• Actitud proactiva, capacidad para gestionar las herramientas a su disposición para la consecución del trabajo encomendado, que sepa trabajar en grupo y asumir sus limitaciones, los conocimientos tecnológicos, la empatía, habilidades comunicativas, dominio del inglés. Estas son algunas de las características en las que se fijan los despachos de abogados a la hora de incorporar a sus firmas a egresados en Derecho. Cinco miembros de las firmas Garrigues, PwC, Cuatrecasas, GESEM y Rojano&Reyes, referentes de la abogacía en la provincia de Alicante desvelan sus criterios.
Antonio Vicente Amorós, de GESEM

Antonio Vicente Amorós, abogado y socio de la firma GESEM, de Elche, dedicada al asesoramiento y a la consultoría mercantil y financiera

En GESEM hemos contado con alumnos en prácticas en casi todas las ediciones del máster e incluso alguno se ha quedado con nosotros con una relación laboral permanente. Lo que valoramos es su formación y su capacidad para gestionar las herramientas a su disposición para la consecución del trabajo encomendado. Esa metodología la vienen desarrollando en el máster ya que el profesorado les inculca la necesidad de llegar al objetivo concreto con el uso de los recursos propios de un despacho profesional (bases de datos, documentos previos, interpretación de la ley, etc.). Y, por supuesto, se requiere un gran espíritu de trabajo y una actitud proactiva ante el nuevo reto que se abre ante ellos.

Salvador Reyes, de Rojano&Reyes

Salvador Reyes Torres, socio-Director del despacho Rojano&Reyes Abogados y profesor del Máster de la Abogacía del CEU en Elche

Nuestra firma busca siempre profesionales con un alto valor añadido, no sólo en lo profesional sino también en el ámbito personal. Ahora los equipos de trabajo son muy transversales y para nosotros es imprescindible que los nuevos abogados además de tener conocimientos jurídicos tengan capacidades de trabajar con otros compañeros. Las ganas de aprender, los conocimientos tecnológicos, y la vocación hacia esta profesión son valores que tenemos muy en cuenta.

Manuel Esclapez, de la firma PwC en Alicante

Manuel Esclapez Escudero, profesor del Máster Universitario de la Abogacía del CEU y abogado especialista en procesal tributario y tributos locales de PwC España

Pues al hilo de lo anterior, es relevante para nosotros que un alumno no se limite a obtener una calificación de apto, sino que tenga interés en una formación más completa. Además, no nos fijamos sólo en el expediente académico, sino que valoramos habilidades personales como la capacidad de trabajar en equipo, la empatía, habilidades comunicativas, etc., que sólo es posible apreciar con un contacto directo con los alumnos. Justo ello es lo que ha permitido a varios alumnos del Máster incorporarse a PwC.

Sergio Ruiz, de Cuatrecasas

Sergio Ruiz, Consejero de Cuatrecasas Alicante y abogado del área de Litigación & Arbitraje

Para un joven abogado o jurista es esencial que, además de los conocimientos jurídicos que haya adquirido durante el grado, tenga capacidad de aprendizaje, de trabajo en equipo, dominio del inglés y, sobre todo, que disfrute con la práctica del Derecho.

Gonzalo Martín Gullón, de Garrigues

Gonzalo Martín Gullón, socio de Garrigues en Alicante y profesor de Derecho Societario en el Máster de la Abogacía

Nuestro proceso de selección incluye no sólo el análisis del curriculum y el expediente académico, sino que hacemos pruebas de conocimiento, test psicotécnicos, dinámicas de grupo y entrevistas personales para obtener la máxima información posible sobre cada candidato. La finalidad es incorporar personas que no sólo aporten conocimientos técnicos, sino que nos aporten disciplina, iniciativa, ilusión, actitud, ideas nuevas… gente que sepa trabajar en grupo y asumir sus limitaciones. Creo que es el perfil común que todos los despachos buscamos y que este Máster ayuda a desarrollar, aunque como he dicho antes, los alumnos tienen también que poner de su parte.