Profesores y técnicos del CEU desarrollan materiales específicos para la inmersión real del alumnado en los procesos que trabajarán en las UCIs

la realidad de la enfermería en las aulas
Francisco Prats durante una de las sesiones con el alumnado de Enfermería

El alumnado de Enfermería del CEU-UCH recibe desde hace años una formación especializada que les acerca de forma real a lo que encontrarán en los distintos servicios de hospitales y Centros de Salud. La última novedad es la canalización de Catéter Central de Inserción periférica (PICC) mediante técnica ecoguiada, que es la que se aplica en las UCIs. “El futuro, y en algunos hospitales, el presente, es que los enfermeros, realicen estos procedimientos siempre guiados por ecografía. Y que mejor manera, que asentar estos cimientos, desde la Universidad. Trasladar la realidad de la enfermería en las aulas”, asegura Francisco Prats profesor de la asignatura “Enfermería Clínica III”.

La metodología de la práctica está dividida en dos partes y se desarrolla con un grupo reducido de alumnos de 3º de Grado de Enfermería para una mayor especialización. Primero se imparte una introducción teórica del catéter PICC, y los procedimientos actuales de instauración de este tipo de dispositivos. Los alumnos practican la técnica por parejas. Uno hace de ayudante y el otro procede a realizar la técnica (que es completamente estéril) después se intercambian los roles. Así todos practican la inserción varias veces. “Esto se realiza sobre un simulador específico para esta técnica. Además, utilizamos una monitorización virtual de signos vitales, para que los alumnos reconozcan posibles situaciones de alerta que se pueden generar al insertar los PICC”, advierte Prats.

Seguidamente, se realiza la canalización de vasos sanguíneos mediante el uso de la ecografía. Para ello, los alumnos usan dos ecógrafos con sonda lineal. Con ello aprenden a orientarse en el espacio y a realizar la técnica “corta y larga” para examinar el vaso sanguíneo que van a puncionar. “Los alumnos se exploran los unos a los otros, su anatomía en la zona de canalización, mediante la ecografía. Esto les permite reconocer estructuras clave que deben evitar lesionar como el nervio mediano o la arteria braquial”, señala este experto.

Materiales creados ad hoc

Se da la circunstancia de que la técnica de punción la realizan sobre “fantoma” de simulación, que ha elaborado el profesor Prats con la técnico Ruth Gómez. “Es una mezcla de glicerina, gelatina pura y lugol. Esto proporciona las características ecogénicas, similares a los tejidos. Dentro de este “molde” que cubrimos con una capa de látex, insertamos dos tubos de látex, uno con colorante rojo que simula la arteria y otro con azul, que simula la vena”.

De esta forma, los alumnos, mediante visión directa con el ecógrafo, aprenden a orientarse en el espacio y a utilizar esta técnica para canalizar el vaso deseado. Cabe destacar que en esta práctica todos los materiales que se utilizan son materiales reales. “Es decir, los alumnos practican con el mismo material que se encontrarán después en las UCIs durante su rotación por estos servicios. Insisto, se trata de trasladar la realidad de la enfermería en las aulas”, concluye Prats.

Artículo anteriorMartes, 26 de abril de 2022
Artículo siguienteMiércoles, 27 de abril de 2022