Diego Urdiales: “La torería refleja el ser y estar del torero”

Jaime Rocg / 2º Periodismo

Entender el misterio del toreo como un arte único está destinado a los hombres con sensibilidad. Diego Urdiales es un ejemplo de a dónde se puede llegar a base de trabajo y constancia. Personalidad y distinción. Virtudes que cotizan alto en el mundo del arte. Destila aroma del pasado con un presente feliz y un futuro que ilusiona. Comprometido y motivado. Directo y transparente. Habla como torea. Pausado y puro. Riojano de Arnedo, hombre maduro y artista consumado, fundido en los moldes de lo perenne por fundamental. Bilbao lo encumbró y Logroño ratificó el extraordinario momento que atraviesa.

Pregunta. ¿Siente que está en la élite?

Respuesta. Estoy feliz, ha sido el año más importante de mi carrera. He estado en ferias buenas y en carteles rematados. No me gusta hablar de números porque creo que no soy un torero de estadísticas.

P. ¿Qué hizo aquella noche en Bilbao después de cortar las dos orejas?

R. Estuve con la gente que me rodea y que me quiere. Me alimentó el alma y me aportó libertad interior y tranquilidad de cara al futuro, porque encontré la respuesta a tanto esfuerzo y a tanto sacrificio. Sentí el toreo de verdad.

P. Habla de plenitud y de tranquilidad ¿son sinónimo de madurez?

R. El paso del tiempo hace que la madurez vaya creciendo y los conocimientos sobre el toro aumenten.

P. ¿Qué significó la tarde de Logroño protagonizada por los toros de Fuente Ymbro?

R. Representó una confirmación de lo proyectado durante la temporada.

P. Trabajó como pintor de casas y en la industria del calzado, ¿qué le animó a seguir en el toreo en aquellos tiempos tan difíciles?

R. La ilusión por torear nunca la perdí. No tenía ni tentaderos y cuando entrenaba y cogía un capote o una muleta sentía una fuerza interior arrebatadora .

R. ¿Qué es torear?

P. Torear es fundamentalmente dominar a un toro. Imponer en la embestida la velocidad que quiere el torero, además de crear y expresar lo que se siente dentro. Mi deseo es torear a menor velocidad de la que el toro quiere imponer.

P. ¿La velocidad que quiere se impone gracias al temple?

R. Sí, para reducir la velocidad hay que someter, que se consigue gracias al dominio de los trastos y la colocación. Templar es fundamental para conducir la embestida a la velocidad que se quiera imponer, consiguiendo que el toro siga los engaños a una distancia exacta para que no llegue a tocarlos.

P. ¿Por qué el toreo es un arte?

R. Es un arte único porque se crean momentos en una faena que son imposibles de repetir. Además es una de las artes más reconocidas por pintores, escritores, escultores, músicos y grandes artistas.

P. ¿Qué hay que tener para torear bien?

R. Muchísimas cosas además de valor. Principalmente hay que tener la voluntad de torear bien y, también, hay que indagar para encontrar ese toreo. No es nada fácil por cómo lo percibe el que lo ve y la dificultad del que lo crea.

P. ¿Cuánto le ha costado buscar su toreo?

R. Cada día busco un toreo que creo que hay más allá porque es lo que me llena. El toreo es muy profundo y tiene una cantidad de formas de interpretar y de sentir que busco para mejorar cada matiz, todo basado en un sentimiento interior. No me conformo con ser buen torero, quiero ser figura del toreo.

P. ¿Cuál es el objetivo de lo que dice?

R. Poder sacar fuera lo que siento dentro de mi ser para expresarlo delante del toro. Llegar a conseguir eso es muy difícil. Por eso hoy en día funcionan tan pocos toreros de calidad.

P. ¿Es lo mismo un torero clásico que un torero artista?

R. Sí, los dos están basados en los mismo cimientos. Puede haber una sutil diferencia porque el torero artista es más barroco y el torero clásico busca esa naturalidad especial que le caracteriza y le diferencia. Lo que intento expresar delante del toro no lo puedo explicar con palabras.

P. ¿Qué diferencia a la pureza de lo demás?

R. La pureza es la entrega del cuerpo de forma natural, apoyándolo sobre los talones el mayor tiempo posible. La diferencia es que hay mayor verdad en todo lo que se realiza delante del toro.

P. ¿Qué es la torería?

R. La forma que cada torero tiene de manifestar y exteriorizar el sentimiento taurino. La torería refleja el ser y estar del torero.

P. Curro Romero es un confeso admirador suyo, ¿qué siente?

R. Es impagable que un genio como Curro esté sentado en un tendido emocionándose con mi toreo. Mi primer maestro fue sevillano, Rafael Guerrero, y siempre me inculcó el toreo de Rafael de Paula y de Curro Romero.

P. ¿Cree que se parece a él?

R. Yo me parezco a mí porque es lo que quiero. Para torear hay que sentir y cuando uno siente, no se parece a nadie. Curro Romero y Rafael de Paula han sido dos fuentes que han inspirado el camino en mi toreo.

P. ¿Cómo es el toro de Diego Urdiales?

R. Para torear bien se necesita un toro que embista bien, con clase. Me gusta que los toros tengan entrega.

Noticias Relacionadas

No están permitidos los comentarios

Universidad CEU Cardenal Herrera
Universidad CEU Cardenal Herrera

Universidad CEU Cardenal Herrera