Salvador Sanchís: «Mi familia sube conmigo la montaña»

0
184

El montañero valenciano Salvador Sanchis hace un mes que llevó a cabo su viaje a Mendoza (Argentina) para afrontar su nuevo reto, bautizado como «Asalto a las Américas», que le llevará a escalar el pico Aconcagua (6.962 metros). El valenciano, que ya intentó el año pasado hacer esta misma cumbre, quiere volver a intentar el reto junto a su proyecto de superar las 7 cimas, entre las que están las más altas de cada continente y dos de las zonas polares.

Salvador Sanchís tras conquistar el Gran Atlas. / Salvador Sanchís
Salvador Sanchís tras conquistar el Gran Atlas. / Salvador Sanchís

Entre los proyectos de Salvador Sanchís, hay dos campañas solidarias para ayudar a gente. La primera campaña que se impulsó fue  SOS Himalaya, una idea, un impulso, un sueño que tuvo el alpinista Iñaki Ochoa de Olza. Su idea fue tratar de mejorar las vidas de los niños del techo del mundo mediante un orfanato en Katmandú (Nepal), un hospital infantil en el norte de Pakistán y una escuela en Dharamsala (sede del exilio tibetano en la India). Por otra parte, el último proyecto solidaria llevado a cabo por el valenciano, es coronar cada cima pensando en Alba Ojeda García, una niña de 3 años de edad que por una presunta negligencia médica el 9 de Octubre de 2010, entró en una parada cardiorespiratoria cuando visitaba un centro de salud por un constipado. El tema que utiliza Salvador Sanchís en sus expediciones es «Por ti late más fuerte mi corazón».

Pregunta. ¿Cómo empezó en el mundo del alpinismo?

Respuesta. Empecé en los Juniors del colegio haciendo escalada. Poco a poco me fue gustando cada vez más y empecé a hacerlo en montaña. Como decía, he vivido en muchas ciudades y casi todas ellas con montañas y eso me ha facilitado mucho mi passion por la montaña.

P. ¿Qué tipo de preparación realiza para asumir estos proyectos?

R. La preparación física es fundamental. Dedico muchas horas a la semana a prepararme. Salgo de trabajar y me meto en el gimnasio o me marcho a la montaña a correr o escalar y los meses anteriores a intentar una cima la verdad es que son duros.

P. El reto de las Siete Cimas es muy complicado y una decisión difícil ¿Qué le llevo a plantearse este objetivo?

R. Conocí este reto deportivo leyendo desde joven revistas especializadas de alpinismo. Dick Bass, alpinista norteamericano, fue el primero en completar este reto en 1985. Ningún valenciano lo ha intentado y me lo planteé como un reto personal. No soy un alpinista profesional y soy consciente de la dificultad de la aventura.

P. ¿Le apoya su familia en este tipo de decisiones?

R. La ventaja es que mi mujer me conoció en este ‘mundillo’ y me comprende perfectamente y mis hijos lo han ‘mamado’ desde nacimiento. Es duro para ellos y para mi, pero creo que compensa el esfuerzo que hacemos todos. La familia es lo primero en lo que pienso. Mi mujer, mis hijos, mis ayudantes y mis amigos. Todos ellos suben la montaña conmigo y merecen que me deje todo por llegar a la cima. Cuando llego a lo más alto, la sensación es indescriptible. Es una sensación de alegria y de vacío a la vez.

P. ¿Cuál ha sido el momento más especial en toda su carrera como alpinista y como se sintió?

R. Mi mejor momento como alpinista fue cuando coroné el Mont Blanc. Es el techo de Europa y en ese momento sentí de verdad el auténtico espíritu del alpinismo.

Proyecto en Argentina

P. ¿Recibe algún tipo de ayuda para poder seguir en pie con este proyecto?

R. Ayudas de instituciones oficiales no. El Ayuntamiento de Gandía colaboró al principio de la aventura pero esta crisis económica complica este tipo de apoyo institucional. Me financio el proyecto con ayuda de patrocinadores y con dinero de mi bolsillo.

P. Este reto es muy personal como ha comentado varias veces ¿Cómo hace que sea compatible su vida profesional con la personal?

R. Es lo más complicado. Tengo mujer e hijos y les tengo que robar mucho tiempo a ellos, tanto para entrenarme como para completar los retos.

P. ¿Cuáles fueron los principales motivos por los que no consiguió escalar la cima argentina desde un primer intento?

R. La física, fue evidente, pero la más importante fue climatológica. Hubo temporal los dias que teníamos previsto el ataque a la cima y tuvimos que recortar jornadas, adelantar el ascenso. Aclimatar el cuerpo a esa altura es complicado. Además, en la jornada anterior al ataque a cima, me encontré con dos alpinistas americanos que se habían perdido. Iban sin porteadores. Les ayudé a bajar al campamento y me supuso una fatiga extra que el dia del ataque acusé. Un edema pulmonar me dejó a escasos metros de la cima. Una pena.

P. ¿Ha pensado alguna vez en abandonar este reto tan personal?

R. Nunca. El año pasado viví un momento duro, con una decepción importante de una persona de mi entorno. Pero tras un mes de dudas, lo pensé bien y esa decepción me dio más fuerzas para continuar.

P. Además de ser un reto personal en Argentina, es un reto solidario para ayudar a Alba Ojeda García.

R. Conocí a la familia de Alba Ojeda a través de un amigo común y desde ese día me he implicado al máximo en ayudar a la niña a tener una mejor calidad de vida. Son gente humilde, fantástica. Lo que les pasó con Alba puede sucedernos a cualquiera y todo aquello que haga es poco por ellos. Lucimos el logo de la fundación ‘Por ti late más fuerte mi corazón’, la de Alba, en todo nuestro material y a través de mi web www.salvadorsanchis.com realizamos acciones solidarias por Alba. La más importante, una Marcha Transpirenaica que haremos en junio. Todo lo que recaudemos será para Alba.

P. ¿Qué cree que es más importante para aguantar este proyecto, la salud física o la mental?

R. Es una combinación de las dos. Te diría que si estás fuerte, pero a la vez no tienes la cabeza fuerte, jamás llegarás al objetivo. Cuando flaquean las fuerzas en la montaña es la mente la que te lleva a la cima.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *