Miguel Ángel Font: “El mundo actual te permite desarrollar grandes cosas”

José Ramón Alba /1º Periodismo

Con la creatividad por las venas, así se muestra Miguel Ángel Font, antiguo alumno de Comunicación Audiovisual en la CEU-UCH. Font confiesa que en la adolescencia no sabía si tocar el violín o hacer cine. Sin darse cuenta, el día a día le llevó tras la cámara. Afirma que su paso por la Universidad le ayudó a definirse y agradece los consejos de aquellos que le animaron a presentarse a concursos o certámentes audiovisuales como PROYECTA. En 2011 lo ganó, y desde ahí, afirma que se ha lanzado a otros como ‘La Jolla’ (también fue en 2011), ‘Fantástik’ o el ‘Fashion Film Festival’.
Ahora, en su último cortometraje, innova. Con ‘Xmile’ ha ido más allá haciendo accesible su obra a personas con discapacidad visual y auditiva. Ha traspasado las tres dimensiones al añadir un nuevo sentido a la experiencia de “ver” una película, olerla. Este proyecto es el primero en Europa que incorpora el sentido del olor en sus proyecciones a través de la tecnología de Olorama Technology.

Cartel del cortometraje ‘Xmile’. / Foto: CEU

Pregunta. ‘Llagas’, ‘Sinnside’ o ‘3 Wise Monkeys’ son algunas de sus obras. ¿Cómo valora los trabajos realizados?

Respuesta. A mí me encanta la ficción pura y dura desde siempre, sobre todo el terror, por eso las hacía. Además, me sirvió como escuela, porque iba juntando el terror con la moda y así buscaba “entretener” a mi voz artística, ya que durante un tiempo creaba para mis clientes y para ir a la Fashion Film.

P. ¿Cómo se pasa de obras de estas características a una obra tan rompedora como ‘Xmile’?

R. Yo me iba guardando todo lo que generábamos, porque sabía y quería que podría pasar algo más grande. La idea era hacer una historia fantástica, pero no de terror. La naturaleza del corto debía incluir más de un sentido. Y por ello ha sido el primer proyecto europeo en hacerlo. Por ello se plantea como innovador.

P. ‘Xmile’, ha traspasado las fronteras nacionales. ¿Lo esperaba cuando comenzó?

R. Al proyecto le ha costado empezar a gatear solo, pero ahora va por buen camino. La reacción de la gente al verlo y la difusión que se le está dando es genial, pero no hay que estancarse y dejar de hacer otras cosas.

P. ¿Contó con ayuda para su realización?

R. Sí. Conté con la ayuda de colectivos a los que me acerqué para entender un poco mejor su situación, para hacer un corto de usuarios, por usuarios y para usuarios, sin ‘crowfounding’ y sin ánimo de lucro, con ayuda de los intérpretes que me ayudaban a mí y al equipo a traducir. Pudiendo hacer partícipe a más gente, aprendiendo en el proceso a parte de promover una idea que nadie más hacía.

Miguel Ángel Font durante la filmación del cortometraje ‘Xmile’. / Foto: CEU

P. ¿Qué se siente tras comprobar que es un cortometraje realmente accesible para todos?

R. Satisfacción. Además, se percibe la alegría de los asistentes. Muchos no habían podido ir al cine en su vida por falta de recursos. Te anima a hablar del proyecto y a mostrar a la gente que también es posible ver películas con los ojos cerrados.

 

 

P. ¿Cree que la sociedad está solidarizada con las personas que padecen alguna discapacidad?

R. Hay muchos proyectos de discapacidad que no son accesibles, porque se hacen con los recursos habituales para gente sin deficiencias, para hacerlo bien hay que usar otros recursos, como el audiovisual. Con él se pueden hacer cosas para todos, mandar mensajes que lleguen al mayor número de personas posibles y el mundo del cine tiene el nivel además del talento para unir todas las capacidades. Otra cosa es hacerlo. El audiovisual sirve para todo, te puede llevar a empatizar y dar a conocer una idea a más gente, pero hay gente que cree y gente que no. Todo lo puedes aprender pero nadie tiene tu estilo. Eso es lo que diferencia a unas personas de otras, pero también nos diferencia de las máquinas.

P. ¿Qué otros proyectos tiene en mente?

R. Ahora estoy centrado en los trabajos que me piden mis clientes y en la promoción de ‘Xmile’. Hay una versión en largometraje de la obra, pero de momento y a corto plazo, no me planteo ponerla en marcha

P. Aprovechando el 25 Aniversario de la titulación de Comunicación Audiovisual en la CEU-UCH. ¿Qué consejos le daría a los jóvenes estudiantes para que no tuvieran miedo a crear su propio camino?

R. Que esto no es sólo trabajar y coger el dinero, sino vivirlo, así es como más te expandes. Para mí el audiovisual es el medio por el cuál más entiendo y comprendo al espectador. Sin corazón, ganas y pasión no vas a ningún lado; por mejorar tu economía no te lanzas a un proyecto de largo tiempo de desarrollo, porque no aguantas. Y por falta de material no puedes decir que no puedes, porque en el mundo actual tenemos muchas facilidades para desarrollar cosas grandes.

 

El SENADO se interesa por ‘Xmile’

Un cortometraje accesible a través de los cinco sentidos, o una nueva forma de entender la accesibilidad en el cine. Eso es ‘Xmile’, obra del antiguo alumno de Comunicación Audiovisual de la CEU-UCH, Miguel Ángel Font.
Font, fue invitado por la Comisión de Cultura del Senado para explicar su propuesta. Una apuesta por la accesibilidad, elogiada por todos los grupos con representación en la cámara alta, y que está siendo objeto de estudio por parte del Grupo de Investigación en Comunicación y Discapacidad (GIDYC) del CEU-UCH, que lidera el profesor Josep Solves.
El olor, el tacto y el gusto forman parte de la “experiencia sensorial” de ‘Xmile’, el primer cortometraje de imagen real diseñado no sólo para verse y escucharse. La tecnología desarrollada por Olorama Technology permite incorporar los olores a la proyección. La experiencia a través del tacto se realiza mediante una muestra del vestuario del diseñador Fidel David y de diversos objetos que aparecen en el corto, incluidos los desarrollados con impresoras en 3D por el equipo de efectos especiales, que pueden ser manipulados por los espectadores. Por último, la proyección incluye una degustación de algunas bebidas que aparecen en el cortometraje, combinando los sentidos del gusto y el olfato del espectador.
Tras la proyección de la película en los cines Lys de València, se culminó la fase de recogida de datos para un estudio desarrollado por el Grupo de Investigación en Comunicación y Discapacidad (GIDYC) de la Universidad CEU Cardenal Herrera a través de cuestionarios, en los que ya han participado 120 personas, algunas con discapacidades sensoriales, fundamentalmente ceguera, sordera y sordoceguera.
El preestreno de XMILE se realizó como acto de clausura dentro de la Muestra de Cine y VIH “De la célula al celuloide”, organizada por la asociación AVACOS-H y la federación CALCSICOVA, en los los cines Lys de Valencia; en una de las pocas salas accesibles que hay en toda España.

Sinopsis
Año 2184, el oxígeno deja de producirse en la Tierra. Para sobrevivir, una multinacional desarrolla las BioApps, implantes que permiten al ser humano adaptarse al Nuevo Orden, al fin de la Naturaleza. Pero aunque en un principio estas aplicaciones se diseñaron para salvarnos, poco a poco se han convertido en herramientas de marketing y ocio, atrapando al ser humano dentro de su propio cuerpo entre colores, hologramas y redes sociales, transformando a las personas en robots deshumanizados.
Dentro de esta sociedad, ¿cuánto pagarías por una sonrisa auténtica? Esa es la pregunta que deben responder.

Noticias Relacionadas

No están permitidos los comentarios

Universidad CEU Cardenal Herrera
Universidad CEU Cardenal Herrera

Universidad CEU Cardenal Herrera