Luis Collado (Google News España): “Desde Google News entendemos que la información y las noticias tienen un valor muy importante en una sociedad moderna y democrática”

0
112

Informa Alfonso Sanfeliu / Imágenes: CEU Valencia

Luis Garrido, responsable de Google News en España, ha estado recientemente en Valencia con motivo de la celebración de un seminario, organizado por la Universidad CEU Cardenal Herrera, en el que se reflexionó sobre la autorregulación de los medios de comunicación, la deontología periodística y la desinformación y su incidencia en la salud democrática del ciudadano y de la sociedad. Su visita propició esta entrevista en la que Garrido reflexiona sobre estas cuestiones y la puesta en marcha de Google News en España tras ocho años de inactividad.   

Luis, Google News se ha vuelto a activar después de ocho años de parada.

Personalmente supone un hecho emocionante y especial porque viví hace ocho años el cierre de Google News en España y, desde entonces, he vivido estos ocho años trabajando con los medios de comunicación, pero sin estar activo Google News en nuestro país. Por otro lado, y, desde el punto de vista profesional, creo que es bueno para todo el mundo que se haya vuelto a activar porque es una manera más de que los editores puedan dar visibilidad a sus contenidos y también es positivo para los lectores porque pueden tener mayor y mejor acceso a la información.

En el momento del lanzamiento de Google News, hace ahora ocho años, ¿se precipitó el lanzamiento sin medir las consecuencias ni atender a una serie de cuestiones que han tenido que ser resueltas en el transcurso de estos años?

Hay que destacar que Google News lleva funcionando desde hace veinte años. Teníamos un número de usuarios elevado, pero lo que ocurrió es que nos vimos forzados a cerrar en España como consecuencia de una nueva ley que nos obligaba a ciertas cosas que eran imposibles de asumir. En aquel momento, el cierre fue doloroso para la industria de los medios porque como consecuencia de ello, la gente leyó menos información en internet, al perderse un canal tan importante.

¿Cuáles fueron las causas que llevaron a ese cierre?

La nueva ley decía que los editores tenían el derecho a exigir una remuneración a las plataformas digitales por usar sus contenidos y establecía dos criterios: 1) que ese derecho era irrenunciable, y 2) cualquier remuneración tenía que ser gestionada a través de la entidad de gestión colectiva, CEDRO, que era la entidad encargada de fijar las tarifas de cualquier remuneración. Nosotros creíamos que esas medidas estaban en contra de la libertad empresarial de cada editor porque no dejaba decidir si quería estar o no en Google News y, en segundo lugar, se limitaba la libertad de los usuarios de internet de acceder a una información que creemos que es un valor, clave, en una sociedad moderna. Por eso, creíamos que la ley era absolutamente injustificable y nos vimos forzados a cerrar.

¿Ha sido excesivamente complicado el camino?

Ha sido tortuoso. Tanto el legislador como la industria de los medios y la propia entidad de gestión colectiva se dieron cuenta de que la ley y el cierre no habían sido la mejor decisión, nadie había salido beneficiado de ello, sino que había sido un perjuicio para todas las partes implicadas. Todo el mundo se dio cuenta de que no había sido la mejor decisión. Por otro lado, ha sido duro porque España estaba en una situación de excepcionalidad frente a los países vecinos y de la Unión Europea ya que ha sido el único país en el cual Google tuvo que cerrar Google News y, desde un punto de vista social y de libertad y de democracia era duro asumir que éramos el único país occidental en el que se tuvo que tomar esta decisión tan drástica. Y, luego, ha sido un camino duro porque nosotros queríamos seguir trabajando con los medios de información y, poco a poco, fuimos reestableciendo las relaciones y trabajando estrechamente con unos y otros porque nuestra idea siempre ha sido la misma: ayudar a cada medio a que su presencia digital y sus contenidos lleguen a más gente gracias a Google News, un medio que puede incrementar su audiencia y llegar a otros tipos de perfiles de población. Ese ha sido el trabajo que se ha ido haciendo durante estos ocho últimos años.

¿Cuáles son los puntos de mejora de la situación para que se haya vuelto a abrir Google News?

Hace dos años se aprobó una nueva directiva europea sobre derechos de autor en la que se recogía lo mismo que esa ley española que existía ya hace años y se reconocía el derecho de los editores sobre sus contenidos y a autorizar o no, a terceros, esos contenidos. La directiva se basaba en la libertad empresarial de cada editor para decidir qué hacía con sus contenidos y no lo tenía que hacer ni irrenunciable ni a través de una negociación colectiva, sino que se basaba en la libertad empresarial. Esa Ley se ha ido trasponiendo a cada país de la Unión Europea y en España se traspuso a finales del año 2021 con lo que se han derogado aquellos puntos de la ley española anterior que nos forzó a cerrar Google News y se nos abrió la posibilidad de volver a traer el producto a España.

«La realidad ha cambiado y, como dicen muchas empresas, es el momento de asumir esa nueva realidad y trabajar para lograr obtener el máximo partido de esta nueva realidad que está entre nosotros»

¿Ya están bien avenidos con los medios de comunicación?

Nosotros siempre hemos estado trabajando con los medios de comunicación durante todo este tiempo y estoy convencido que, si no la totalidad, la gran mayoría de los medios, saben que nos tenemos que ayudar entre todos. Google es una gran ventana para los contenidos informativos, para llegar a más gente, y desde Google News entendemos que la información y las noticias tienen un valor muy importante en una sociedad moderna y democrática, por lo que nosotros nos tenemos que asegurar que también los usuarios de internet que usan los productos de Google pueden acceder a ese valor que supone el trabajo periodístico que hacen los medios.

¿Por qué Google o las plataformas tienen tan mala fama? Parece que siempre son los malos de la película y que quieren hacer negocio a cualquier precio, siempre ganando ustedes…

Yo creo que hay dos razones fundamentales. Internet ha sido algo que ha sido muy disruptivo en un muy pocos años y, al final, Google es una empresa muy grande que se ha convertido en casi la referencia del medio digital, de Internet, el cual ha sido muy disruptivo hasta el punto de que con internet las reglas del juego han cambiado radicalmente y esa velocidad, esa disrupción no ha sido todavía asimilada por todo el sistema de medios. La segunda razón es que siempre es más fácil echar la culpa hacia afuera que asumir que el mundo ha cambiado y que internet nos ha cambiado la forma de trabajar, de entretenernos, de relacionarnos. La realidad ha cambiado y, como dicen muchas empresas, es el momento de asumir esa nueva realidad y trabajar para lograr obtener el máximo partido de esta nueva realidad que está entre nosotros. En una industria como la de los medios, siempre muy tradicional, nos tenemos que adaptar, pero siempre ha sido más fácil echar la culpa a Google que aceptar la realidad.

Sin abandonar Google y el entorno digital con las redes sociales y la velocidad a la que circula información nos encontramos ante un escenario en el que conviven la información con la desinformación y ello supone un problema tanto para el ciudadano como para la propia estabilidad de la democracia, ante ello, ¿Google qué va a hacer o está haciendo para afrontar esta realidad?

En democracia es muy complicado el decir quien tiene la autoridad moral para decir este medio y la información que genera es de calidad o no. La democracia se basa en la libertad y, por lo tanto, todo el mundo tiene que tener la libertad de generar contenido y darlo a conocer y difundirlo a su audiencia. En este sentido, Google es un intermediario entre los editores de contenido y los usuarios y en esa situación de intermediarios tenemos que trabajar en una posición de neutralidad porque nosotros somos ese vehículo que pone en contacto a las dos partes. Tenemos que trabajar con criterios de neutralidad y objetividad, sabiendo que nosotros somos punto de unión entre editores de contenidos y consumidores de información y no tenemos que añadir complejidad a la cuestión. Somos un medio intermediario por eso Google News no tiene periodistas que toman decisiones para determinar qué es y qué no es buena información o de calidad, como tampoco tiene periodistas que generen información pues nuestro papel es el de poder acercar los contenidos informativos a los usuarios. Esa es la filosofía sobre la que se asienta todo el trabajo que hacemos: no tenemos periodistas, no creamos contenidos, no editamos y los que trabajan son, nos guste o no, los algoritmos para acercar los contenidos informativos a los usuarios.

Aun así, estando en un ecosistema de medios tan abierto donde todo se decide en internet y en Google con la polarización democrática, social y política que existe, hay personas e instituciones que abogan legislar de alguna manera la desinformación.

Es una cuestión muy complicada porque quién decide y en base a qué se decide si una información es de calidad o no es complicado. La desinformación ha existido siempre, pero que alguien, más allá de un tribunal o de un juez, decida que esto es información y esto no lo es, es una cuestión muy peligrosa porque la frontera entre eso y la censura es muy delgada. Yo hablo, continuamente, con todos los medios y a mí nadie me ha afirmado que generen desinformación. Todos afirman que hacen información de calidad y nadie asume que está generando bulos o desinformación, ante eso, ¿quién debe tomar esa responsabilidad? Nosotros como Google y como punto intermedio, entre generadores de contenidos y usuarios, no podemos tomar esa decisión porque no tenemos la autoridad moral para decidir eso. Lo que sí trabajamos es en educar a la sociedad para que haga un uso responsable de la tecnología y el acceso a la información que circula en el entorno digital. Nosotros trabajamos para enseñar al usuario a que aprenda a saber discernir lo que es buena información. El paso más allá que puede ser la existencia de los bulos, las fake news y la desinformación es algo que es responsabilidad de todos los que conforman la industria de los medios, de los periodistas, de los intermediarios y de los usuarios que tienen que comenzar a discernir entre diferentes fuentes y planteamientos de la información que circula por el entorno digital.

De todos modos, hablando de determinar qué es y qué no es información, ustedes sí que determinan a través de los algoritmos que información es fiable o no. ¿Qué parámetros consideran los algoritmos de Google News?

Nosotros tenemos algunos criterios. En primer lugar, tenemos unos criterios de contenido mediante los cuales siempre estamos detectando señales que no cumplen aquellas políticas de contenidos que hemos determinado como informaciones veraces, que no tiendan al engaño, no fomenten conductas delictivas, no mezclen información con mensajes publicitarios y tenemos continuamente señales para intentar identificar contenidos informativos que no cumplen con esa serie de requisitos o parámetros. Y, después, tenemos algunas señales que recomendamos a los editores que generan información y a los propios periodistas en cuanto a que una noticia debería estar firmada por un profesional, una notica que es una copia y pega de otra noticia no aporta nada pues siempre tiene que haber un trabajo profesional detrás, unos medios de comunicación debe trabajar sobre la notica de agencia y buscar fuentes adicionales, contrastar la información que se nos remite… Hay señales e indicios para estar ante una buena información como que vengan firmadas, datadas con fecha y hora de publicación, que se actualicen, y, además, los usuarios pueden contrastar la información desde diversas fuentes en un mismo tema, pero no llegamos al extremo de decir en Google si esto es buena o mala noticia.

«Hay muchos códigos que están cambiando dentro de la profesión periodística y eso lo deben saber y asumir los profesionales de la comunicación»

Desde su posición y experiencia, como intermediario entre los creadores de contenido y los consumidores, ¿en qué dirección debe ir la alfabetización mediática de la que hablan todos los actores que conforman el actual sistema de medios?

Debe haber un trabajo educacional, tanto por parte de los medios de comunicación como de los usuarios, para entender cómo funcionan los contenidos informativos en este nuevo entorno digital. Todos debemos aprender a entender y manejarnos en este nuevo entorno y eso es fundamental, debe ser el punto de partida. Después, tenemos que saber que, al fin y al cabo, una de las cosas buenas que tiene el entorno digital es que siempre hay alguien interesado en leer una información y algún tipo de contenido que va a interesar a alguien. Aquí los grandes números no son imprescindibles porque puedo estar escribiendo sobre un tema muy específico y voy a tener mi público gracias a internet. Lo bueno de internet es que siempre va a haber un interesado por una información concreta y esa información se va a visibilizar y se va a consumir porque siempre hay un lector para una noticia y una noticia para un lector concreto.

¿Qué es lo que va a encontrar el usuario de Google News?

Lo que va encontrar es que Google se va a ir adaptando y mejorando la herramienta a las necesidades y la realidad del usuario. El producto funciona con Inteligencia Artificial (IA), de tal manera que cualquier usuario va a tener una entrada personalizada para él, porque las maquinas van a ir aprendiendo de cada uno de nosotros lo que nos interesa, en qué momento nos interesa, qué medios quiero leer, estoy leyendo o me gustan más. Y cada vez más el producto se va a ir personalizando e individualizando al perfil del usuario. La tecnología va a facilitar eso e internet nos da el control y poder de lo que hacemos sobre nuestros dispositivos. Google News también da opción al usuario a decirle al producto qué es lo que quiere o no leer, cómo lo quiere leer y que le interesa lo que va significar que los periodistas que generen información de calidad y busquen sus audiencias, intentarán no engañar. Va a ser mucho más fácil llegar a esas audiencias con el producto mediante Google News porque Google News generará más tráfico y más valor a la información llegando a más personas y usuarios.

Los nativos digitales nacieron con Google, pero hay un target de población que han tenido que hacer la transición de lo analógico a lo digital. A veces da miedo escuchar tanta adaptabilidad, individualización del producto, ¿cómo se puede perder ese miedo a perder el control de todo?

Quizás nos queda una fase educacional a todo el mundo, incluso nosotros, para hacer saber a los usuarios que quien no quiera controlar o actuar sobre el producto debe saber que el producto a través de la inteligencia artificial le va a dar lo más interesante a él, pero también tenemos que hacer saber a los usuarios que ellos tienen el control y pueden decidir qué hacer con el producto para sacarle el máximo partido posible. Creo que hay que hacer esa labor educacional en ambas direcciones y educar a los editores porque no se escribe igual para un medio escrito, radiofónico o de televisivo que para un medio digital y eso también lo deben saber los creadores de contenidos. Hay muchos códigos que están cambiando dentro de la profesión periodística y eso lo deben saber y asumir los profesionales de la comunicación. Realmente, es todo un reto educacional el que tenemos por delante, porque todavía nos queda mucho por aprender para sacar el máximo partido al mundo digital, a las maquinas, a los teléfonos, a la tecnología.

A mí, a veces, me da miedo…

Las cosas son más sencillas de lo que parecen. Lo hemos vivido todos con la tecnología. Ahora mismo a nadie le importa tener su teléfono encima las  veinticuatro horas del día y estamos conectados con el mundo digital y sacando el máximo partido a la tecnología y no hay manos negras, ni intereses tan ocultos, tras ello. Al final creo que los dispositivos que tenemos nos están facilitando la vida muchísimo y ojalá hubiésemos tenido esas facilidades hace años, por eso invito a ver la realidad de una manera mucho más sencilla y normal, de lo que a veces se nos quiere hacer creer con tanta complicación.

Para finalizar y en el entorno en el que nos encontramos, Luis, ¿cómo cree que debe ser el periodista del futuro con un entorno tan cambiante?

Creo que el periodista debe asumir que no escribe para sí mismo sino para sus lectores y, por eso, hay que entender y descubrir dónde están los lectores y cómo se comportan porque ha cambiado mucho el entorno digital. Además, debe asumir que la forma de generar información también ha cambiado con nuevos códigos de comunicación y formatos y, por eso, hay que aprender a utilizarlos porque son totalmente diferentes a los que, hasta ahora, se vienen utilizando.