médula.

«Herri Batasuna es EH BILDU con un lenguaje más moderado, pero con el mismo fin»

Profesor López Romo

López Ruíz afirmó que estuvo en cuidados intensivos durante 25 días y que durante su ingreso en el hospital ayudó a pacientes puesto que necesitó ocupar su mente para superar el trance. El diagnóstico médico le pronóstico que solo volvería a andar con aparatos ortopédicos a lo que se opuso asumiendo una dura rehabilitación durante meses. A pesar de lo vivido, aseguró que aprender a fracasar fue lo que le sirvió para “luchar y avanzar”, aunque ahora ande, “como un pato mareado, pero ando”. El ex guardia civil tiró hacia adelante con su situación porque, «si me rendía, ellos ganaban”, afirmó. Tras su experiencia es, actualmente, jubilado y sus energías las vuelca, única y exclusivamente, en ayudar a las víctimas del terrorismo.

El acto concluyó con una reflexión del historiador López Romo quien alertó de que el peligro actual de ETA en el País Vasco es que, aunque hayan desaparecido como ETA, “su legado del odio prosigue en al País Vasco”, y afirmó que, hoy en día, se extiende a través de la “actualización de Herri Batasuna” la cual, aseguró, “es EH BILDU con un lenguaje más moderado, pero con el mismo fin”.