• La jefa del Servicio de Hematología del Hospital Arnau de Vilanova; la vicepresidenta de la Asociación Valenciana de Pacientes Anticoagulados y la profesora del Departamento de Farmacia de la CEU UCH Mª Dolores Guerrero, han intervenido en esta sesión de Los Miércoles hablamos de Salud
  • Este ciclo es una iniciativa de la CEU UCH dirigida a los alumnos de las titulaciones de la Facultad de Ciencias de la Salud, que quiere despertar el interés del estudiante, independientemente de la titulación que esté cursando, por abordar problemáticas comunes y fomentar el trabajo conjunto de los futuros profesionales.

“El autocontrol del paciente es fundamental en este tipo de patologías, por lo que todo profesional de la Salud es responsable de una adecuada educación sanitaria de estos pacientes para poder detectar signos de alerta que impliquen acudir al médico de cabecera o a un servicio de urgencias según el caso”. De este modo se ha manifestado la profesora del Departamento de Farmacia de la CEU UCH, Mª Dolores Guerrero, durante su intervención en el ciclo Los Miércoles Hablamos de Salud en la Universidad CEU Cardenal Herrera, dedicado al Paciente Anticoagulado.

Estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud de la CEU UCH han asistido a esta sesión que ha sido presentada por la vicedecana de Farmacia, Lucrecia Moreno, y ha contado también con las intervenciones de Francisca López, jefa del Servicio de Hematología del Hospital Arnau de Vilanova; y Camila Romero, vicepresidenta la Asociación Valenciana de Pacientes Anticoagulados.

Expertos y pacientes han destacado el papel de los profesionales sanitarios en la necesaria formación de estos pacientes que garantice un correcto autocontrol.

“El paciente es atendido por múltiples profesionales sanitarios que deben conocer la realidad del paciente así como ofrecer una continua y actualizada educación sanitaria que asegure la efectividad y seguridad de los tratamientos”

La profesora de la CEU UCH ha explicado a los futuros profesionales sanitarios el perfil de estos pacientes suele ser un paciente mayor, polimedicado, con un conocimiento bastante elevado acerca de los fármacos que consume, del riesgo de interacciones que presentan, además de con cierta preocupación por la posibilidad de fenómenos trombóticos o hemorrágicos en función del tipo de anticoagulante usado”.

La jefa del Servicio de Hematología del Hospital Arnau de Vilanova, Francisca López, ha presentado la evolución de los tratamientos anticoagulantes. En la actualidad coexisten en el mercado los anticoagulantes clásicos muy conocidos en cuanto a su perfil de seguridad y al manejo de eventos hemorrágicos, frente a los nuevos anticoagulantes orales, que requieren de menos controles periódicos y tienen un adecuado perfil de seguridad a dosis terapéuticas y con una función renal adecuada del paciente.

En este aspecto, profesionales y pacientes han coincidido también en señalar que un adecuado conocimiento de la dieta, de la actividad física apropiada a esta patología y de las actividades que son consideradas de riesgo en este colectivo, son algunas de las rutinas indispensables para que un buen cumplimiento terapéutico logre la efectividad y seguridad requeridas.

Camila Romero, vicepresidenta la Asociación Valenciana de Pacientes Anticoagulados, ha compartido con los estudiantes de la Facultad su experiencia con la enfermedad y los tratamientos. La Asociación lleva a cabo una labor de apoyo constante a este colectivo y sus familias, con el objetivo de mejorar su calidad de vida. Entre sus actividades destacan los cursos y talleres de autocontrol para los pacientes anticoagulados.