Ángeles Escrivá (periodista): “Un país que no respeta y olvida a sus héroes es un país inconsciente y sin orgullo”

0
895

Información e imágenes Jordi del Puente

El Palacio de Colomina, sede de la UCH-CEU en el centro de la ciudad de Valencia, acogió la segunda y última jornada sobre la dignidad de las víctimas del terrorismo. La actividad, organizada por la Fundación Profesor Manuel Broseta, contó con la colaboración de la Universidad CEU Cardenal Herrera y con el apoyo de la Dirección General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo del Ministerio del Interior del Gobierno de España.

Bruno Broseta, vicepresidente de la Fundación Profesor Manuel Broseta, fue el encargado de conducir esta segunda y última jornada, que contó con la presencia de representantes de las principales asociaciones de víctimas del terrorismo en España. A la cita tampoco faltó Consuelo Ordóñez, presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo y hermana del concejal Gregorio Ordóñez asesinado por ETA en enero de 1995.

El primer ponente en intervenir fue el experto en marketing digital y colaborador del Diario ABC, Álvaro Anguita. Desde su punto de vista, “hace unos años estaba claro quien era la víctima y quien el verdugo” pero las redes sociales y las campañas de blanqueo de imagen llevadas a cabo por las organizaciones terroristas hacen que estos roles “ahora ya no estén tan claros”.

Anguita detalló el control que las distintas redes sociales ejercen sobre la actividad de sus usuarios y cómo este seguimiento es utilizado en favor de la difusión de campañas impulsadas por bandas terroristas. El experto en maketing digital es partidario de “tratar al Estado de derecho como una marca que defienda los valores democráticos” para poder alcanzar una mayor concienciación social, especialmente de los más jóvenes.

Ángeles Escrivá, redactora-jefe del Diario El Mundo y autora del libro ETA: el camino de vuelta, comenzó la segunda ponencia de la tarde asegurando que tras el cese actividad de actividad terrorista de la banda armada en el año 2011 “el Estado no estaba preparado para la propaganda que seguiría al final de ETA”.

Escrivá cargo duramente contra los gobiernos de todos los colores, afirmando que “el Gobierno de Rajoy no se resistió a que los batasunos entraran en las instituciones” y señalando que “Sánchez parece haber exprimido el sentido común hasta la extremaunción”. Para la redactora jefe del Diario El Mundo, el pacto del actual Gobierno con EH Bildu “es abaratar las vidas de aquellos que fallecieron por culpa del terrorismo”.

Escrivá reconoció que la lucha contra el terrorismo ha sido larga e intensa, pero insta al Estado a no bajar la guardia porque “los ciudadanos pueden cansarse, pero el Estado no”. Ángeles Escrivá cerró su turno recalcando que “un país que no respeta a sus héroes y se olvida de ellos es un país inconsciente y sin orgullo”.

Para poner la guinda a la segunda jornada, Bruno Broseta moderó la mesa de debate sobre el papel de los medios en el relato. El vicepresidente de la Fundación Profesor Manuel Broseta fue el encargado de conducir el debate entre Ana Torrente, gerente de la Fundación Víctimas del Terrorismo; Eduardo Mateo, jefe de proyectos de la Fundación Fernando Buesa, y Florencio Domínguez, director general del Centro Memorial Víctimas del Terrorismo.

Ana Torrente comenzó su turno de palabra asegurando que “lo mejor que podemos hacer por las víctimas, su memoria y sus familias es recordarlas”. La gerente de la Fundación Víctimas del Terrorismo quiso destacar el trabajo realizado desde las asociaciones de víctimas e incidió en que “los jóvenes tienen derecho a saber qué pasó con las más de 1.300 víctimas mortales del terrorismo en España”.

El director general del Centro Memorial Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez, desgranó los proyectos que su organización tiene en marcha y las principales líneas de actuación para llegar a la sociedad. Uno de los proyectos más destacados, son las jornadas escolares con víctimas del terrorismo donde Mateo asegura que “después de escuchar a las víctimas del terrorismo, los alumnos son más empáticas con ellas”. El director general del Centro Memorial Víctimas del Terrorismo cree que esta es una herramienta para luchas contra “la tentación generalizada a desentenderse de las consecuencias del terrorismo”.

Para concluir la mesa redonda, Eduardo Mateo afirmó que sus esfuerzos “se centran en mantener viva la memoria de las víctimas y sus familias, deslegitimando la violencia terrorista”. El jefe de proyectos de la Fundación Fernando Buesa detalló las actividades que llevan a cabo desde su organización, donde se busca concienciar de que “la memoria de las víctimas y la deslegitimación de sus victimarios son dos caras de la misma moneda”.

Los asistentes, tanto los presentes en el Palacio de la Colomina como aquellos que siguieron el acto en streaming, interactuaron con los protagonistas de la jornada preguntando sus inquietudes y sus puntos de vista sobre los conocimientos que hoy en día tienen los jóvenes sobre el terrorismo en España. Tras varias preguntas de los alumnos, los ponentes decidieron preguntar directamente a los asistentes sobre cuestiones relacionadas con el terrorismo. Ambos coincidieron en la necesidad de una mayor concienciación, en la prohibición de actos de exaltación como los ongi etorri a presos etarras y el acuerdo de un relato único sobre los años más crueles en la historia reciente de España.