La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio otorga el tercer premio, en la categoría de Universidades, al proyecto “Volviendo al origen”, realizado en la asigntarua de Ordenación Territorial y Paisaje

Los estudiantes de la CEU UCH premiados por la Conselleria, con el profesor José Luis Gisbert.
Los estudiantes de la CEU UCH premiados por la Conselleria, con el profesor José Luis Gisbert.

Una propuesta de “infraestructura verde” para la carretera de El Saler… o una mirada sostenible para entrar en el Parque Natural de la Albufera. Cinco estudiantes de Arquitectura de la CEU UCH han visto recompensado el trabajo propuesto en la asignatura de Ordenación Territorial y Paisaje, en los Premios de la Semana Europea de la Movilidad 2018: la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio de la Generalitat Valenciana les ha otorgado el tercer premio, en la categoría de Universidades.

El proyecto ‘Estudio de adecuación de la CV-500 en el Parque Natural de la Albufera’, ha sido presentado a estos Premios por los estudiantes Álvaro Marí Cuñat, Javier López de Haedo, Arturo Sáez Enguídanos, Pedro Fernández de Santiago y Vicente Núñez Escriche. Un ejercicio realizado desde la asignatura, incorporando al aprendizaje a un caso real, que a su vez, contribuye a actualizar la red viaria de acuerdo con los valores del parque natural y de la recuperación de la relación de la trama urbana del pueblo de El Saler con el puerto y los canales, a través de las infraestructuras. El resultado del trabajo de los estudiantes de la CEU UCH, ahora premiado, se presentó en la Casa de la Demaná de El Saler, gracias a la colaboración de la asociación juvenil de esta entidad.

Mirador al Parque y puente verde

La propuesta de los cinco alumnos de Arquitectura de la CEU UCH, premiada por la Conselleria, lleva por lema “Volviendo al origen”. Consiste, en su primera fase, en recuperar el paisaje propio del parque natural y la población con la que mantenía un íntimo vínculo gracias a su puerto, integrado en la trama urbana hasta que en los años 70 se intentara construir la autopista, hoy carretera CV-500, que lo separa. Los estudiantes proponen en este proyecto convertir los dos carriles para tráfico rodado y los arcenes de la actual carretera de El Saler, en un carril bici y una zona peatonal, dejando los carriles para tráfico integrados en segundo plano y con una anchura más ajustada.

La incorporación de arbolado autóctono en los límites de la carretera está también prevista para dar sombra que invite al paseo en verano, evitar el recalentamiento del asfalto y adecuar a escala humana el itinerario. La limitación de la velocidad de la vía y la incorporación de tres pasos peatonales posibilitaría “calmar” el tráfico, disminuyendo la contaminación acústica y aumentando la seguridad vial. Y convertiría la actual pasarela para cruzar la carretera en un mirador al Parque de la Albufera.

En una segunda fase, la creación de dos accesos para el pueblo de El Saler prevista por el equipo de alumnos de la CEU UCH permitiría cortar al tráfico del puente que actualmente cruza la CV-500, para convertirlo en un “puente verde”, como anuncio para los usuarios de la vía de su llegada al Parque Natural de la Albufera.

Movilidad y sostenibilidad, de premio

La propuesta de los estudiantes de Arquitectura de la CEU UCH premiada en la Semana Europea de la Movilidad 2018 incorpora también todo tipo de detalles urbanísticos que apelan a la sostenibilidad, como la señalización sobre la contaminación acústica, para que los conductores moderen la velocidad en el tramo del Parque; el uso de mojones en madera de iroko y de palets reciclados como jardineras para la vegetación de separación de carriles; o el revestimiento en cañizo o junco de la actual pasarela, que reduciría el impacto visual de la barandilla color naranja, empleando materiales relacionados con las tareas agrícolas de la zona. Una propuesta, en la que no se escapa ni un detalle. Por eso, tiene premio… ¡Enhorabuena!