Estudiantes de Magisterio del CEU de Castellón diseñan actividades grupales en el Museo de Bellas Artes  

Descendimiento de la Cruz, de Juan de Juanes; El estudio del pintor, de Ramón Stolz; o Autorretrato, de Porcar, del Museo de Bellas Artes de Castellón, entran en el aula de Primaria. O lo harán, con toda seguridad, cuando los estudiantes de Magisterio del CEU ejerzan como maestros.   
Ese es el propósito del innovador proyecto “Estrategias y recursos para pensar, expresar y comunicar con la obra de arte en Primaria”.
Durante esta original iniciativa, los estudiantes se han desplazado al museo para participar en una simulación en la que cada uno debía diseñar y llevar a cabo una actividad grupal para escolares de primaria. 

‘Esta actividad nos ha permitido observar las diversas obras de arte del museo y su valor cultural, y también desarrollar nuestras habilidades docentes’

Irene Bomboi, estudiante de Magisterio en la Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón

  


“Antes de la simulación, estuvimos trabajando en clase la organización de este tipo de actividades docentes atendiendo a la importancia de la alfabetización visual, las posibilidades didácticas de la imagen y el aprendizaje ‘in situ’, dialógico y activo, en el que se interactúa con la obra, además de conocer los fondos del museo. Y, a partir de ahí, cada estudiante seleccionó una obra e ideó su propia acción grupal para ponerla en práctica el día de la visita”, explica María José Rodríguez, profesora de Magisterio del CEU.   
“Ya en el museo, continúa, cada alumno ha escenificado su propuesta ante cuatro compañeros que desempeñaban el rol de escolares, mientras otro estudiante grababa la simulación para que pudiéramos evaluar, posteriormente y entre todos, los trabajos”.  

Maestros preparados

Los resultados han sido muy positivos. “Gracias a esta experiencia, asegura la profesora del CEU, los estudiantes han comprobado que son capaces de hacer pensar a los niños a través de una obra de arte, de consolidar y adquirir conocimientos con preguntas y la observación atenta, así como de motivar la participación activa de los niños y gestionar adecuadamente posibles conflictos”.  
Así lo corrobora la estudiante Irene Bomboi: “La actividad me ha parecido muy interesante y creo que va a ser muy útil en mi futuro”. “Nos ha permitido observar las diversas obras de arte del museo y su valor cultural, y desarrollar nuestras habilidades docentes, como gestionar los posibles conflictos y aplicar estrategias y recursos para fomentar la comunicación y la alfabetización visual de los niños”, prosigue.

Un proyecto, en suma, que refuerza la formación de los futuros maestros en materia de creatividad y arte, cuyo día internacional se celebra este viernes.  
Y es que, como recuerda María José Rodríguez, “el arte proporciona infinitas posibilidades educativas al maestro, ya que, en el proceso creativo, el niño entrena una mirada curiosa y sensible a todo lo que le rodea”.  
Además, esta actividad se inscribe en el conjunto de ejercicios que afrontan los estudiantes de Magisterio para superar la prueba práctica de competencias ECOE, que el CEU ha implantado de modo pionero en las titulaciones de Educación. 

Artículo anteriorSandra Bendig, una futura veterinaria con corazón de «musher»
Artículo siguienteMiércoles, 13 de abril de 2022