El profesor e investigador de la School of Journalism de Michigan, Manuel Chávez, colabora con investigadores de Periodismo y Ciencias Políticas de la CEU-UCH

El profesor de la Michigan State University, Manuel Chávez, en una de las clases magistrales impartidas a los estudiantes de Periodismo de la CEU-UCH.
El profesor de la Michigan State University, Manuel Chávez, en una de las clases magistrales impartidas a los estudiantes de Periodismo de la CEU-UCH.

El profesor de Periodismo e investigador en comunicación de crisis de la Michigan State University, Manuel Chávez, visita esta semana la Universidad CEU Cardenal Herrera para el desarrollo de las líneas de investigación conjuntas entre ambas universidades en esta materia. Ante los estudiantes de Periodismo de la CEU-UCH, en las sesiones del Seminario «Medios, política y democracia en tiempos de Trump», Chávez ha destacado las pérdidas en bolsa que los tuits de Trump han causado en la industria automovilística, farmacéutica y en algunas líneas aéreas norteamericanas. “El presidente de los Estados Unidos debe dejar de usar su cuenta de Twitter personal, muchos americanos se lo piden. Durante la campaña Twitter, le sirvió para rebasar a la prensa y llegar directamente a los votantes. Ahora debe dejar esa actividad personal en Twitter y difundir su labor a través de la prensa como canal institucional para llegar al ciudadano y que este apoye sus políticas públicas”.

“Trump no va a poder gobernar en guerra con los medios, necesita a la prensa para informar al público. No va a poder seguir vetando a los medios en las ruedas de prensa. Una relación negativa con los medios será sin duda contraproducente para él”, ha afirmado Chávez ante los estudiantes de Periodismo de la CEU-UCH. Para el director del programa de Doctorado en Periodismo de la Universidad de Michigan, “sin la información de los medios, los ciudadanos no pueden decidir y, sin eso, la democracia no puede funcionar. Cuanto más independiente sea la prensa, más sólida será la democracia en los Estados Unidos”.

Twitter y el abuso de poder de Trump

Por ello, Chávez considera que el presidente de los Estados Unidos debe usar Twitter como un medio de comunicación, pero no es el medio, es solo uno de ellos. En situaciones de riesgo, de emergencias por desastres naturales, por ejemplo, Twitter es una herramienta esencial. Pero su uso por parte de los políticos ha de ser distinto. Nunca antes la cuenta personal del presidente había sustituido a la cuenta oficial de la Casa Blanca. Por eso hay gente en Estados Unidos que está pidiendo a Twitter que cancele la cuenta personal de Trump o incluso que le cobren 10.000 dólares por cada tuit que mande, porque ha abusado del impacto que su cuenta tiene desde que es presidente».

Los ataques de Trump a sus enemigos a través de Twitter han generado graves pérdidas empresariales. “Sus tuits contra empresas de automóviles, líneas aéreas o el sector farmacéutico les han causado pérdidas en bolsa. La cadena de grandes almacenes que retiró la ropa de su hija Ivanka también ha tenido pérdidas en el precio de sus acciones por los ataques de Trump. Su uso personal de Twitter, desde su posición como presidente, está generando pérdidas económicas y eso no se puede consentir. Es una invasión de la estructura de gobierno en los mercados, con impactos económicos directos”.

Fake news: España, primera víctima

El profesor Manuel Chávez también ha abordado en su visita a la CEU-UCH el fenómeno de las noticias falsas o fake news que han proliferado en los Estados Unidos: “En realidad, no es algo nuevo, siempre han existido. La primera fake news de la historia de los Estados Unidos es la que provoca la guerra de Cuba: la noticia falsa de que los españoles habían hundido un barco americano inicia el ataque y la guerra. Podemos decir que España ha sido la primera víctima de una fake news en la historia americana”.

Sin embargo, según destaca el profesor Chávez, lo que ahora sí es nuevo es que las noticias falsas se han convertido en una fuente de negocio, son una empresa exitosa. “En los Estados Unidos, grupos de extrema derecha han desarrollado agencias de noticias falsas para atacar a los opositores a sus candidatos. Y han sido rentables. Son empresas que fabrican fake news, ese es su negocio”. Por eso, la labor de la prensa ahora es más importante que nunca: “La prensa seria, tradicional y objetiva es el único contrapeso frente a las noticias falsas. Desde los medios, creo que vamos a necesitar al menos una década para que la gente vuelva a percibir la diferencia entre las noticias falsas, fabricadas, y la verdadera información, una década para que vuelvan a ver en los medios fuentes creíbles”.

El profesor Chávez, director del programa de doctorado en Periodismo de la Michigan State University, colabora con el Grupo de Investigación “Media & Energy” de la CEU-UCH, cuya investigadora principal es la profesora de Periodismo Maite Mercado, en distintos proyectos de investigación del ámbito comunicativo, así como con invetigadores del Grado en Ciencias Políticas. El Instituto de Disciplinas Económicas, Ambientales y Sociales (IDEAS) de la CEU-UCH, ha organizado sus actividades durante esta semana con los estudiantes de los Grados en Periodismo y Ciencias Políticas de esta Universidad.