David Jiménez: “Necesitamos un periodismo fuerte y honesto para recuperar el terreno perdido”

0
257
David Jiménez protagonizó un encuentro con internautas impulsado por la plataforma Ethic

Redacción: Raquel Brisa / Imagen: Ethic

El periodista David Jiménez, ex director del diario EL MUNDO y escritor, ofreció recientemente en la plataforma Ethic, una conferencia en la que abordó el problema de la desinformación y la posverdad a las que la sociedad está siendo actualmente sometida en plena pandemia. El que fuera corresponsal en escenarios como la guerra de Afganistán, Cachemira, Timor Oriental Sri Lanka o Pakistan así como la tragedia de Fukushima, abordó en este encuentro con los internautas los mayores riesgos informativos a los que se enfrenta el periodismo en la crisis del Covid-19. Un streaming desde el que Jiménez manifestó la necesidad -ferviente- de un periodismo libre e independiente capaz de poner freno a las crecientes fake news.

Durante este coloquio el barcelonés destacó que la pandemia global ha llegado en el momento de mayor capacidad de manipulación porque los bulos son cada vez más sofisticados: “Los medios de comunicación españoles han llegado muy debilitados en un momento crucial como el que actualmente vivimos” denunció el periodista. Tras la crisis del año 2008, las redacciones se vieron menguadas notablemente y con ellas, manifestó el escritor, la figura del verificador que era la persona que podía hacer frente a las fake news desde los periódicos, ha sido prácticamente erradicada. Ante el temible impacto económico que traerá consigo la crisis del Covid-19 en las plantillas de los medios de comunicación, Jiménez ratificó la importancia de mantener vivo el sector “ahora más que nunca”.

“Los medios de comunicación españoles han llegado muy debilitados en un momento crucial como el que actualmente vivimos”

En el transcurso de sus reflexiones, el periodista explicó que el principal problema del periodismo actual, es la influencia política y económica a la que están siendo sometidos los medios de comunicación desde las altas esferas: “Para empezar, nada de esto estaría ocurriendo si en China la prensa fuera libre” manifestó Jiménez. Y denunció el hecho de que la información que los medios de comunicación han ido publicando a lo largo de estos cuarenta días de confinamiento (casi cincuenta, en la actualidad) ha sido en su mayoría escasa y politizada. “Para poder sobrevivir, muchos medios de comunicación han de depender de favores del poder político y económico” se lamentó, lo que, en su opinión, trae consigo un tratamiento informativo partidista, azul o rojo, que desorienta al ciudadano de a pie.

En España esa situación es más complicada porque la sociedad española cuenta con un “componente emocional” que dificulta -aún más- la puesta en práctica de un periodismo imparcial y puramente informativo. La audiencia a día de hoy no hace el esfuerzo por comprobar si un hecho es verdad porque “no quieren información incómoda” viéndonos abocados a una sociedad que únicamente está dispuesta a compartir contenidos informativos si estos coinciden con sus ideas. El periodista expuso que en este sentido que, si la causa es buena, lo de menos son los medios y ha asegurado que “a quienes tienen más miedo, los medios de comunicación, es a sus propios lectores”. El antiguo corresponsal también tuvo momentos para la reflexión en torno al nivel, preparación e idoneidad de los dirigentes españoles denunciando su escasa preparación para la gestión pública, al tiempo que hizo un llamamiento para que, por una vez, se actúe “sin banderas, pensando en el bien común”.

“A quienes tienen más miedo, los medios de comunicación, es a sus propios lectores”

Finalmente, David Jiménez insistió en que hoy en día se está librando una batalla informativa donde, “la mentira está ganando a la verdad por lo que necesitamos un periodismo fuerte y honesto para recuperar un terreno que se está perdiendo” denunció. La propuesta del profesional pasa por construir redacciones que tengan la capacidad de frenar los bulos que se emiten desde el ámbito político y social para hacer prevalecer la verdad por encima de la manipulación, las ideas y las propias convicciones. Tal y como explicó Jiménez es necesario educar a la gente en la importancia de la información rigurosa: “Entre todos podemos mejorar no sólo el país, sino también el periodismo”.

Para poder ver completo este encuentro PINCHA AQUÍ