El alcalde de Calpe señala las claves para sacar un ayuntamiento de la ruina

La universidad CEU Cardenal Herrera junto al Forum Personas i Societat, organizó la ponencia que, bajo el título, “Cómo gestionar un ayuntamiento en quiebra: el caso Calpe, una nueva forma de gobernar”,  impartió César Sánchez, alcalde del municipio alicantino de Calpe, en el Palacio de la Colomina, sede de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Valencia.

De izda a dcha, Joaquín Marco, presentador del acto, y César Sánchez, alcalde de Calpe. / F. P.

De izda a dcha, Joaquín Marco, presentador del acto, y César Sánchez, alcalde de Calpe. / F. P.

En el acto, Sánchez relató “veinte meses de intensa aventura en los que se han tenido que tomar decisiones muy difíciles”, sobre todo, por los malos cimientos que se habían construido en “épocas anteriores”. Pese al título de la conferencia, el alcalde de Calpe y diputado autonómico del PP, quiso dejar claro desde el inicio que durante su gobierno “no ha habido ningún milagro, solamente sentido común y una aplicación total de la ley”.

César Sánchez fue nombrado alcalde de Calpe en el año 2011 e inmediatamente pasó a acometer un plan de ajuste en casi todas las líneas para los próximos diez años. “El trabajo de mi equipo ha sido de las cosas más importantes, quiero destacar que estoy rodeado de los mejores, que además son gente muy diversa”, indicó Sánchez. La mala situación económica del municipio se remonta al año 2007, cuando se aprobó “un presupuesto irreal en el que los ingresos no llegaron ni a la mitad de lo estipulado debido a la bajada del sector de la construcción”. En enero de 2008, según Sánchez, “lo primero que se hizo fue incumplir la ley porque se prorrogó un presupuesto que no se podía cumplir”. “Quiero pensar que no hubo mala fe, sino que los políticos pensaban que las cosas no irían tan mal”, añade.

Además, en 2007 se pidió un crédito de once millones de euros que se ha empezado a pagar con el nuevo gobierno y que, en palabras del ahora regidor, “está lastrando la marcha de Calpe en la actualidad”. “La filosofía de nuestro programa está siendo austeridad, eficiencia y compromiso y lo primero que hicimos fue aprobar un nuevo presupuesto que pudiéramos cumplir”, explicó. Pese a la dureza de las decisiones tomadas durante este periodo, el diputado destacó que no se ha recortado “un solo euro en política social, al contrario que en el resto de concejalías”.

La situación a día de hoy

La situación a día de hoy es muy distinta a aquel 2011. Se han reducido a la mitad las bajas laborales de los trabajadores del ayuntamiento y los pagos están al día. “El gobierno autonómico confió en nosotros y creo que estamos respondiendo con resultados desde el primer día”, confesó Sánchez. El desgaste, sobre todo, social es visible y el alcalde es consciente de ello, pero “pese a que hayan manifestaciones o perdamos un gran número de votos, nuestra prioridad es dejar una administración mejor que la que cogimos hace dos años”.

Los planes de futuro del ayuntamiento alicantino no desaparecen pese a la dureza de los recortes. “Lo más complicado ha sido acometer reformas y al mismo tiempo tratar de mantener la competitividad porque no nos podemos permitir que los turistas dejen de venir a Calpe”, afirmó Sánchez. Además, la apuesta por la transparencia y contra la corrupción es total en su política: “Pienso que a los que más les duele los casos de corrupción es a los partidos políticos, que una persona robe no quiere decir que toda la agrupación lo haga”.

Noticias Relacionadas

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Resolver: *

Universidad CEU Cardenal Herrera
Universidad CEU Cardenal Herrera

Universidad CEU Cardenal Herrera