Leopoldo Abadía: «Tenemos que enterarnos de que el mundo ha cambiado completamente»

0
137

REDACCIÓN: NACHO FUERTES / Imágenes: PLANETA LIBROS

En el mundo en que vivimos ha cambiado todo y de forma muy rápida. En muchas cosas está irreconocible y las reglas elementales de antes ya no sirven. Desde la revolución tecnológica, pasando por el feminismo, el ‘Brexit’, el cambio climático o la ya histórica crisis del coronavirus. Cuando Leopoldo Abadía empezó a escribir ‘Sonriendo bajo la crisis’ todo era distinto. Sin embargo, ahora es -o al menos lo parece- impensable volver a esa realidad -o normalidad- anterior.

Abadía presenta su último libro en el que analiza los factores que determinan el “cambio de paradigma” o, como él lo llama, «el cambiazo» que vive el mundo. En su entrevista con EL ROTATIVO repasa los principales temas de su última obra, pero también opina sobre la crisis social y económica y la actual situación que atraviesa España.

‘Sonriendo bajo la crisis’ es un libro en el que analiza una lista de acontecimientos que están ocurriendo en el mundo, desde la deuda global, la desunión de la UE o el ‘Brexit’ hasta la revolución tecnológica, los millenials y el cambio climático. No se olvida tampoco del COVID-19. Es un libro muy vinculado a la actualidad.

El libro está muy vinculado a la actualidad por obligación. Lo acabé cuando la pandemia no había empezado, por lo que tuve que modificarlo y añadir páginas de más, para hablar de cosas que no se nos pueden olvidar. No obstante, leí la primera parte y no tuve que cambiar nada. La parte de la pandemia quedó aceptable.

En el libro analiza los factores que determinan el “cambio de paradigma”, o como lo llama “el cambiazo”, que vive el mundo y da las claves de por qué más que una crisis la sociedad atraviesa un cambio total en diversos ámbitos que han provocado que se modifiquen definitivamente las reglas del juego. ¿En qué se notan estos cambios?

Todas las cosas que pasan en el mundo, desde la deuda global, el feminismo o el cambio climático, dan para un libro. Pretendía que nos diésemos cuenta de que todo había cambiado. Esto no era una crisis que podemos decir cuando se acaba. Ha cambiado todo. Nos tenemos que enterar de que el mundo ha cambiado completamente. De hecho, cuando escucho la expresión «nueva normalidad» creo que en realidad volveremos a la normalidad, pero redefinida por las treinta y ocho cosas que explico en el libro. He querido dar un enfoque desde un punto de vista de aportar una sensación optimista en el sentido de salir de esta situación.

En ‘Sonriendo bajo la crisis’ anima a afrontar esta transformación de modo entusiasta y optimista. ¿Cómo se puede conseguir algo así?

Esto es urgente. Porque en esta crisis ha habido dos posibilidades: la de Boris Johnson o la que hemos seguido, el confinamiento. Y ahora que estamos en la desescalada corre prisa que esto funcione. La situación sanitaria es terrible y el mundo se ha parado. Ahora hace falta ponerlo en marcha y en marcha rápido. Hace falta dinero, que viene de dos sitios: de España, a modo de préstamos, y de Europa.

«Es el momento de un cambio brutal y de que las politiquerías españolas pierdan importancia»

¿En qué momento cree usted que se encuentra, actualmente, el mundo?

Creo que el mundo está en un momento de cambio brutal. Y, por tanto, me gustaría mucho que se firmase la constitución de los Estados Unidos de Europa. Así, quedaría un mundo de bloques: China, EEUU, los Estados Unidos de Europa… Esta fue la idea de los padres de Europa. Por otra parte, hay problemas muy serios como el cambio climático que no acabo de entender. Pero lo cierto es que con esta crisis del coronavirus la atmósfera está más limpia. Es el momento de un cambio brutal y las «politiquerías» españolas perderán importancia.

‘Sonriendo bajo la crisis’ trata varios de los problemas con lo que se va a enfrentar España como consecuencia de lo que está pasando: la enfermedad y el dinero. ¿Cómo se debe hacer frente a esta crisis sin precedentes según los expertos?

Saldremos de esta crisis siendo europeos. Ya está bien de ser de pueblo. En el momento en que la crisis sanitaria, como ésta, con miles de fallecidos, y escuchas a los políticos, no sabes si están hablando de una cosa seria o de «politiquerías». La contestación a la pregunta de «por qué en España hay más muertos que en otros países» es «no lo sé». Poco a poco tenemos que hacernos europeos y darnos cuenta de que si salimos adelante es porque Europa inyecta dinero. Es muy bueno ser europeo.

¿Son los políticos una causa de esta crisis?

No sé si son la causa, pero no la solución. Creo que esto se arreglará gracias a la Unión Europea. Soy optimista.

«No sé si los políticos son la causa de la crisis social, pero no son la solución»

¿Qué pasará cuando esto acabe?

No lo sé. Volveremos a la normalidad. Quizá habremos ganado en solidaridad. Muestra de ello son los aplausos de las 20h. En ese momento nos saludábamos todos los vecinos. Gracias a ello he conocido a vecinos que no conocía. Y cuando esto acabe saludaré por la calle a esta gente que veía por el balcón. En este sentido, creo que la gente se dará cuenta de que Europa es importante. Pero tengo la impresión de que todo seguirá como antes.

En el libro defiende que en el mundo ha cambiado todo y de forma muy rápida, que en muchas cosas está irreconocible y que las reglas elementales de antes ya no sirven. ¿Cómo ha cambiado la manera de concebir el mundo a nivel global?

Esto no se explica, sino que ha pasado. Ha habido un cambio brutal. Ahora hacemos todo de otra manera. Leo un libro, me lo acabo y antes de dormir me puedo comprar otro de forma online. Antes eso era imposible. Creo que los cambios tecnológicos han sido de tal velocidad que pueden coger con el pie cambiado a los más mayores. Han cambiado todas las cosas a la vez y muy rápido.