Este informático y alumni del Máster Universitario en Dirección y Gestión de Empresas MBA del CEU acaba de lograrlo por segunda vez: ver seleccionado su proyecto en una aceleradora de primer nivel.
La ‘racha’ comenzó cuando TheLogicValue fue uno de los quince finalistas en Insomnia, la primera aceleradora Fintech de España impulsada por Bankia. Ahora, este mismo proyecto ha sido seleccionado en Cuatrecasas ACELERA.
Del posgrado que cursó en el CEU, José Antonio Cano destaca, sobre todo, el perfil profesional del claustro. No en vano, uno de sus socios es profesor de este máster. Y, precisamente, TheLogicValue se ideó tomando un café, en un descanso entre clases.

the-logic-value-alumni-mba-ceu-2
El alumni del CEU (primero a la derecha), junto a los otros dos fundadores: Ricardo Domínguez (izquierda de la imagen) y Lorenzo García (en el centro), también profesor del MBA

Te estábamos entrevistando por el éxito de TheLogicValue en Insomnia y de repente otra aceleradora os vuelve a seleccionar…

Sí. Estamos contentísimos. Acabamos de entrar en otro proceso de aceleración, esta vez para desarrollar una linea de negocio LegalTech dentro de Cuatrecasas ACELERA. Con esta línea de negocio desarrollaremos productos para el sector legal. Es algo que todavía esta cociéndose junto con nuestro mentor en Cuatrecasas, y hay que darle forma.
Tenemos bastantes frentes abiertos y vamos a empezar un periodo de mucho trabajo, pero reconforta ver cómo entidades como Cuatrecasas, Telefónica y Bankia respaldan el proyecto; esto nos da fuerzas para seguir adelante.

Empecemos por el principio. Tú estabas estudiando el MBA del CEU cuando nace la idea de TheLogicValue. Cuéntanos.

Sí. La idea surgió al conocer a mi profesor de Valoración de empresas del máster (y cofundador de TheLogicValue), Lorenzo García. En un descanso entre clases, hablando sobre las posibilidades de montar una empresa al acabar el posgrado y sobre ideas para el TFM (Trabajo Final de Máster), me comentó que tenía una hoja Excel con la que él valoraba empresas desde hacía más de 10 años, pero que el proceso era manual y muy costoso cada vez que tenía que actualizar datos para las valoraciones de empresas.
Con ese punto de partida, empezamos a construir, junto con Ricardo Domínguez, el tercer cofundador, los demás socios y equipo, lo que hoy es TheLogicValue.

El MBA del CEU era el mejor que encontré a nivel de claustro y programa.  Todos los profesores eran empresarios o directivos, con lo que sabías que te ibas a casa con vivencias de personas con un bagaje profesional importante

Algo más que una hoja de Excel será…
(Risas). Claro. Básicamente se trata de una aplicación móvil para IOS y Android donde el asesor financiero o el pequeño inversor puede encontrar una herramienta de valoración funcional muy potente.
Está basada en un algoritmo matemático que hemos desarrollado para la valoración de empresas que mide el valor de la empresa en segundos. No se trata de que nosotros adivinemos cuánto vale una empresa, sino que nuestra herramienta ofrece al usuario la posibilidad, basándose en 6 datos financieros, de generar un valor objetivo de dicha empresa.
Nosotros contamos con un equipo de analistas que utiliza nuestro algoritmo con los datos de consenso rectificados para valorar las empresas, pero puede que haya gente que no esté de acuerdo con dichos datos y, por lo tanto, tiene la posibilidad de cambiarlos obteniendo una nueva valoración.

¿Cómo es esa APP?
Tiene una versión gratuita, con publicidad, donde el algoritmo está limitado a un número de cálculos diario y los datos de nuestros analistas aparecen en unas pocas empresas.
Luego tenemos la investor. Ahí no hay publicidad y podemos ver los datos de las empresas. Esta versión sirve de base a un inversor que no tenga conocimientos financieros y que quiera tener otra opinión sobre empresas en las que invierte.
En la versión profesional ofrecemos un uso ilimitado del algoritmo y también vemos todos los datos de las empresas. Es la que utilizan los usuarios con más conocimientos, que introducen sus propias valoraciones en la herramienta.
Y por último tenemos la institucional: la que vamos a desarrollar con Bankia y está personalizada para cada entidad.

¿El que valora realmente es el usuario final?
Sí, esa creemos que es nuestra principal aportación. Nosotros no inventamos nada, simplemente simplificamos el análisis funcional de las empresas, la ponemos al alcance de todo el mundo, porque simplificamos la complejidad de la valoración en algo tan simple como dar valor a esas 6 variables. Nuestro algoritmo es una fusión de métodos utilizados a día de hoy como el descuento de flujos de caja que requieren de conocimientos financieros que el pequeño inversor no suele tener.
Es cierto que te debe gustar el mundo de la bolsa o tener algún conocimiento financiero para hacerlo, pero en pocos segundos puedes tener una opinión de una empresa y, lo que es también muy importante, puedes usar el mismo método para todas las valoraciones, no importa el sector ni el país. Con esta base podemos desarrollar servicios a entidades que les permiten cumplir con requisitos de la Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros.

Si te metes en este mundo, haz algo que te guste, porque vas a trabajar muchas horas. Así que, al menos, ¡que te compense!

¿Un sistema de valoración sin fronteras?
Sí, y además es útil también para valorar fondos de inversión, inmuebles, calcular riesgos de clientes, valoración de empresas no cotizadas, fusiones de empresas, etcétera. Hay muchas posibilidades, pero hasta ahora nos hemos centrado en valoración de empresas cotizadas para la puesta en marcha de la empresa.

Hablando de valoraciones, y antes de meternos en el mundo de las aceleradoras, ¿cómo calificas el MBA del CEU?
Muy positivo. Aparte de los conocimientos que adquieres, que son muchos, personalmente te cambia la vida. Suena a tópico, pero, si tienes la suerte de dar con los compañeros y los profesores indicados, es verdad.
Yo estaba trabajando en Castellón y no podía moverme a Madrid o Barcelona. El máster que ofrecía el CEU era el mejor que encontré, tanto a nivel de claustro como de programa. Todos los profesores eran empresarios o directivos, con lo cual sabías que no te ibas a ir a casa con teorías, sino con vivencias de personas con un bagaje profesional importante.

the-logic-value-alumni-ceu-1
En tan solo año y medio, TheLogicValue cuenta ya con una decena de trabajadores y 3.000 usuarios

Las aceleradoras son claves para los emprendedores.  ¿Cómo ha sido el proceso con TheLogicValue?

La verdad es que la empresa nació cuando tuvimos la primera demo y vimos lo que éramos capaces de desarrollar.
Hasta la fecha hemos tenido dos ampliaciones de capital con familiares y conocidos y en las que hemos tenido la suerte de que entren grandes profesionales del sector financiero, abogados, empresarios y también varios trabajadores de la propia empresa. Esto nos ha servido para formar el equipo que tenemos y para desarrollar el producto. Pero todavía nos queda mucho camino, muchas ideas por desarrollar y mejorar… hay TheLogicValue para rato.
Y gracias al esfuerzo del equipo hemos podido entrar en la primera aceleradora Fintech de España (fuimos uno de los 15 proyectos seleccionados) y ahora en Cuatrecasas ACELERA.

¿Qué ventajas aporta entrar en un proceso de aceleración?
Muchas, estamos muy contentos. Por ejemplo, tener la posibilidad de trabajar con Bankia nos va a permitir desarrollar un producto conjuntamente conociendo las necesidades del cliente de primera mano, algo que hubiese sido complicado conseguir nosotros solos, ya que entrar en una entidad bancaria es un proceso lento y complicado.
Por otro lado, en la vía legal tenemos mucho por hacer, pero tenemos muy buenas expectativas sobre lo que podemos llegar a conseguir.

No puedes esperar a tener un producto perfecto para salir al mercado.
Lánzate mide cualquier acción.
Aprende y vuelve a atacar.

Y todo esto lo habéis logrado en menos de dos años…
Pues, sin contar las pruebas de concepto del principio, llevaremos un año y medio aproximadamente, sí.
En este periodo hemos pasado de tener 1 trabajador a ser 10, y ya contamos con unos 3.000 usuarios. La verdad es que estamos muy satisfechos y esperamos seguir creciendo.

A eso íbamos. ¿Qué planes a medio y largo plazo tenéis?
Primero finalizar los procesos de aceleración donde desarrollaremos productos institucionales para el sector financiero, y también para el legal, sin dejar de lado nuestra aplicación móvil para el asesor financiero o para el pequeño inversor.
A largo plazo, queremos potenciar la presencia internacional dando el salto a Estados Unidos y otros países como Reino Unido o Alemania, mercados mucho más potentes en el sector en que nos movemos.

¿Algún consejo para futuros emprendedores?
Si algo he aprendido es que no puedes esperar a tener un producto perfecto para salir al mercado. Lánzate y, sobre todo, cualquier acción que hagas mídela. Aprende y vuelve a atacar.
Y, eso sí, si te metes en este mundo, haz algo que te guste, porque vas a trabajar muchas horas. Así que, al menos, ¡que te compense!

Muchas gracias y mucho éxito con estas y próximas iniciativas que pongáis en marcha.
Gracias a vosotros.

jose-antonio-cano
El alumni del MBA del CEU el día de la entrega de diplomas