Un seminario de la CEU-UCH contrapone la democracia de masas y las nuevas propuestas de la democracia deliberativa

0
518

Con el objetivo de abordar el sistema democrático y la participación ciudadana dentro del mismo, la universidad CEU Cardenal Herrera acogió el IV Seminario Interdisciplinar ‘Crisis y revitalización de la ciudadanía: ¿de la democracia de masas a la democracia deliberativa?’.

Eduardo Nolla y Hugo Aznar. / M. H.
Eduardo Nolla y Hugo Aznar. / M. H.

Al frente de este encuentro, el investigador principal del grupo Democracia deliberativa, Comunicación y Ciudadanía de la Facultad de Derecho, Empresa y Ciencias Políticas de la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU-UCH) Hugo Aznar y  el integrante del grupo, Jordi Pérez, y cuyo objetivo ha sido, según Aznar, contraponer la democracia de masas y sus rasgos “tendentes a excluir a los ciudadanos de una implicación directa y efectiva en la vida política” y las nuevas propuestas y realidades de la democracia deliberativa que articulan “vías de participación más activa a través de las nuevas tecnologías”.

En este sentido, el profesor de Teoría Política de la Universidad CEU San Pablo Eduardo Nolla, ha hablado durante su intervención del autor francés Tocqueville, quien definió que el principio básico de la democracia es la libertad, “un valor esencial del sistema democrático cuya dificultad radica en que no se puede definir”. “La democracia implica que los ciudadanos tiene que ser y sentirse libres y tener la capacidad de tomar decisiones por sí mismos independientemente de las decisiones de los poderes políticos”, ha subrayado Nolla.

Las Nuevas Tecnologías y la Democracia

En su turno de palabra, el catedrático de Opinión Pública y Comunicación Política de la Universidad Rey Juan Carlos, Víctor Sampedro, ha negado con rotundidad la interpretación que hace una parte de la sociedad sobre la incidencia negativa de las nuevas tecnologías en la democracia y, en esta línea, ha resaltado que las tecnologías “no significan en ningún caso el fin de la democracia representativa”.

Refrendando esta idea, el profesor titular de Periodismo de la Universitat de València, Guillermo López García, ha destacado que las nuevas tecnologías suponen un instrumento que proporciona “más capacidad al público para dar su opinión y para interactuar con el poder”. López ha aclarado que las tecnologías desarrollan el concepto de democracia “en la medida en que el público es consciente de que dispone de más herramientas para poder participar pero también generan una gran insatisfacción si comprueban que esas herramientas no les permiten ese grado de interacción con el poder”.

Democracia deliberativa

En relación a esta participación, la catedrática de Historia Contemporánea de la Universitat de València Teresa Carnero, ha afirmado que asistimos a crisis de un modelo de democracia que se denomina deliberativa. “Existe un distanciamiento creciente entre las élites políticas y la ciudadanía y los partidos”, ha apuntado. “La calidad de la democracia en España ha perdido puntos por primera vez desde hace 30 años. Si no se revigoriza en términos de oferta de los partidos que gobiernan y de la ciudadanía que exige/demanda, esa calidad yo creo que va a ir reduciéndose”, ha recalcado.

Por su parte, el catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la UNED, Ramón Cotarelo, ha explicado el símil entre la conexión neuronal de un individuo y el comportamiento de la sociedad Red: “El funcionamiento de las multitudes en la Red es como el del sistema nervioso central de las personas porque la Red es un territorio inteligente que no se puede separar del comportamiento real que permite la intervención de una multiplicidad de puntos de vista, de confrontación y de deliberación, en suma, de democracia deliberativa”, ha manifestado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *