Fundadora y CEO de Upbeat Modus, formadora en emprendimiento y vicepresidenta de la Asociación Jóvenes Empresarios, Ana Carrau es pura energía. Titulada en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera, ha desarrollado su trayectoria profesional en el sector empresarial, sin perder de vista ese olfato periodístico, esa vocación, porque como ella misma nos cuenta sus proyectos son “Pura Comunicación”.

  • Si miramos la agenda de esta ciudad, no habrá un solo día en que no acojamos un evento ligado al emprendimiento
  • En este momento, probablemente Valencia sea una de las ciudades del mundo más activas en cuanto a emprendimiento. Tenemos un ecosistema, formado por personas, súper dinámico, que estamos sumando esfuerzos, lo que permite hacer más cosas en Valencia y darles mayor visibilidad, llegar a más personas.
  • ¿Está de moda?
  • Valencia es una tierra de emprendedores, el ecosistema empresarial valenciano lo conforman multitud de empresas, pymes en su mayoría, que fueron impulsadas por emprendedores. Cuando vivimos la crisis, muchas personas vieron en el autoempleo una fórmula para salir adelante. Fue un momento en el que algo que se venía haciendo, se convirtió en una moda… por necesidad. Pero llevar adelante un proyecto requiere financiación, formación y una serie de habilidades personales que, nuestra sociedad, hasta hace poco no fomentaba.

  • ¿Cuáles son estas habilidades que definen el perfil de un emprendedor?
  • La primera y principal, la asunción positiva del fracaso. Nuestra sociedad no ha trabajado lo suficiente esta actitud, otros países como los EEUU, educan en que el fracaso no es negativo. Emprendedores que son referentes en estos países, han fracasado 3 o 4 veces. Nosotros hemos aprendido más tarde, si tú no has fracasado antes varias veces no hay ningún inversor que pueda confiar en ti.

Incorporar el fracaso a nuestro curriculum emprendedor es lo más sano y saludable que hay”

La iniciativa y también la perseverancia, porque el éxito se logra tras años de lucha, de esfuerzo, de reconducir el proyecto y dar con la solución adecuada. Por supuesto, la capacidad de comunicación. Cuando un proyecto llega a una aceleradora el primer filtro es la credibilidad del emprendedor que presenta una idea, aquí las habilidades de comunicación son clave. Otra es la capacidad de colaboración frente a la competencia. Cuando tienes un proyecto y lo compartes, es la forma más rápida de validar tu idea. Muchas veces tus proyectos ganan si sumas apoyos.

  • Comentabas cómo en otros países ya desde la escuela se fomentan estas habilidades, me gustaría que nos hablaras de un proyecto tuyo Chiquiemprendedores, comprometido en la formación del talento emprendedor de los más pequeños
  • Empezó como un prototipo. Mis circunstancias vitales y profesionales cruzaron y me surgió la posibilidad de plantear socialmente una idea. En ese momento, me encargaba de la formación en herramientas de comunicación a muchos emprendedores y veía la carencia de algunas habilidades clave. En ese momento, fui mamá por primera vez y me surgió la inquietud. Porque en un momento de nuestras vidas que ya somos profesionales, hemos pasado por el colegio, por una formación superior, trabajamos….el mercado nos demanda una serie de habilidades que no tenemos desarrollas. En el Día de la Persona Emprendedora, lo que hoy llamamos Focus Pyme, plantee una jornada sobre educación y emprendimiento. Era 2013, juntamos a profesores, madres, padres, estudiantes, empresarios y empresarias, y sacamos un listado de habilidades emprendedoras que se deben trabajar desde una educación temprana. Allí arrancó el proyecto, primero con un formato de campus de verano, aunque creo que debería introducirse en los colegios que es donde los estudiantes pasan más tiempo. Es un camino iniciado, un proyecto sólido con mucha vida por delante.

  • En estos campus de emprendimiento ¿se descubre el perfil de aquellas niñas y niños con talento emprendedor?
  • La verdad es que emprendedores en presente pero, sobre todo, en futuro, vamos a tener que ser todos, aunque trabajemos por cuenta ajena. Cada vez más, el espíritu emprendedor es una de las habilidades demandadas por las empresas. La capacidad de tener iniciativa, llevar adelante tus proyectos….En Chiquiemprendedores ya no solo vislumbras a quién va a ser emprendedor sino a quién va a triunfar en la vida, con estas habilidades.
  • Intraemprendimiento, cada vez más importante en las organizaciones
  • Actualmente, colaboro en diferentes acciones formativas de la Escuela de Organización Industrial (EOI), en cursos para todas las disciplinas, se ha introducido un módulo de empleabilidad del que soy formadora donde abordamos temas como: la importancia de la marca personal, habilidades de comunicación, liderazgo,…. habilidades que son necesarias para cualquier trabajador en el entorno laboral que se está configurando. Precisamente, uno de estos módulos se impartió en la Universidad CEU Cardenal Herrera.
  • ¿Emprenden igual los hombres y las mujeres?
  • Las mujeres tienen ganas de emprender. Las mujeres reaccionamos más a las situaciones sociales que nos incomodan. Muchas emprendedoras desarrollan proyectos para paliar “injusticias”, necesidades que han detectado. Ésta debería ser una característica común de todos los emprendedores, reaccionar para mejorar algo. Precisamente, el proyecto Inspiradas, surgió a partir de las madres que traían a sus hijos e hijas a Chiquiemprendedores, muy comprometidas en la educación de estas habilidades emprendedoras. Esta circunstancia y verme un poco como consejera de otras mujeres de mi entorno femenino en temas como comunicación, redes sociales, etc…me animó a trabajar en este proyecto. Me encontré con Celia Domínguez, que complementaba mi formación y habilidades, y juntas impulsamos Inspiradas.

  • ¿Cómo está funcionando este proyecto?
  • Hemos ofrecido formación personalizada a cerca de 200 mujeres, además de organizar decenas de eventos donde acuden muchas emprendedoras a inspirarse. Desde Inspiradas formamos, inspiramos pero además ayudamos a que las emprendedoras conecten entre sí, porque creemos en las redes de colaboración, y damos visibilidad.
  • Me gustaría volver ahora al principio, porque tú estudiaste Periodismo en la CEU UCH
  • Sí, siempre digo que esa etapa, sea en la universidad o en otros estudios, es una de las mejores etapas de la vida. Porque te da tiempo a disfrutar de tus estudios y a probar lo que puedes llegar a ser. Con retrospectiva pienso que igual si no hubiera estudiado Periodismo no estaría aquí, es un camino muy consecuente. Llegué como periodista a la empresa que más tarde me llevó hasta Chiquiemprendedores.

“Mi curiosidad pudo un poquito más y me acerqué al mundo de la empresa y empecé a ver qué hueco tenía, sin dejar nunca de apostar por la comunicación, mis proyectos son pura comunicación. Todos. Y lo seguirán siendo”

  • Mirando al futuro
  • Mirando al futuro veo a mis hijos. A mi hijo mayor siendo feliz con lo que a él le apasiona, la tecnología, y espero que se encuentre con una sociedad que no le cierre puertas para desarrollar esa pasión porque llegará a ser brillante. A mi otro hijo que, con sus habilidades sociales, se va a comer el mundo, estoy convencida del poder efectivo de esas habilidades sociales. Y a mi hija pequeña (que nos acompaña esta tarde en su carrito) que le queda lo más importante, porque creo en una sociedad de futuro donde las mujeres no tengan barreras para ser líderes, en cualquier sector.

  • Recuerdo haber asistido a un curso que impartías, y nos contabas cómo cuando la gente se marchaba a América a buscar el oro, otros que llegaron antes y les facilitaron todas las herramientas, fueron los más beneficiados en aquella aventura. Nos invitabas a ser así, a ser pioneros, a buscar ese espacio de innovación… ¿de eso se trata no?
  • El que tenga esas habilidades para facilitar, se va a comer el mundo. Es posible ser un facilitador en cualquier esfera profesional en la que te encuentres, hasta el trabajo más sencillo a simple vista, tiene una vuelta de tuerca, y esa vuelta permitirá que el proyecto mejore, que crezca, que no desaparezca. Las profesiones de hoy también están sujetas a esta necesaria evolución.No nos podemos quedar de brazos cruzados, hay que activar todos nuestros mecanismos de innovación. El proyecto que aglutina hoy a Chiquiemprendedores e Inspiradas, Upbeat Modus, significa en modo positivo. No pensemos que la tecnología nos dejará sin empleo, que los niños están cada vez más destarifados

“pensemos que hemos de armarnos de habilidades a las que no hemos prestado atención para afrontar ese futuro en positivo”

Mirar en positivo lo que está por venir. Esa es la filosofía que mejor define a Ana Carrau.

Gracias Ana, enhorabuena por tu trabajo y mucha suerte!!