“Manos Unidas necesita más que nunca voluntarios”

0
669

La delegación valenciana de Manos Unidas renueva ilusiones. Con el nombramiento de Eladio Seco como nuevo presidente, Manos Unidas refuerza su compromiso con los más desfavorecidos a través de los voluntarios, a los que Seco define como “pilar básico” de la organización. A este físico e informático le corresponde dirigir la delegación en tiempos de crisis “sin olvidarnos de los que más sufren”.

Eladio Seco, nuevo presidente de Manos Unidas Valencia. / Manos Unidas
Eladio Seco, nuevo presidente de Manos Unidas Valencia. / Manos Unidas

Pregunta. ¿Cómo ha sido su nombramiento?

Respuesta. Mi nombramiento ha sido como consecuencia de que mi predecesora en el cargo, Isabel Moleres, llevaba seis años en el cargo y según nuestros estatutos, no se puede estar más de ese tiempo en el cargo, por lo que había que renovarlo. Mis compañeros han decidido que yo era la persona adecuada y me eligieron el 16 de octubre por votación. Votan todos los voluntarios que hay en la sede de Valencia. Primero fui elegido y luego tuve la aprobación por parte del arzobispo que es quien al final da el visto bueno al nombramiento.

P. ¿Qué ha significado para usted este nombramiento?

R. Una sorpresa, porque la verdad que no lo esperaba ni lo buscaba, pero ha sido tal el apoyo que me han mostrado mis compañeros, que no he podido negarme a ello. Pero al mismo tiempo es un desafío y lo acepto como una voluntad de mis compañeros que reflejan sin duda alguna la voluntad de Dios y aquí estoy al servicio de Manos Unidas y al servicio de los que colaboran con esta organización, que son los que llevan de verdad nuestros sistema de atención a los pacientes  en el sur. Yo lo único que hago es aglutinar un poco el trabajo que se realiza en la diócesis de Valencia.

P. ¿Cuáles son sus propósitos de futuro?

R. Tengo tres fundamentalmente. Uno es una preocupación por contar con más gente joven, porque la mayor parte de los voluntarios que tenemos aquí somos mayores. Queremos conseguir presencia en los entornos de la Universidad, que en algunos sitios si que está. En el CEU, tenemos personas que colaboran, pero en otras universidades de Valencia no. Esa es la preocupación principal. Por otra parte, y hago mía una preocupación que ha venido de la nueva presidenta nacional que es la formación de los voluntarios, estar al día de toda la problemática que tratamos de resolver en el mundo, de los medios que podemos poner en marcha para que el hambre en el mundo vaya disminuyendo. Y tenemos que poner en marcha actividades de formación. Y la tercera es hacer frente a esta crisis que es tremenda en España y que unido a todos estos escándalos sobre varias ONG´s que al parecer eran fraudulentas, pues ha hecho que los apoyos a nuestra organización, como a otras, haya disminuido significativamente.

Tiempos de crisis

P. ¿Y qué supone esta crisis para Manos Unidas?

R. Este año creemos que vamos a acabar con un 30% menos de ingresos con respecto al año 2011. Debemos, por tanto, combatir esa disminución, buscar nuevas oportunidades, acercarnos a más gente, ampliar nuestro campo de acción para que la gente conozca que a pesar de la crisis que vivimos en España, la crisis que viven los países del sur es mucho más grave y no podemos olvidarnos de los que más sufren.

P. A parte de sus propósitos, ¿cuáles son las necesidades que tiene Manos Unidas actualmente?

R. Necesitamos más voluntarios para nuestras actividades en colegios. Nosotros desarrollamos todos los años una serie de materiales para que sean utilizados por los profesores, sensibilizando con respecto al problema del hambre, cómo podemos cambiar nuestra vida para cooperar con los que menos tienen y además nos ofrecemos, si ellos lo consideran necesario, a ir a dar unas charlas complementarias y para ello precisamos de más gente joven. Una de las actividades que hacemos para los más pequeños de los colegios es una actividad de cuentacuentos donde les contamos un cuento con un personaje que es Super Pepo, que se ha creado en Manos Unidas, y que es una persona muy solidaria y que piensa a los demás y su vida la adapta para ayudar a los demás. Para esos cuentacuentos necesitaríamos de más personas que vinieran a ayudarnos.

P. Como ha dicho antes, uno de sus propósitos es la crisis, ¿qué papel juega Manos Unidas en el tema de los desahucios?

R. Tenemos nuestra postura, pero nosotros no actuamos en España. Pero nuestra postura con respecto a los desahucios es que nos gustaría que terminaran y se buscara una solución para que esto no fuera el problema tan grave en la sociedad española como lo está siendo. No tenemos posibilidad de actuar en ese sentido.

Campañas de Manos Unidas

P. ¿Qué tipo de campaña llevará a cabo en estos países más empobrecidos?

R. Los proyectos los tenemos clasificados en cinco grandes grupos. Uno de ellos está dirigido a la sanidad, a mejorar la sanidad: construcción y mejora de hospitales, puesta en marcha de atenciones tales en los poblados de estos países. Otros enfocados a desarrollar la educación que pueden ser, mejorar escuelas, construir colegios y que la educación llegue a cuantos más niños mejor. Otros son de tipo agrícola, que son fortalecer y mejorar los materiales que utilizan para la explotación de la agricultura en estos poblados. Hay otros que son de desarrollo de la mujer, que la mujer en estos países es maltratada, no está nada valorada y ahí tenemos varios proyectos para desarrollar el empoderamiento de la mujer, que tenga capacidad de actuar por si misma y no depender tanto del marido o de la persona con la que viva. Y luego hay otros proyectos que están enfocados al desarrollo del medio ambiente.

P. ¿Qué opinión le merece el reciente informe de desnutrición infantil?

R. Este informe nosotros lo conocemos, nosotros lo seguimos y realizamos cada año la campaña contra el hambre en el mundo que está centrada sobre todo en los ocho objetivos del milenio. Y este 2012 que termina se ha centrado en el objetivo número seis que es potenciar y cuidar la salud en los países del tercer mundo y nosotros hemos utilizado en nuestra campaña esas cifras de desnutrición. Sobre todo esa cifras de muerte de los niños menores de cinco años, que mueren más de 30.000 niños al día en los países del sur por desnutrición o por enfermedad y es un dato horroroso y que nos debería hacer pensar y que nosotros tenemos en cuenta. Lo peor del caso es que la crisis está actuando negativamente. En el año 2000 se pusieron en marcha los objetivos del milenio para mejorar esta situación y la verdad que los últimos años con las crisis económica y financiera en el mundo, ha retrocedido, hemos ido hacia atrás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *