Numerosos alumnos de Magisterio del CEU presentan al Congreso Internacional de Estudiantes sus proyectos y comunicaciones científicas sobre temas educativos de máxima actualidad

“La escuela de hoy en día necesita maestros investigadores, porque la investigación les va a permitir innovar o, dicho de otro modo, encontrar nuevas soluciones para los retos educativos de la sociedad del siglo XXI. En el claustro de Magisterio del CEU lo tenemos muy claro, y por eso fomentamos la capacidad y la vocación investigadoras de los futuros maestros”. Así lo asegura Rosa García Bellido, vicedecana de los Grados en Educación Infantil y Educación Primaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón.

Y parece que los docentes de Magisterio lo están consiguiendo. Como muestra, un nuevo récord de participación de sus alumnos en el Congreso Internacional de Estudiantes de esta universidad, que este año cumple su decimoquinta edición. En concreto, los futuros maestros han presentado una treintena de proyectos y comunicaciones científicas sobre temas educativos que defenderán públicamente ante un tribunal integrado por investigadores.

Se trata de unas propuestas que, además, abordan asuntos de la máxima actualidad e interés para la comunidad educativa, como son la relación entre el aprendizaje y las emociones en los niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), el desarrollo de habilidades de niños con autismo a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, los beneficios del mindfulness en el ámbito educativo, el papel de la escuela en la educación para la salud, o  el desarrollo de la creatividad para la resolución de problemas.

En el ADN de la docencia

“En el CEU estamos convencidos de que un maestro debe investigar durante toda su vida profesional. Debe interiorizar la investigación en su práctica educativa, como si formara parte de su ADN, pues solo así sabrá guiar al alumno en el proceso de aprendizaje en un contexto cambiante y lleno de retos educativos como el actual”, continúa Rosa García Bellido. “Y de ahí que nuestro apoyo al estudiante en materia de investigación sea una constante”, añade la profesora del CEU.

Para que los alumnos sientan pasión por la investigación, la motivación juega un papel fundamental. Por eso, son los estudiantes, y no los profesores, los que eligen los temas en los diferentes retos investigadores que les plantea la Universidad, ya sea para trabajos de clase, el de final de Grado o para congresos.

“La libre elección del tema es una práctica poco habitual en la Universidad española, pero, a pesar del trabajo extra que nos supone a los tutores supervisar tantos proyectos y sobre asuntos tan variados dentro del ámbito educativo, creemos que es fundamental para que los alumnos los afronten con entusiasmo”, asegura García Bellido.

“Además, continúa la docente, intentamos orientar a los estudiantes para que puedan aplicar los resultados de su labor investigadora en los centros escolares donde realizan sus prácticas, siempre en colaboración con los maestros, de modo que comprueben la utilidad real de su esfuerzo y, por extensión, de la investigación en el ámbito educativo”.