• Enrique Villoslada, que ahora estudia el Grado en Medicina en la CEU-UCH de Castellón, pertenece a la Unidad de Respuesta a Emergencias (ERU) de la institución humanitaria
  • Es uno de los doce españoles seleccionados para esta primera misión

kike-villoslada-alumno-Medicina-CEU-Castellon-voluntario-ebolaUn estudiante de Medicina de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón -diplomado en Enfermería por la misma Universidad, en su campus de Valencia- ha formado parte del primer equipo que ha enviado la Unidad de Respuesta a Emergencias (ERU en sus siglas en inglés) de Cruz Roja en España al distrito de Kenema (Sierra Leona) del 1 al 28 de agosto para ayudar a combatir la epidemia de ébola.

Enrique Villoslada es uno de los miembros de este primer contingente que, integrado por otros tres enfermeros, un médico y siete técnicos, ha trabajado junto con unidades de Cruz Roja de otros países para lograr diferentes objetivos.

El del personal sanitario (el medical team) de las ERU ha consistido, además de colaborar en la asistencia a las personas infectadas, en diseñar el triaje, que ya está permitiendo discriminar eficazmente los casos de ébola para atenderlos en un centro especializado y derivar al Hospital General de Kenema a las personas que no presentan estos síntomas.

Precisamente la construcción de este hospital específico, que sustituye al centro provisional que instaló la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha constituido el objetivo del resto de los componentes de las Unidades de Emergencia.

Enrique, en el centro, con sus compañeros de las ERU de Cruz Roja
Enrique, en el centro, con sus compañeros de las ERU de Cruz Roja

Otro de los retos prioritarios de estos primeros equipos sanitarios de las ERU ha sido formar a los siguientes contingentes de voluntarios de Cruz Roja y a los médicos locales, para lo cual fueron instruidos previamente por médicos de la OMS y de Médicos Sin Fronteras.

El estudiante del CEU y sus compañeros también han formado al personal de Cruz Roja de Sierra Leona en habilidades comunicativas y en educación para la salud con el objetivo de que puedan trabajar eficazmente no solo con las personas infectadas sino también con las comunidades locales, tanto para prevenir la propagación del virus como para que, superando el miedo al contagio, permitan integrarse nuevamente a las personas que han logrado curarse.

Vocación de servicio

alumno-ceu-voluntario-ebola-21Enrique Villoslada, diplomado en Enfermería por la Universidad CEU Cardenal Herrera, es miembro de Cruz Roja española desde 2001, y de la ERU desde 2009. Su primera misión internacional con esta entidad tuvo lugar un año más tarde, con motivo del terremoto de Chile.

Con 31 años y a 3 de concluir sus estudios de Medicina en la CEU-UCH de Castellón, tiene claro que lo que le hace feliz es ayudar a los demás, “a pesar de la impotencia, el dolor y el riesgo que misiones como la de Sierra Leona llevan aparejados”, asegura.

En su futuro inmediato desea concluir sus estudios en el CEU, buscar trabajo como médico en España y tener alguna experiencia en el Comité Internacional de Cruz Roja para seguir poniendo su vocación y conocimientos al servicio de los demás.

Una experiencia, la de la solidaridad, que Enrique Villoslada recomienda: “Todos, jóvenes y mayores, caben en el mundo de la cooperación, ya sea fuera de España o en tu propio barrio. Así podríamos conseguir que el mundo fuera algo mejor”, concluye.

Reportaje en Levante EMV