La Dra. Monika Hilbe es diplomada europea en Anatomía Patológica Veterinaria y profesora del Instituto de Patología Veterinaria de la Universidad de Zúrich. Como miembro del Colegio Europeo de Patólogos Veterinarios (ECVP) y experta internacional, ha participado en la Summer School del ECVP que se ha celebrado estos días en la Universidad CEU Cardenal Herrera. Una actividad que ha reunido en Valencia a cerca de un centenar de veterinarios residentes de Europa y Estados Unidos, junto a los principales referentes en esta especialidad.

La Dra. Hilbe, en primera fila, junto a los profesores Joaquín Ortega, diplomado americano en Anatomía Patológica Veterinaria (DACVP) y Juan Manuel Corpa, catedrático de Anatomía Patológica, además de ponentes y asistentes a este encuentro internacional, celebrado en el CEU.

Con la Dra. Hilbe hablamos de los objetivos de este campus de excelencia en anatomía patológica, de oportunidades profesionales y de los retos de futuro en este campo especializado de la Veterinaria

  • ¿Qué valoración hace de esta Summer School del ECVP en el CEU?
  • El objetivo primordial de la Summer School es ofrecer una formación de alto nivel a los residentes en anatomía patológica veterinaria, que les permita prepararse a fondo para el examen del ECVP. En 2003, se puso en marcha esta actividad que facilita esta preparación intensiva durante dos semanas. Cada dos años, un nuevo anfitrión le da la acogida, por eso este verano y el próximo la Summer School del ECVP se va a celebrar en Valencia, lo cual es una gran alegría y un honor. Las instalaciones del CEU son muy modernas y el ambiente muy acogedor. Si me es posible por razones de trabajo, me encantaría venir el próximo año nuevamente al CEU y a la Summer School 2019.
  • ¿Qué papel juega el ECVP en la difusión de esta especialidad, además de cómo responsable del reconocimiento de la diplomatura?
  • El European College of Veterinary Pathologists fue fundado en 1995 y es una asociación que tiene como objetivo establecer y fomentar un estándar de excelencia en la patología veterinaria. En cooperación con la Asociación Europea de Patología Veterinaria (ESVP), impulsa anualmente un congreso internacional, en el que difunde la formación necesaria y las pautas a seguir para el examen que acredita a los futuros diplomados. Además, el ECVP es parte del EBVS, la Asociación Europea de los colegios de especialización.

  • La diplomatura es el grado más alto de especialización en Veterinaria, reconocido a nivel internacional, ¿Qué representa la obtención de este título cara al mercado laboral?
  • Ser diplomado en anatomía patológica veterinaria abre puertas en el mercado laboral, ya sea en la Universidad o en la industria privada. La industria farmacéutica está muy interesada en emplear a patólogos veterinarios, con una formación tan especializada en este campo. 
  • ¿Cuáles son los retos de futuro del ECVP?
  • Por un lado, animar a los veterinarios jóvenes para que sigan con la especialización en este campo de la veterinaria, encontrar suficientes expertos que quieran comprometerse con el ECVP, y, sobre todo, encontrar la financiación dentro de las universidades pero también de la industria privada, que permita fomentar las residencias y poder así formar a la gente joven para diplomarse.

  • ¿Cómo ha evolucionado este campo de la veterinaria en los últimos años?
  • Mayoritariamente en los métodos de laboratorio utilizados, ya sea el PCR, la inmunohistoquímica, entre otros, pero el trabajo básico con el microscopio y en las necropsias no ha cambiado. El reconocer lesiones macroscópicas y microscópicas e interpretarlas sigue siendo la actividad principal de la anatomía patológica veterinaria.
  • El concepto “Una sola Salud” está facilitando sinergias entre los especialistas en salud animal, salud pública y medio ambiente, ¿se puede aplicar también a este campo específico de la Veterinaria?
  • “Una sola salud” es para la veterinaria muy importante. Por ejemplo, en Suiza hay un programa para reducir el uso de antibióticos en granjas de engorde de cerdos y de terneros. Solo si el granjero sabe que la causa de una diarrea en sus terneras es a partir de una infección bacteriana, se puede aislar la bacteria exacta y hacer un antibiograma, el uso de antibióticos tiene sentido. Cuando la causa es bacteriana, usar el antibiótico indicado reduce resistencias, esto es muy importante también para la salud de las personas.

Antes de regresar a Zúrich, la Dra. Hilbe nos confiesa que es la segunda vez que visita Valencia, la primera vez fue hace muchos años.

“Lo que más me ha gustado es que Valencia es una ciudad muy verde, con una historia muy interesante pero también con unas playas preciosas. En Suiza hay de todo, pero falta el mar”.

En su visita al Palacio de Colomina, sede cultural y social del CEU en Valencia, junto a la coordinadora del centro Carmen Puerto.