Es una de las 11 mujeres seleccionadas por Google para Women Founders. La única española que disfruta de este ambicioso programa formativo de Google for Startups dirigido a mujeres de Europa e Israel. La alumni de Publicidad del CEU Blanca Vidal nos lo cuenta en esta entrevista, donde también comparte las claves de su proyecto, Deplace, y reflexiona sobre el valor de la tecnología, el emprendimiento y la formación, entre muchas otras cuestiones.  

La alumni del CEU Blanca Vidal, junto a sus compañeros de Deplace

Haber sido seleccionada, de entre tantas candidatas, para una oportunidad formativa de este calibre… ¿Cómo te sientes? 

​​Muy afortunada, agradecida y orgullosa. Es, sin duda, un programa muy completo que muy pocas personas pueden llegar a disfrutar.

Para mí es un honor que me hayan seleccionado como única española en representación de mi país con mi empresa, Deplace. Hay mucho trabajo detrás, y al final el esfuerzo siempre tiene su recompensa.

‘Es un honor que me haya seleccionado en representación de mi país. Hay mucho trabajo detrás y el esfuerzo siempre tiene su recompensa’

Cuéntanos qué tiene de especial Deplace, una inmobiliaria digital de la que eres cofundadora y CMO (Chief Marketing Officer). 

Deplace tiene por delante un reto grande y ambicioso, que es ayudar a digitalizar el sector inmobiliario y hacer escalable la gestión de la compra-venta, algo que nadie ha conseguido hacer todavía al 100%.

Desde que empezamos, hace tres años y medio, la empresa ha tenido muy buena tracción. La compra-venta de una vivienda es una de las principales gestiones que llevas a cabo en tu vida, y Deplace está ayudando a que este proceso sea más transparente, seguro y mucho más económico gracias a la tecnología.

¿Por qué te presentaste? ¿Creías que ibas a conseguirlo? Porque se habrán presentado muchas mujeres… 

​No sabemos el número exacto, pero nos dijeron que recibieron muchísimas aplicaciones y que se presentaron cientos y cientos de candidatas por toda Europa, incluso hombres sabiendo que era un programa para mujeres (risas).

Me presenté porque creo que la formación es imprescindible para seguir avanzando a nivel personal y profesional. Deplace sigue creciendo y enfrentándose a grandes retos y desafíos para cambiar el sector inmobiliario. Para conseguirlo, requiere de tecnología, y qué mejor forma que hacerlo de la mano de Google.

¿Qué supone formar parte de este programa internacional? 

El programa, de 12 semanas, ofrece entre otras cosas mentorización personalizada. En mi caso me han asignado 3 mentoras de Google: de Atlanta, Alemania y Portugal.

También tenemos diversidad de reuniones y sesiones, tanto grupales como individuales, todas las semanas, en materia de coaching, talleres prácticos, networking, conferencias, etc.

Una vez finalice el programa, perteneceremos a la red alumni de Google for Startups y seguiremos teniendo a nuestra disposición todo lo que nos puedan ofrecer, desde el networking, herramientas, visibilidad, etc.

‘El programa ofrece mentorización personalizada. En mi caso, me han asignado mentoras de Google de Atlanta, Alemania y Portugal’

Una oportunidad formativa única. 

Sí. Al final consiste en ayudarnos a ser mejores líderes. Y ponen todo su equipo y herramientas a nuestra disposición, desde contactos con fondos de inversión, ideas para desarrollos tecnológicos, solventar problemas del día a día y ponerlos también en común con otras mujeres emprendedoras y crear una gran comunidad.

Es muy completo y me aporta tanto a nivel personal como profesional. Es un programa en el que estoy conociendo gente súper interesante que me inspira y a la que admiro. En todas las reuniones siempre hay algo que se aprende o que te hace reflexionar para mejorar en algo.

¿En qué medida es útil conocer experiencias de mujeres de otros países para un proyecto nacional? 

Aunque Deplace solo exista en España, no descartamos en un futuro internacionalizarnos.

En cualquier caso, aunque el programa es internacional no tienen por qué serlo las empresas. Hay algunas que sí lo son y otras no. Precisamente en la diversidad de los equipos es donde te enriqueces con ideas diferentes. Pertenecer a un equipo con diversidad como en el que estoy seleccionada te puede hacer ver las cosas de una manera diferente, afrontar retos o problemas de otra manera, o incluso tener ideas nuevas que jamás se te podrían haber ocurrido.

‘Para llegar a la igualdad de hombres y mujeres en el plano profesional, se ha avanzado mucho, pero también hay mucho recorrido por hacer’

El objetivo de Women Founders es ayudar a que las mujeres tengan visibilidad en el ámbito de la tecnología y el emprendimiento. ¿Cuánto nos queda hacer como sociedad para llegar a la igualdad en el plano profesional?  

Se ha avanzado muchísimo y se sigue avanzando. Hay mucho recorrido por hacer todavía, pero creo que el esfuerzo para llegar a ello no solo reside en la sociedad en sí y en las empresas, sino también en el núcleo familiar y en la propia mujer.

Creo que cada parte suma, tanto a nivel individual como colectivo, y esto a veces se nos olvida.

Yo soy positiva y creo que sí que se conseguirá esa igualdad a nivel profesional. Ya hay muchas empresas líderes en el mundo como Google que están fomentándolo. Y en Deplace la mayoría somos mujeres. Es cuestión de tiempo. Con mirar a la historia tan solo una o dos generaciones atrás, nos daremos cuenta de que lo estamos consiguiendo.

¿Crees que estos dos planos, la tecnología y el emprendimiento, son la clave para los profesionales del futuro?  

La tecnología es fundamental a día de hoy en prácticamente todo. Va avanzando con la sociedad y tenemos que ir creciendo junto a ella. Nos guste o no, tenemos que adaptarnos y aprender para no quedarnos obsoletos por las generaciones que vienen detrás.

El plano emprendedor lo veo una característica importante, pero no tiene por qué ser fundamental para el éxito profesional de alguien. Cada persona tiene que tener diferentes aptitudes, y en la variedad está la riqueza para formar un gran equipo.

‘Siempre quise tener mi propia empresa, y nunca dejé de soñar y pensar en ideas’

En tu caso sí se da esta combinación. Tu recorrido profesional está estrechamente ligado al mundo digital hasta que decides fundar tu propio proyecto.  ¿Qué te animó a hacerlo? 

Siempre quise tener mi propia empresa y nunca dejé de soñar y pensar en ideas. Mientras estudiaba un máster en Madrid, decidí apuntar cada día una idea (por muy absurda que sonara) detrás de la libreta que tenía. Y así surgió Deplace. Lo comenté con mis dos socios, que son ingenieros, y ellos lo aterrizaron de forma más realista y con números.

Tras analizar con ellos el sector inmobiliario / proptech, y el mercado a nivel nacional e internacional, y trabajar la idea durante unos meses, decidimos lanzarnos a la piscina. Sin ellos nunca me hubiera atrevido a hacerlo.

Tu interés por el mundo online viene de lejos. Arrancó ya en la universidad con unas prácticas en McCann. 

Así es. Conecté con el mundo digital gracias al concurso que ganamos en el Winner en el CEU como proyecto final de carrera. El equipo, «The lemon law», estaba compuesto por  mis compañeros y amigos José María Navas, Jennifer Alfonso y Ana Dabauza.

Los meses en los que estuvimos trabajando para el Winner los recuerdo con mucho cariño. De hecho, escribiendo estas líneas me entra mucha nostalgia.

Fueron muchos momentos divertidos, de mucho aprendizaje entre nosotros y de los profesores.También de mucho trabajo que, sin duda, tuvo una gran recompensa.

Ganamos el concurso, y al llegar a McCann escogí trabajar en el departamento de estrategia digital e innovación. Podría haber elegido cualquier otro departamento, pero elegí el digital en el 2011… y así empecé en el mundo online. Este hito sin duda marcó mi trayectoria profesional.

Blanca, hace unos años, con sus compañeros del equipo ganador del Winner del CEU

No sabes lo que nos alegra haber contribuido al arranque de tu carrera profesional. Las prácticas durante la carrera, la formación, ¿hasta qué punto son relevantes para abrirse camino en la profesión? 

En el mundo de la publicidad, del que yo vengo y del único del que puedo hablar, siempre lo vi imprescindible.

Estuve un pequeño tiempo en el Observatorio en el CEU, hice prácticas cuando me fui de Erasmus a Gante en cuarto de carrera, y en quinto compaginaba los estudios con mis prácticas en una de las principales agencias de publicidad que había entonces en Valencia (Publips).

Es una buena manera de poner en práctica la teoría. Hay mucha competencia y gente muy válida. Para mí, la experiencia es un grado y es una manera de poder diferenciarte frente a otra persona, con lo cual siempre que se pueda, recomendaría empezar las prácticas durante la carrera de Publidad y RRPP. Además, el CEU tiene muy buena bolsa de empleo.

‘La experiencia es un grado, una manera de diferenciarte, por lo que recomendaría empezar las prácticas durante la carrera’

¿Qué otros consejos puedes compartir con los estudiantes de Publicidad de cara a su futuro profesional? 

Lo primero de todo que se lo pasen muy bien durante la carrera, pues es una etapa que ya nunca vuelve.

Y en segundo lugar, que nunca dejen de soñar y no pierdan la ilusión.

Si hay mucho trabajo y esfuerzo detrás de cada paso, conseguirán siempre lo que se propongan. El CEU les da todas las herramientas para conseguirlo y pone a su alcance grandes profesores, de ellos depende cómo lo aprovechen.

(a los alumnos) ‘Que se lo pasen muy bien, que nunca dejen de soñar y que aprovechen las herramientas y grandes profesores del CEU’

Parece que estás contenta con tu aprendizaje en el CEU. ¿Qué valoras más de esta etapa formativa? 

Por supuesto, fue una etapa muy feliz.

Destacaría la cercanía de los profesores y sus grandes enseñanzas. También la implicación que tienen en programas internacionales como el IP que permitió que me fuera a Finlandia con otros 4 compañeros y con Sandra Femenía como profesora, durante casi un mes para desarrollar una campaña paneuropea sobre el turismo finlandés. De esta experiencia guardo un grandísimo recuerdo.

Otra cosa positiva es la gran la calidad de los platós. Son una pasada y se pone enseguida en práctica la teoría que se aprende, algo fundamental en nuestra carrera.

Y por último, cabe destacar las amistades que me llevé y sigo teniendo a día de hoy, no todo iba a ser trabajar y estudiar (risas).

Y del pasado al futuro. ¿Planes y retos que puedas contarnos? 

Mis planes de futuro son seguir creciendo con Deplace. Tenemos mucho por hacer en seguir mejorando la gestión de la compra-venta de casas en España… y quién sabe si en algún otro país.

Sin duda, llevar a cabo la internacionalización de una empresa es un reto para mí y quizás en unos años podamos hacerlo realidad.   

Nos encantará contar esa buena noticia en estas páginas. Blanca, muchas gracias por compartir tus experiencias y consejos, te deseamos todos los éxitos del mundo y hasta siempre. 

A vosotros.