En el acto académico se entregaron también las becas a las nuevas promociones de las Ingenierías Técnicas en Diseño Industrial y en Informática de Gestión

Los miembros de la presidencia del acto hicieron entrega de las becas a las nuevas promociones de la ESET.

La Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas (ESET) de la Universidad CEU Cardenal Herrera ha celebrado en un acto académico conjunto las imposiciones de becas a sus nuevas promociones de titulados. Junto a la décima promoción de ingenieros técnicos en Diseño Industrial y a la sexta de ingenieros técnicos en Informática de Gestión, han recibido también sus becas las primeras promociones de las dos titulaciones más recientemente implantadas en la ESET: Arquitectura y la Ingeniería Informática de grado superior.
Los primeros arquitectos formados en la CEU-UCH han sido apadrinados por el decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Valencia, Juan M. Castillo Carpio. En sus palabras a los titulados, Castillo se refirió a la profesión del arquitecto como “creador de espacios de vida”. Por ello, señaló, “vuestra mejor obra será aquella cuyo propietario, al cabo de los años, venga agradecido a contaros lo bien que vive en ella”.
El decano del Colegio Oficial de Ingenieros en Informática, Julián del Valle Fernández, fue el padrino de las dos promociones de informáticos que recibían sus becas en el acto académico. “Las empresas aprecian sobre todo la capacidad de adaptación e innovación de los ingenieros informáticos”, dijo el decano en relación con la profesión elegida por los ahora titulados, “una de las pocas en las que el desempleo es bajo” y para la que les recomendó pensar siempre de manera estratégica y aprender al máximo de cada puesto que vayan ocupando.
El padrino de la décima promoción de diseñadores industriales fue el profesor de la titulación Manuel Bañó Hernández, que habló del diseño como un oficio en el que los profesionales deben proponer las soluciones que beneficien al máximo número de personas posibles: “El proceso del diseño traza una espiral sobre la que se va acorralando una solución de consenso que finalmente se ofrecerá a la sociedad”. Y añadió: “Creo en un diseñador de ‘vale para todos’, más que un diseñador de ‘como es exclusivo, lo tomas o lo dejas’”.
Cerró el acto, el discurso del director de la ESET, José Luis Ferrer, que destacó el ambiente amigable de la Escuela y la convivencia compartida durante tres o cinco años con los estudiantes que ahora abandonan las aulas. También agradeció a los profesores su esfuerzo y su ejemplo para ofrecer a los alumnos no sólo preparación técnica, sino también fortaleza de espíritu. En su discurso también anunció la próxima puesta en marcha de la nueva Escuela, en el campus de Alfara, que permitirá reunir a los alumnos de todas las titulaciones en un mismo centro.
Durante el acto, también intervinieron en representación de sus compañeros de profesión los alumnos Sebastiá Verger, de Ingeniería Informática; María Samo, de Arquitectura; y María José Velasco, de Diseño Industrial. Todos ellos destacaron los lazos de amistad que han surgido entre compañeros en los años de carrera y el esfuerzo de la CEU-UCH para poner en marcha las titulaciones que ahora despiden a su primera promoción.