Issol Mayans: “El judo es muy EXIGENTE y se decide por los pequeños detalles”

0
746

El estudiante de Odontología de la Universidad CEU Cardenal Herrera ha logrado una medalla de bronce en el Campeonato de España Júnior y ha sido varias veces campeón autonómico

Issol, durante un combate / Foto: Issol Mayans
Issol, durante un combate / Foto: Issol Mayans

Cinco minutos a reloj parado es el tiempo que tiene el judoca para imponerse a su adversario. El judo es un deporte fundado por el maestro japonés Jigorô Kanô en el que los “pequeños detalles son decisivos”. Así lo asegura Issol Mayans García, estudiante de primero de Odontología en la Universidad CEU Cardenal Herrera y medalla de bronce en el campeonato de España Junior. Mayans (20-11-1990) lleva practicando este deporte olímpico desde los tres años y ahora mismo se encuentra en su último año de sub-23 en la modalidad de los 66 kilos. Además del bronce conseguido en el campeonato de España Junior, Mayans subió a lo más alto del cajón hasta ocho veces en los campeonatos autonómicos de las Islas Baleares.

Pregunta. Asegura que el judo es un deporte que se decide por pequeños detalles. ¿Cómo gestiona su mente durante los combates?
Respuesta. Sólo pienso en ganar. El combate dura cinco minutos a tiempo parado y si no tienes las cosas claras, el adversario se te puede imponer fácilmente. Las victorias y las derrotas en el judo se deciden por detalles muy pequeños y, por eso, durante los combates, debes abstraerte de todo lo que te rodea y centrarte en los movimientos de tu contrincante. En mi último torneo internacional, el Ciudad de Barcelona, que se disputó en enero, perdí en la lucha por el bronce por un mínimo despiste. Los pasos en falsos se pagan muy caros en este deporte.
P. La exigencia también se traslada al aspecto físico. ¿Cómo lleva el tema del peso?
R. Las semanas anteriores a los campeonatos llevo un control prácticamente diario de mi peso. Compito en la modalidad de los 66 kilos y, por tanto, no puedo pasarme ni un solo gramo en la báscula. No es una obsesión, pero sé que debo cumplir para poder competir. En este sentido, varias veces me ha tocado perder peso el mismo día del certamen. Una de las veces superaba mi peso en 150 gramos y me tocó ponerme a correr para eliminarlos.
P. Qué situación más curiosa…
R. De hecho, yo he visto a judocas perder más de un kilo para poder competir. Nosotros tenemos 30 minutos después de la primera revisión en la báscula para aligerar nuestro cuerpo y cuadrarlo en peso dentro de nuestra categoría.

Una competición difícil
P. El tercer puesto en el campeonato de España Junior lo consiguió hace cuatro años. Desde entonces no ha vuelto a subir al pódium, ¿qué ha sucedido?
R. Después de conseguir ese premio, he participado en competiciones internacionales como la de Cohimbra (7º puesto) o la de Ciudad de Barcelona (5º puesto) en las que el nivel de los judocas es muy alto. Compites contra deportistas de otros países y el nivel de exigencia no es el mismo que en los certámenes autonómicos o nacionales. Aun así, estoy satisfecho con mis resultados y espero seguir mejorando en las próximas citas.
P. Hablando de próximas citas, los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro son dentro de tres años. ¿Se ve en ellos?
R. No me planteo, de momento, esa cita (risas). Estar en unos Juegos Olímpicos es algo dificilísimo que sólo se puede conseguir con un trabajo constante y con unos buenos resultados. Yo no pienso nunca, hablando de judo, a largo plazo. Seguiré trabajando por sacar lo mejor de mí mismo en cada combate y seguiré esforzándome para que las conclusiones siempre sean positivas.

“Solo dos o tres luchadores en España tienen un rendimiento de nivel internacional”

P. ¿Cuál es el nivel del judo en España?
R. Sinceramente, bastante pobre. Sólo hay dos o tres luchadores a nivel nacional con un rendimiento aceptable que pueden dar la cara en certámenes internacionales y competir contra deportistas del resto del mundo.
P. ¿A qué cree que se debe esto?
R. El judo es un deporte difícil de entender para aquella persona que no lo practica y que lo observa desde fuera porque, entre otras cosas, visualmente no ofrece el mismo espectáculo que otros deportes más populares en España como el fútbol. Sin embargo, te puedo asegurar que todo el mundo que lo prueba al menos una vez queda gratamente sorprendido y, normalmente, se anima a repetir la experiencia. El judo es una modalidad deportiva especial y, de hecho, para el Comité Olímpico Internacional es el deporte más completo no sólo a nivel físico, sino también a nivel moral; el COI asegura que el judo promueve valores como el respeto y el compañerismo.

Issol Mayans, en una de las aulas de la Facultad de Odontología con sus compañeros / Foto: Pablo Ortega.
Issol Mayans, en una de las aulas de la Facultad de Odontología con sus compañeros / Foto: Pablo Ortega.

Deporte y estudios
P. ¿Cómo se organiza para sacar adelante la carrera de Odontología en la Universidad CEU Cardenal Herrera entrenando los cinco días de la semana?
R. Tengo tiempo para todo. Yo entreno, como bien dices, de lunes a viernes, pero lo hago a última hora de la tarde, con lo que antes tengo suficiente tiempo para hacer los trabajos de clase. La clave radica en la organización. Si eso lo tienes claro, no existen problemas de incompatibilidad. Además, los profesores son bastante comprensivos en este sentido.
P. Entrenamientos, competiciones de judo, deberes y exámenes, ¿le queda tiempo para salir con los amigos?
R. Por supuesto (risas). Además, es algo necesario para salir de la rutina. Siempre hago un hueco para salir a tomar algo con ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here