La prevención como clave para acabar con las adicciones

0
1061

El centro valenciano de solidaridad Proyecto Hombre ha ofrecido hoy su memoria anual de 2012. En ellas destacan las más de 3.000 personas atendidas y la falta de recursos por los impagos de la Conselleria de Sanitat.

Mª de la Concepción Guillem y Juan Manuel Ferrer durante la presentación. / Foto: T. D.
Mª de la Concepción Guillem y Juan Manuel Ferrer durante la presentación. / Foto: T. D.

“Nos preocupa la importancia de la prevención, pero para ello necesitamos recursos médicos y económicos”. De este modo ha expresado José Manuel Ferrer, director técnico de Proyecto Hombre Valencia, el caballo de batalla que desde la organización perciben en la sociedad. Y es que la normalización del consumo de drogas como el tabaco, el alcohol o el cannabis (solo un 0,2% de la sociedad lo considera una preocupación), es uno de los graves problemas que existen actualmente, lo que lleva a los jóvenes a iniciar un consumo de estas sustancias a una edad más temprana.

Pero no solo los jóvenes son los que preocupan en el consumo de sustancias adictivas, el perfil de los que solicitan ayuda a la Fundación Arzobispo Miguel Roca- Proyecto Hombre es muy variado. “Siempre se asocia a las personas atendidas por Proyecto Hombre con la marginalidad y la falta de estudios, pero no suele ser así”, comenta el director técnico de la Fundación. De este modo, un 62% de los usuarios han cursado estudios obligatorios y que un 44% no tiene problemas judiciales. No obstante, sí que es destacable el índice de paro entre los usuarios, que asciende a un 65%. Esto, según Ferrer, se debe a que el consumo actual de drogas quizá ya no sea tanto para el ocio sino para “tratar la ansiedad»: «No ha bajado el consumo pero sí la motivación”.

Falta de recursos

Con todo esto, Mª de la Concepción Guillén, presidenta delegada de la Fundación, afirma que preocupa mucho “la gestión pública de la drogodependencia” ya que existe una enorme falta de recursos. Tanto es así que la cifra que la Administración Pública valenciana adeuda a la Fundación asciende a 500.000 euros de 2012 para un centro que tiene asignado un millón y medio de euros anuales de presupuesto. Por su parte, las donaciones han experimentado una bajada del 25% mientras que los socios han aumentado gracias a las campañas realizadas desde la Fundación.

La falta de financiación se une a la crisis económica que todo lo abraza, ya que desde 2008 se ha registrado un 7% de bajada de peticiones de asistencia. «Muchos drogodependientes no acceden actualmente al programa porque priorizan trabajar o buscar trabajo dado la situación económica”, sostiene Ferrer.

Nuevas adicciones

Y no solo son los estupefacientes los que crean adicción, las nuevas tecnologías también son causa de peligrosas adicciones. “Hay casos de adicciones tecnológicas que no tratamos per se, pero no hay mucha motivación para el cambio”, apostilla Ferrer a la vez que añade que el perfil de estos adictos es “muy joven” y que se ha doblado el número de personas desde 2008. Los juegos online, las aplicaciones móviles como el WhatsApp o las sustancias sintéticas que se pueden obtener a través de Internet constituyen unas nuevas adicciones que se suman a otras más tradicionales que siguen sin parecer un grave problema a ojos de la sociedad española.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí