Adaptarse para seguir impartiendo la mejor docencia posible durante esta etapa de confinamiento originada por el COVID-19. Es lo que está haciendo Marta González, una maestra de Infantil del colegio Lope Castelló que se ha formado en las aulas del CEU.
Por si el reto fuera pequeño, Marta también está terminando la carrera de Educación Primaria en la misma universidad.
Las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y su pasión por aprender y por enseñar lo están haciendo posible.

La alumni del CEU afronta su reto docente desde casa gracias a las TIC

Antes de preguntarte por la situación actual, ¿contenta con tu trabajo?

Mucho. La docencia es algo que siempre me ha llenado, siempre lo he tenido claro. Desde bien pequeña ya sabía que quería ser maestra. Además, trabajar con niños es un aprendizaje continuo. No sólo ellos aprenden de ti, sino que tú, al tiempo que les enseñas, aprendes de ellos. Es emocionante verles sonreír, jugar, crecer y conseguir sus logros siempre de tu mano. Es algo difícil de explicar con palabras.

‘Nos comunicamos con las familias y alumnos a través de nuestra plataforma educativa digital, que ha mejorado sus funcionalidades estos años’

Empezaste a trabajar en el colegio Lope Castelló nada más terminar el Grado en Educación Infantil. No está mal…

Sí. Me siento muy afortunada de haber tenido esa oportunidad. Empecé haciendo mis últimas prácticas en este colegio y, al graduarme, me dieron la oportunidad de continuar trabajando con ellos, pero esta vez como docente. Llevo tres años consecutivos formando parte de esta familia y me siento muy a gusto con mis compañeros y con la forma de trabajar que empleamos: una educación personalizada e innovadora para nuestros alumnos desde bien pequeños.

Una situación, la de abrazar a sus alumnos, que Marta echa mucho de menos

Aunque la vida nos ha dado un vuelco, la educación debe continuar. ¿Qué medidas habéis tomado para ejercer vuestra labor durante el confinamiento?

En primer lugar, dada la excepcionalidad de la situación en la que nos encontramos, nos hemos visto obligados a empezar a coordinarnos todo el equipo docente y reorganizar prácticamente toda la programación y metodología del resto de curso desde casa.

Desde el primer momento teníamos claro que el canal de comunicación que íbamos a emplear para comunicarnos con las familias y alumnos tenía que continuar siendo nuestra plataforma educativa digital, puesto que ya lleva en el centro desde hace tiempo y ha ido mejorando sus funcionalidades año tras año. Y, por supuesto, dependiendo de la edad de los alumnos, la comunicación es con su familia o directamente con ellos (es el caso de los alumnos de la ESO).

‘Trabajar con niños es un aprendizaje continuo. Emociona verles sonreír, jugar, crecer y conseguir sus logros de tu mano’

En tu caso, al ser maestra de Infantil, será con los padres…

Sí. Yo me comunico con las familias, que actúan como intermediarios entre las tutoras y sus hijos e hijas. Cada tutora se encarga de realizar un análisis de su clase y contactar con las familias, vía plataforma, correo o por teléfono.

Mediante la plataforma, les mandamos semanalmente un dossier compuesto por un mensaje de ánimo de las tutoras, un horario orientativo para que los niños y niñas establezcan una rutina y una serie de actividades para repasar los contenidos aprendidos en el primer y segundo trimestre.

Trabajar con niños, asegura la alumni del CEU, es aprender continuamente

No les será fácil adaptarse a todos estos cambios.

Desde luego. Está claro que esta nueva situación está siendo complicada para todos. Para los niños, porque al ser pequeños no entienden bien la situación y echan de menos ir al cole. Para los padres, porque tienen que teletrabajar y atender a sus hijos y su educación al mismo tiempo

Por eso pensamos que también era muy importante acompañar a las familias en esta nueva situación transmitiéndoles tranquilidad y nuestros ánimos mediante iniciativas colaborativas como vídeos con mensajes, fotografías y, sobre todo, comunicación directa y constante con los alumnos, en todo momento, para atender a sus necesidades. 

‘Es muy importante acompañar a las familias transmitiéndoles tranquilidad y ánimo mediante iniciativas colaborativas y comunicación directa’

Una buena idea. ¿Y los maestros cómo lo estáis llevando?

También es un reto. Tenemos que aprender a tele-instruir a través de las nuevas tecnologías. Pero, aun así, poco a poco todos nos vamos adaptando a la situación, con precaución y comunicándonos mediante las TIC hasta que todo vuelva a la normalidad.

La joven maestra asegura que su paso por el CEU ha sido una de las etapas más importantes de su vida

¿Crees que situaciones como la que estamos viviendo te hacen crecer como maestra?

Totalmente sí. Creo que estas situaciones inesperadas son las que más exigen de ti. Debes mentalizarte y adaptarte rápido al cambio. En nuestro caso, a través de las TIC. Y eso requiere un gran esfuerzo que te hace ponerte a prueba.

Te hace valorar cada detalle insignificante del día a día en el aula: los abrazos de los niños a la entrada, la comodidad en la comunicación directa, el feedback inmediato, sus anécdotas… Aunque, también pienso que es un buen momento para reinventarse y aprender cosas nuevas acerca de la implementación de las TIC en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Creo que esta crisis me está haciendo crecer, no solo como maestra sino, por encima de todo, como persona. 

‘Estas situaciones inesperadas son las que más exigen de ti. Te ponen a prueba. Debes mentalizarte y adaptarte rápido al cambio’

Sin duda. Parece que las TIC, a pesar de sus sombras, están siendo claves en la educación en estos momentos…

Sí. Como todos los recursos, tienen sus ventajas y sus inconvenientes, pero actualmente, con la situación que estamos viviendo, cumplen un papel fundamental y beneficioso para poder continuar con la labor docente hasta que todo se normalice.

Por un lado, nos permiten mantener el contacto con las familias y, por otro, con los alumnos de mayor edad, nos ayudan a trabajar directamente desde la distancia, a enviar y recibir información de lo que estamos haciendo y cómo lo estamos haciendo.

Ante los problemas, como decías, toca reinventarse. ¿Qué papel tiene la innovación en la educación?

Fundamental, ya que vivimos en una sociedad que cambia y avanza constantemente y, con ella, la forma de vivir y de comportarnos. La sociedad ha evolucionado y nuestras necesidades son diferentes. Por eso es muy importante adaptarse a los cambios y exigencias actuales y permanecer en un continuo aprendizaje para adecuar la práctica educativa.

‘El maestro debe tener interés por aprender nuevas técnicas y metodologías de enseñanza que se adapten a las necesidades de sus estudiantes’

¿Qué otras cualidades, además de innovador, crees que debe tener el maestro del siglo XXI?

Debe tener interés por aprender nuevas técnicas y metodologías de enseñanza que se adapten a las necesidades de sus estudiantes, mostrarse abierto a los cambios, crear un clima agradable en su aula buscando feedback y aportando cariño y empatía. Y debe ser un guía, un facilitador del proceso de enseñanza-aprendizaje de sus alumnos.

Continúas formándote en el CEU para ser, también, maestra de Educación Primaria. En calidad de estudiante, ¿cómo estás viviendo el confinamiento?

Si te soy sincera, en mi caso me está resultando un poco complicado, porque debo compaginar mi trabajo con mis estudios.

Aun así, los profesores saben mi situación desde el principio y la comprenden. Me están dando muchas facilidades para obtener todo el material de la asignatura, a pesar de no poder unirme a las clases virtuales, y para realizar las prácticas correspondientes. Así que, aunque tenga mucho trabajo, en ese aspecto estoy tranquila.

‘Los profesores del CEU me están dando facilidades para poder compaginar los estudios de Primaria con mi trabajo’

Nos alegra. ¿Contenta con la formación que has recibido y continúas recibiendo en el CEU?

Mi trayectoria en el CEU ha sido, y está siendo, realmente enriquecedora e inolvidable. Me he sentido muy a gusto porque esta universidad es como una familia. Allí he conocido a personas y profesores entrañables de los que he aprendido mucho. Si lo tuviera que resumir en una frase, diría que ha sido una de las etapas más importantes de mi vida hasta ahora, en la que he hecho amigas de verdad para toda la vida.

Y al comenzar mi etapa laboral como docente, me he dado cuenta de cuánto me ha servido todo lo que he aprendido allí. De la aplicabilidad práctica de todos los conocimientos teóricos que he aprendido. Como por ejemplo programar unidades didácticas, actividades o proyectos, aunque es cierto que en la realidad del aula no todo sale como se programa y siempre surge algún imprevisto.

Hablemos del futuro. ¿Cómo te ves en el plano laboral?

Por lo pronto, en cuanto al futuro inmediato, me gustaría que toda esta situación se solucionara y volviera a la normalidad cuanto antes. Y retornar al aula con mis alumnos, claro.

A largo plazo, me gustaría continuar viviendo esta experiencia en el colegio. Me encantaría continuar formando parte del equipo docente del Lope Castelló. Aunque también es cierto que no me cierro puertas. Me considero una persona emprendedora y ambiciosa que siempre busca mejorar y estar al pie del cañón, por lo que también estoy abierta a nuevas oportunidades laborales.

Marta, muchas gracias por dedicarnos tu escaso tiempo y confiamos en volver a saber de ti cuando todo esto haya pasado.

Por supuesto. Ojalá sea pronto. Muchas gracias.