La Comunitat bate récord en el abandono del campo

0
480

Los agricultores demandan cambios urgentes en la regulación europea

María González / 4º Periodismo

Los agricultores de la Comunidad Valenciana viven desde hace años en una situación límite que a día de hoy se ha convertido en insostenible. La crisis de precios que arrasa el sector hace que éstos no ganen dinero ni para cubrir la mitad de los gastos de producción, lo que ha provocado que la cifra de abandono de campos de agriculturaen la Comunitat sea la mayor de toda España.

Campo abandonado en Moncada / Archivo.
Campo abandonado en Moncada / Archivo.

El total de hectáreas que se abandonaron el pasado año fue de 13.000 pertenecientes a 5.000 titulares, y todo apunta a que durante este 2012 “la cosa seguirá emporando ya que se prevé un abandono de 20.000 hectáreas más”, asegura José Francisco Sales, responsable técnico de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA). De hecho, la Comunitat es la líder en abandonos de toda España. El origen de esta situación es el gran problema de rentabilidad que sufren en el campo. “Solo ganamos la tercera parte de lo que nos cuesta producir los alimentos”, denuncia el presidente de la asociación, Cristóbal Aguado. Y asegura que si no se ayuda rápidamente al sector agrícola, “será muy difícil que sobreviva”.

La crisis de precios nace de la falta de un marco regulatorio de la comercialización agrícola. Ahora, se trabaja con total libertad para establecer precios y acuerdos, “y la distribución es quien más poder de decisión tiene”, afirma Sales. La otra parte de la problemática la forman las importaciones de países fuera de la Unión Europea, como Marruecos, que no están sujetos a las condiciones y restricciones europeas. “Mientras nuestros costes aumentan, se permite que entren productos de fuera con costes muy inferiores, es imposible competir con ellos”, destaca Sales.

Presión a la Unión Europea

La solución, y lo que no dejan de reclamar los afectados desde hace años, es que se determinen “unas medidas de mercado de la alimentación que den equilibrio al sector”, revela el presidente de AVA-ASAJA. Esas medidas deben adoptarse desde Bruselas ya que afectan a toda la Unión Europea, a la que los agricultores han trasladado su preocupación por la situación. Del mismo modo, se ha mantenido contacto con el Ministerio de Agricultura, del que esperan que les “tenga en cuenta y contribuya a mejorar la comercialización más justa”, así como que presione a Europa, explica Aguado. Y cómo no, con la administración autonómica, a la que piden su apoyo con “un plan estratégico para recuperar los campos abandonados”, indica Aguado, y una política “de defensa de la agricultura mediterránea”. La responsabilidad de que el campo sobreviva pasa ahora a las instituciones, “porque la agricultura en sí tiene mucho futuro”, comenta Sales.

Los agricultores están cansados de estar así y esperan que la reivindicación sirva para algo. “Son los políticos los que tienen que actuar, y ni unos ni otros hacen nada”, señala Aguado. Tras muchos años de esfuerzo en el campo y grandes expectativas de futuro, ahora solo esperan “poder seguir viviendo de él”, aunque, como ellos mismos aseguran, “se trabaja mucho y los resultados son muy pocos”.

Lo paradójico es que la Comunitat continúa siendo también líder en exportación, pero lo que parece un indicativo de la excelencia de la agricultura del Levante, no hace más que tapar “la escasa preocupación existente por las condiciones en las que los agricultores desarrollan su trabajo”, aclara Sales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *