Rosa Rodríguez: «Gracias a ‘El Rotativo’ tuve la oportunidad de entrevistar a muchas personalidades»

0
833

Cristian Suñer / 2º Periodismo

Reside en Cataluña, aunque nació en Valencia. Rosa Rodríguez estudió Periodismo en la UCH-CEU donde obtuvo el premio extraordinario de fin de carrera y el premio Ángel Herrera al mejor expediente académico. Actualmente trabaja en la delegación de Antena 3 Noticias en Cataluña tras pasar por otros medios como Europapress o RNE. Con 15 años descubrió el T’ai Chi, una práctica fundamental en su vida que compagina con su ajetreado trabajo. A sus 31 años recibe el premio como Periodista Revelación en la séptima edición de los Premios Periodísticos Comunidad Valenciana que cada año otorgan el sindicato CSI·F con la colaboración de Grupo Ribera Salud y Uniteco Seguros.

Pregunta. ¿Por qué Periodismo?

Respuesta. Estudié periodismo por vocación. Desde muy pequeña me ha interesado aprender, conocer y cuestionarme todo lo que sucede a nuestro alrededor. Escuchaba muchísimo la radio y jugaba a contar noticias en casa, entrevistar a la familia, relatar hechos… Poco a poco me fui dando cuenta de que me apasionaba este oficio.

P. Cuéntenos cómo fueron sus años en la Universidad…

R. Fueron años de muchísima ilusión y ganas de aprender. Estudiaba y trabajaba eventualmente como acomodadora de sala en el Palau de la Música de Valencia para ganar un poco de dinero con el que cubrir mis gastos. Sobre prácticas, al principio ayudaba en un fanzine, en radios y televisiones locales, como la de Mislata. También comencé a escribir colaboraciones para este periódico, El Rotativo.

P. ¿Qué recuerda de su etapa en el Rotativo?

R. Guardo recuerdos muy interesantes porque estuve viviendo la creación de la primera redacción del periódico. Como estudiante, en mi caso, supuso un impulso de motivación formar parte de un proyecto periodístico que arrancaba de cero. Me aportó formación y experiencia en la etapa universitaria. Gracias a El Rotativo tuve la oportunidad de entrevistar a varias víctimas del terrorismo de ETA, al científico Manuel Elkin Patarroyo, al periodista (entonces presidente de la Fape) Fernando González Urbaneja… También pude desarrollar temas propios a pie de calle como escribir en un reportaje sobre el trabajo del servicio de urgencias de La Fe viviendo una jornada de guardia con un equipo médico en ambulancia.

P. ¿Cómo es la jornada laboral de Rosa Rodríguez como reportera de Antena 3?

R. La jornada laboral del reportero de informativos es imprevisible porque está ligada a la actualidad del día. Nuestro horario se organiza en función de las coberturas teniendo en cuenta las previsiones de ‘agenda política’, seguimiento de temas propios y la cuota de hechos de urgencia o última hora que surgen diariamente y de las dos ediciones principales de las Noticias: a las 15 y a las 21 horas. Entre semana habitualmente mi turno es de 11 a 21 horas y en fin de semana es intensivo, de 9 a 21 horas. En cualquier caso, siempre que la noticia siga en marcha, aunque haya finalizado el informativo, continuamos trabajando en ella hasta la hora que sea necesaria.

P. ¿Qué le gusta hacer en el tiempo libre?

R. Me encanta leer, caminar por la playa, practicar T’ai Chi, ir al cine y devorar buenas series de televisión, especialmente las relacionadas con la política. Y sobre todo trato de aprovechar el poco tiempo libre para estar con mi familia y mis amigos.

P. “Los periodistas son adictos de la actualidad”. ¿se identifica con esta afirmación?

R. Para mí como periodista es una necesidad conocer las claves de lo que transcurre a nuestro alrededor. No obstante considero que hay que mantener una actitud crítica ante todos los ‘inputs’ que recibimos porque en el mundo hiperconectado de hoy a veces se confunde cantidad con calidad. Por eso, es nuestro deber estar bien informados para ejercer nuestro trabajo con responsabilidad.

P. Dicen que el Periodismo está muy mal. ¿Esta afirmación ya la vivió usted en sus años de carrera?

R. En mis años de estudiante también escuché expresiones similares. Esta última crisis económica ha golpeado duramente al periodismo. La precariedad laboral es alarmante y pone en riesgo la independencia de las redacciones. Los estudiantes tenéis que saber que este oficio atraviesa por un periodo de dificultades para reivindicar contratos de trabajo dignos. Con conocimiento de causa sé que es muy difícil, pero os animo a ser fuertes y optimistas. Vosotros sois la esperanza para que esta profesión siga siendo la que garantiza el derecho a la información de la sociedad para que los ciudadanos sean más libres al tomar sus decisiones.

P. ¿Qué ha significado para usted recibir este premio?

R.Me siento muy afortunada de que me hayan concedido este reconocimiento. Es un gran honor y una responsabilidad enorme porque se trata de un premio que vota un jurado formado íntegramente por periodistas de larga y reconocida trayectoria. Estoy muy agradecida a todos ellos por regalarme una distinción tan especial y, por supuesto, a los organizadores del certamen por crear y mantener unos galardones por y para periodistas.

P. ¿Qué consejo le daría a estudiantes de Periodismo?

R. Que continuéis con esa ilusión que os trajo hasta aquí, la de la vocación. También que, cuanto antes, tratéis de compaginar los estudios con las prácticas profesionales. Y que ante todo mantengáis la curiosidad y el espíritu crítico teniendo siempre presente la enorme responsabilidad que es informar.

P. ¿Qué hay que tener para ser un buen periodista?

R. Esta pregunta te la deberían responder los grandes maestros del oficio… En mi opinión no creo que haya patrones establecidos porque lo realmente importante es que llegue bien el mensaje, más allá de quién sea el mensajero. Siempre he considerado que la clave del buen profesional está en su credibilidad construida a base de la veracidad, la honestidad y la autenticidad de su trayectoria. Desde mi punto de vista, la esencia fundamental de nuestro trabajo es el servicio público.