Un grupo de estudiantes de todos los cursos de Architecture de la CEU UCH viajan a las tres capitales vascas para estudiar sus espacios urbanos y arquitectónicos más innovadores, con los profesores Daniel Monleón y Silvia Alonso

Los estudiantes y profesores de Architecture de la CEU UCH, en el Paseo Nuevo de San Sebastián, del arquitecto Manuel Ruisánchez, junto a la escultura "Construcción vacía", de Jorge Oteiza.
Los estudiantes y profesores de Architecture de la CEU UCH, en el Paseo Nuevo de San Sebastián, del arquitecto Manuel Ruisánchez, junto a la escultura “Construcción vacía”, de Jorge Oteiza.

21 estudiantes, 17 países… y un destino: la arquitectura de vanguardia del País Vasco y el diseño innovador de sus tres capitales. Espacios que se han convertido, durante cuatro días, en la mejor aula para aprender arquitectura y urbanismo “sobre el terreno”. Acompañados por los profesores Daniel Monleón, de Urbanismo, y Silvia Alonso, de Proyectos Arquitectónicos, los estudiantes de Architecture han vuelto a poner en práctica la metodología que caracteriza, de forma transversal, a estos estudios en la CEU UCH: los espacios urbanos y arquitectónicos reales son la mejor aula, porque la arquitectura se aprende viajando.

La arquitectura y el espacio urbano de Euskadi, como aula

El Peine del Viento, el paseo de La Concha y su prolongación como Paseo Nuevo han sido el arranque de la visita al País Vasco, con San Sebastián como punto de partida, donde se integran las esculturas de Chillida y Oteiza con los elementos arquitectónicos y con el paisaje. La iglesia de Iesu, de Rafael Moneo, el Jardín de la Memoria y los patios diseñados por los arquitectos y paisajistas de LUR Paisajistak en las Riberas de Loiola han formado parte también de la visita a la capital donostiarra.

Además, en San Sebastián, los estudiantes de Architecture de la CEU UCH han visitado el edificio del Basque Culinary Center, de Estudio VAUMM; las Juntas Generales de Guipúzcoa, de los arquitectos Javier Barcos y Manuel Enríquez; y el Musikene, edificio del Centro Superior de Música del País Vasco, de GAZ Arkitektoak. El Parque de Aiete, de Isuuru Arquitectos; el Museo de San Telmo, de Nieto y Sobejano; y el Auditorio del Kursaal, de Moneo, han completado el recorrido por la arquitectura donostiarra más destacada.

En el Paseo de la Memoria de Bilbao.
En el Paseo de la Memoria de Bilbao.

Urbanismo en Bilbao, “cinturón verde” en Vitoria

En Bilbao, tanto el emblemático Museo Guggenheim como el Palacio Euskalduna han formado parte de la “clase sobre el terreno”, junto a espacios de interés urbanístico como la plaza Euskadi y sus viviendas, el Paseo de la Memoria o el barrio de Ametzola. Además, en dos localidades cercanas a la capital vasca se han visitado espacios creados por el estudio NO.MAD y Eduardo Arroyo: la plaza del Desierto, en Barakaldo, y la guardería del Colegio Vizcaya en Zamudio.

En la última jornada en Vitoria, tanto el centro histórico y sus modernas rampas mecánicas de acceso, de Roberto Ercilla, como el cinturón verde de la capital alavesa, con los parques de Salburua, Olarizu y Armentia, han sido objeto de análisis por parte de profesores y estudiantes de la CEU UCH, en el último de los cuatro días de visita al País Vasco, en los que han convertido los espacios urbanos y arquitectónicos reales en su propio “espacio de clase”.

En el centro histórico de Vitoria, junto a las modernas rampas mecánicas de acceso, obra del arquitecto Roberto Ercilla.
En el centro histórico de Vitoria, junto a las modernas rampas mecánicas de acceso, obra del arquitecto Roberto Ercilla.

Guiados por los profesores Daniel Monleón y Silvia Alonso, que han diseñado las visitas y seleccionado los lugares de mayor interés formativo, los 21 estudiantes de la CEU UCH que han participado en el viaje -procedentes de Líbano, Francia, Rumania, Suecia, Egipto, Ecuador, Rusia, Brasil, Israel, Finlandia, Italia, Eslovaquia, Ucrania, India, Estados Unidos, Turquía y España- han descubierto tanto la arquitectura, como el urbanismo vascos, en una fusión de tradición y modernidad que les servirá como base de sus próximos trabajos de clase, que se han iniciado sacando el aula fuera del aula. Porque en la CEU UCH, una vez más, se demuestra que la arquitectura se aprende viajando.

Estudiantes y profesores de Architecture de la CEU UCH, en la iglesia de IESU de San Sebastián, obra de Rafael Moneo.
Estudiantes y profesores de Architecture de la CEU UCH, en la iglesia de IESU de San Sebastián, obra de Rafael Moneo.