El contacto con distintas culturas, un factor que contribuye al éxito

0
1386
Alumnos del IP Ecommotive en la Universidad CEU Cardenal Herrera.
Alumnos del IP Ecommotive en la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Los programas internacionales se han consolidado estos últimos años como una de las actividades más interesantes de la Facultad de Comunicación

Puede que los alumnos de las titulaciones de Comunicación crean que irse de Erasmus durante la carrera es algo complicado por las convalidaciones con otras universidades y por tener que cursar durante unos meses asignaturas en una lengua distinta; nada más lejos de la realidad. Sin embargo, para los que no se atrevan con esta aventura y quieran adquirir la experiencia de poder trabajar con gente de otros países, la Universidad CEU Cardenal Herrera lleva desde el año 2003 ofreciendo programas internacionales (International Programs, IP) donde los alumnos pueden disfrutar de una experiencia Erasmus de corta duración. “El IP se encuentra amparado bajo el paraguas Erasmus y está subvencionado por la Unión Europea que ayuda a determinadas universidades”, cuenta Chari García, una de las coordinadoras del IP Ecommotive que se celebró el mes de marzo en la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Acceder a los IP

Los programas internacionales pertenecen a una asignatura optativa de 4º de Grado en las titulaciones de Comunicación que se llama Comunicación en entornos internacionales, en la que el requisito principal es el dominio del inglés. “Es muy importante ser capaz de hablar el idioma porque se trabaja en un grupos mixtos con otros alumnos y tienen que ser capaces de comunicarse”, comenta García.

Una vez superada esa prueba de inglés, los alumnos seleccionados (el número depende de cada IP) trabajan durante varios meses en un proyecto que presentarán ante sus compañeros internacionales. “Cada equipo hacía un briefing (desarrollo de ideas que tienen que aparecer en un proyecto) de una marca de su país y lo exponía a los compañeros internacionales. En nuestro caso, trabajamos sobre la marca Camper”, relata Berni Mir, alumno participante en el IP EUTA celebrado en Eskisehir, Turquía. Además, continúa contando que, después de ese trabajo inicial, “se hacían equipos mixtos y se trabajaba en el briefing de una de las empresas que cada país había expuesto”.

“Tener dominio del inglés es básico”, comenta la coordinadora del IP Ecomotive

En el caso del IP Ecommotive, el trabajo funcionaba de una manera similar. “En nuestro caso, el tema es la comunicación relativa a la utilización de los llamados green cars o coches ecológicos”, indica la coordinadora del IP que pertenece a la titulación de Publicidad y Relaciones Públicas. “Es un programa de tres años, en el que participamos ocho universidades europeas con ocho alumnos cada una”, cuenta García a la vez que apostilla que cada año “se presentan distintos proyectos a la Unión Europea para comunicar adecuadamente o intentar cambiar los hábitos de los consumidores respecto a este tipo de coches”.

Alumnos del IP EUTA trabajando en el proyecto de breafing en Eskisehir.
Alumnos del IP EUTA trabajando en el proyecto de breafing en Eskisehir.

IP en Periodismo

Así como la titulación de Publicidad cuenta con diversos IP en su programa, titulaciones como Periodismo o Comunicación Audiovisual acaban de subirse a este carro. En el caso de Periodismo, este mes de marzo se ha celebrado un IP de radio en la Universidad Plantijn Hogeschool de Amberes, en Bélgica. “Hace dos años planteamos un proyecto intercultural de radio sobre temática general que Europa no decidió financiar; luego decidimos focalizarlo en periodismo especializado en ecología y medio ambiente y la Unión nos dio luz verde”, explica Cristina Rodríguez, coordinadora del IP Europe on Air relativo a la titulación de Periodismo. Este programa, que ha empezado este curso, es prorrogable por tres años. “El año que viene, si sigue, el IP se desarrollará en Suecia y tratará sobre innovación”, apostilla Rodríguez sobre la continuidad del proyecto.

“ Debería fomentarse más este tipo de programas”, afirma un alumno

En este sentido, José Martínez, vicedecano de Publicidad y coordinador del IP de EUTA, destaca que, en lo referente a esta titulación, los IP están muy bien desarrollados: “No tenemos mucho más margen de crecimiento porque ofertamos 16 plazas y el límite, debido al nivel de inglés, estaría en 20, por lo que estamos bastante cerca”. Sin embargo, sí que afirma que en otras titulaciones, como Periodismo o Comunicación Audiovisual “todavía queda mucho que hacer”. “Que se haya empezado este año un IP de radio es buena señal, vamos poco a poco”, opina.

Alumnos del IP Ecommotive durante una de las charlas celebrada en la Universidad CEU Cardenal Herrera.
Alumnos del IP Ecommotive durante una de las charlas celebrada en la Universidad CEU Cardenal Herrera.

La visión de los alumnos

José Ángel Cuadrado, alumno de la titulación de Periodismo que ha participado en el proyecto Europe on Air, destaca que debería “fomentarse más este tipo de actividades que promueven la internacionalización, ya que es una muy buena experiencia en la que se aprende mucho en todos los sentidos”. Por ello defiende que la Universidad CEU Cardenal Herrera y la Unión Europea “deberían poder ofrecer estas iniciativas a más alumnos que lo deseen”.

Por su parte, Álvaro Boo, alumno de Publicidad y participante en el IP Ecommotive, afirma que deberían existir más programas de este tipo: “El problema es que mucha gente tiene el impedimento del inglés, y si no se conoce la lengua, no se puede trabajar en un proyecto de estas características”. No obstante, Cuadrado añade que la Universidad “hace muy bien al apostar por el inglés ofreciendo cursos gratuitos”. De la misma opinión es Mir, quien, además, destaca que es una iniciativa interesante para los alumnos de doble titulación que no tienen tiempo para irse de Erasmus.

Trabajo en equipos internacionales

Las diferencias culturales, en muchas ocasiones, resultan un impedimento para llegar a un acuerdo en grupos de trabajo mixtos, pero en esas diferencias reside uno de los retos de estos programas. “A veces las diferencias que existen entre las distintas culturas pueden llevar a algún problema a la hora de trabajar”, cuenta el alumno Álvaro Boo a la vez que afirma que se soluciona rápido: “Al fin y al cabo, cada día estamos más acostumbrados a tratar con gente Erasmus y las diferencias van haciéndose más pequeñas”.

Por su parte, el alumno José Ángel Cuadrado comenta que el hecho de que los modelos radiofónicos europeos sean tan diferentes ha condicionado la manera de producir el producto final. “He aprendido a trabajar de otra forma en radio porque, por ejemplo, en Suecia o Bélgica, tienen un modelo mucho más basado en la música y no en la palabra, como en España”, afirma el alumno a la vez que comenta que lo interesante ha sido “hacer un mix de esos dos modelos, el de la música y el de la palabra”.

En este sentido, Berni Mir apostilla que es muy gratificante. “Me cambió tanto profesionalmente como personalmente, porque durante dos semanas estás intentando entenderte con gente que no conoces en un idioma que no es el tuyo”, asevera el alumno participante en el IP de EUTA al mismo tiempo que asegura haber cambiado mucho su visión hacia Turquía: “Me di cuenta de que muchos de los estereotipos que tenemos hacia este país están muy equivocados; mereció mucho la pena ir”.

El futuro de la comunicación pasa por la internacionalización

Dos alumnos internacionales durante la realización de un programa de radio en el IP Europe on Air.
Dos alumnos internacionales durante la realización de un programa de radio en el IP Europe on Air.

La movilidad entre profesionales de distintos países ha ido aumentando con los años y la necesidad de dominar la lengua inglesa se hace patente para poder acceder a cualquier puesto de trabajo en todos los campos de la comunicación. Por ello, los IP que se ofertan desde la Universidad constituyen un buen ejercicio de preparación de cara al futuro. “Muchos de los alumnos están obsesionados con aprobar y no se centran en aprender, y este tipo de proyectos resultan muy atractivos porque implican salir fuera”, comenta Cristina Rodríguez a la vez que destaca que el hecho de hacer un proyecto práctico “es muy importante en el campo de la comunicación y, además, el hecho de hacerlo en otro idioma es un punto importante para moverse por Europa más adelante”.

Por otro lado, José Martínez destaca que, en el caso de los alumnos de Publicidad de la Universidad que cursan el cuarto año, “ya no hay mucho que aprender”. Afirma esto porque asegura que los participantes en estos IP “están muy bien preparados y en lo estrictamente formativo no es muy provechoso, pero se aprende mucho de la convivencia y en el aspecto cultural”.

Además, Chari García considera que la experiencia en el IP Ecommotive, donde se juntan alumnos tanto de titulaciones de comunicación como de ingeniería, ha sido magnifica para los estudiantes: “La transferencia de conocimientos entre alumnos que trabajan de distintas maneras es muy enriquecedora para ellos”.

En el caso del proyecto Europe on Air, la internacionalización juega un papel más que importante, ya que la idea de los profesores que lo llevan a cabo pasa por la creación de una red europea de radios universitarias. “Trabajar en otro idioma y sobre un tema especializado es lo que hacemos los periodistas continuamente, por eso esta iniciativa es muy positiva”, asevera Rodríguez a la vez que destaca lo importante que es la movilidad de los profesores para los alumnos.

El equipo de alumnos españoles durante la presentación de su proyecto en el IP Europe on Air en Amberes.
El equipo de alumnos españoles durante la presentación de su proyecto en el IP Europe on Air en Amberes.

Experiencia internacional que vale su peso en oro

Poder participar en un IP significa tener la oportunidad de compartir vivencias y puntos de vista con otros alumnos de diferentes lugares del continente europeo. No es solo aprender a trabajar de una manera más global, o adquirir la capacidad de entender en otro idioma a gente de fuera, sino poder formar parte de algo que acaba siendo un hecho formativo más importante que algunas asignaturas. “Conocer a personas que te aporten muchas más visiones de la vida y de otras culturas es algo muy bueno; incluso si no dominas demasiado el idioma, la experiencia es muy interesante”, apostilla un alumno participante del IP Europe on Air.

Si el programa Erasmus tiene tanta fama es porque la internacionalización acaba convirtiéndose en algo necesario en la sociedad global actual. Así, Álvaro Boo afirma que, al desarrollarse su IP en Valencia le hubiera gustado poder salir fuera para poder conocer y visitar otros lugares. “Estuve de Erasmus durante el primer cuatrimestre y participar en el Ecommotive fue como revivirlo; ya no es solo trabajar con gente de otros países, es hacer actividades en la ciudad, conocerles y aprender de otras culturas”, apostilla el alumno de la titulación de Publicidad.

Por su parte, Berni Mir destaca que, aunque el IP podría parecerse a un Erasmus por su carácter internacional, al ser un programa intensivo de dos semanas en el que se trabaja en un proyecto común, la integración es mayor. “Los Erasmus tienden a juntarse con otros Erasmus españoles; sin embargo, en el IP, como los grupos eran mixtos, te empapas de todas las distintas culturas y no te queda más remedio que hablar en inglés para relacionarte, así que practicas mucho el idioma”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí