Los investigadores José Ignacio Redondo y Fernando Martínez-Taboada destacan que permitirá ajustar la dosis de fármacos sedantes para conseguir un efecto óptimo y aumentar la seguridad del procedimiento

Estudiantes de la CEU-UCH tratan a un perro sedado en el Hospital Clínico Veterinario de la Universidad.
Estudiantes de la CEU-UCH tratan a un perro sedado en el Hospital Clínico Veterinario de la Universidad.

Los investigadores José Ignacio Redondo García, profesor de la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, y Fernando Martínez-Taboada, profesor de la Faculty of Veterinary Science de la University of Sydney (Australia), han diseñado una escala multifactorial para que los veterinarios puedan evaluar, de forma eficaz y sencilla, el grado de sedación en los perros que tratan en sus clínicas. Esta herramienta permitirá ajustar la dosis de fármacos adecuada para conseguir su efecto óptimo en los procedimientos clínicos en perros que requieran sedación.

Según destaca el profesor Redondo, de la CEU-UCH, “aunque pueden encontrarse en la literatura científica algunos instrumentos para valorar la sedación, no existía hasta ahora un método validado y aceptado por la comunidad científica para la determinación del grado de sedación en el caso de los perros”. La nueva escala, diseñada junto al profesor Martínez-Taboada, ha sido presentada ante los especialistas participantes en el XII Congreso Nacional de Sociedad Española de Anestesia y Analgesia Veterinaria (SEAAV), celebrado en Sevilla este mes de junio.

Los investigadores Fernando Martínez Taboada (U. Sydney) y José Ignacio Redondo (CEU-UCH), autores del estudio.
Los investigadores Fernando Martínez Taboada (U. Sydney) y José Ignacio Redondo (CEU-UCH), autores del estudio.

Expertos de ocho países

Un total de 23 expertos reconocidos en el ámbito de la anestesia, doctores en veterinaria, socios de la SEAAV o con acreditación de AVEPA en anestesia, Diplomados por los Colegios Americano (ACVAA) o Europeo de Anestesia (ECVAA), y que trabajan en España, Argentina, Estados Unidos, Canadá, Francia, Reino Unido, Australia y Holanda, han participado en este estudio para el desarrollo de la nueva escala de sedación. Para ello, han descrito cinco estados en los perros que tratan, que van desde la no sedación, a la sedación ligera, la sedación moderada, la sedación profunda y la excitación. Las términos empleados en las descripciones realizadas por estos expertos fueron agrupados por los investigadores de la CEU-UCH y la University of Sydney en descriptores para cada uno de estos cinco estados de sedación, dando lugar a un formulario.

Este formulario fue evaluado por los mismos expertos en sus casos clínicos reales, indicando en qué estado de sedación se encontraba el perro, antes y después de administrar un sedante. El análisis estadístico de los resultados de estos formularios permitió identificar las variables incorporadas a la nueva escala diseñada, que permiten discriminar, de forma sencilla para el veterinario, entre los diferentes estados de sedación en el caso de los perros.

La nueva escala fue presentada en el XII Congreso Nacional de Sociedad Española de Anestesia y Analgesia Veterinaria (SEAAV).
La nueva escala fue presentada en el XII Congreso Nacional de Sociedad Española de Anestesia y Analgesia Veterinaria (SEAAV).

Estados de sedación

Los descriptores de los estados de sedación obtenidos durante la investigación, fueron agrupados por los profesores de Veterinaria de la CEU-UCH y la University of Sydney en varios bloques: desde el estado mental del perro tratado, hasta su movimiento, postura, respuesta a estímulos generales, visuales, auditivos y táctiles, comportamiento, respuesta a la sujeción, tono muscular, parámetros fisiológicos, expresión facial, posición del ojo, tamaño de la pupila, presencia o ausencia de vocalización y posibilidad de realizar el procedimiento que motiva la sedación.

Tras un complejo análisis estadístico, se han identificado las variables que permiten al veterinario evaluar al perro para diferenciar entre grados de sedación. Son diez: posición de la cabeza, sigue con la mirada, mueve la cabeza al mirar, postura, cambio postura, reflejo postural, movimientos espontáneos, posición del ojo, párpados, vocalización y procedimiento.

“Facilitar la evaluación de la sedación, de un modo eficaz y sencillo, es clave para que el veterinario pueda determinar la potencia y los efectos de los fármacos empleados en anestesia, establecer las dosis que se deben emplear, sus posibles combinaciones y las vías de administración más adecuadas en los perros que trata”, destaca el doctor Redondo. Por ello, junto a Martínez-Taboada, trabajan ya en la adaptación de la escala a un formulario todavía más simplificado que, una vez validado, facilitará su uso cotidiano entre los veterinarios en clínicas. Estas misma escala también tendrá aplicación en el ámbito de la investigación científica, para el desarrollo de nuevos fármacos para la sedación y el estudio de combinaciones eficaces de fármacos anestésicos y analgésicos.