La biomasa, una energía que apuesta por el futuro

0
490

La producción eléctrica a partir de residuos naturales o biomasa se configura como un sector tecnológico clave a corto plazo aunque no es impermeable a la crisis. Empresas y ayuntamientos apuestan por esta fuente de energía que ahorra costes y respeta el medio ambiente.

Cuadro explicativo de obtención de biomasa en Matarromera. / Matarromera
Cuadro explicativo de obtención de biomasa en Matarromera. / Matarromera

La biomasa es un combustible de origen biológico, natural, totalmente respetuoso con el medio ambiente que se puede “extraer de residuos, forestales, agrícolas e industriales”, afirma Manuel García, presidente de la Sección Biomasa de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA). Por otra parte, es una de las energías renovables que más ha crecido en los últimos años en España debido, según explica el propio García, a que cada vez más empresas industriales “integran en su proceso productivo la obtención de este tipo de energía”.

Una de las empresas referentes en el campo de la integración de la energía renovable en su proceso industrial son las Bodegas Matarromera. En sus instalaciones se apuesta en gran medida, por la política de energías renovables. Rubén Gallo, gestor del departamento de I+D+i de la bodega explica cómo funciona el proceso: “La biomasa que empleamos está constituida básicamente por sarmientos procedentes de nuestros viñedos. De esta forma aprovechamos los subproductos del proceso productivo”.

Pero no solo las industrias participan en este campo de innovación. Un ejemplo de inversión en energías renovables es el Ayuntamiento de Pamplona, que en los últimos años ha multiplicado sus instalaciones destinadas a generar energía a partir de los residuos naturales. José Julián Zapata, técnico de la Agencia Energética municipal, asegura que los resultados han sido positivos “en las cuatro instalaciones municipales”. En esta misma línea señala que con las instalaciones “podemos ahorrar entre un 50 y un 60% de inversión respecto a otras energías como el gasoil”.

Frenazo de inversión

Tal y como explica el presidente de APPA, “desde hace tres años se están desarrollando unas plantas especiales como “espacios creados única y exclusivamente para generar energía biomasa”. Sin embargo, la crisis también ha afectado a este campo siendo uno de los problemas el frenazo de inversión que “viene produciéndose por la crisis”, indica el gestor de I+D+I de Matamorreras quien afirma: “Se da la paradoja de que, en un país deficitario en energía y con enorme producción de biomasa, prácticamente está creciendo más la exportación que el consumo interno”. En este sentido alude a “la falta de concienciación e incentivación del uso de la biomasa”, sentencia Gallo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *