Aida Fullera es titulada en Farmacia por la Universidad CEU Cardenal Herrera. El pasado mes de junio presentaba su Trabajo Fin de Grado (TFG) sobre un tema tan complejo como poco investigado: la detección precoz del Alzheimer en personas con Síndrome de Down. Un trabajo que ha permitido avanzar en la búsqueda de herramientas para la detección temprana del deterioro cognitivo en las personas con SD, y en el que ha contado con la colaboración de la Fundación Asindown.

En breve, Aida iniciará sus prácticas posgrado en la Unidad de Ensayos Clínicos La Fe con el objetivo de continuar trabajando en este campo:

“El Alzheimer es una enfermedad que, hoy por hoy, no tiene cura. Todavía hay mucho que investigar y trabajar”

  • ¿Cuáles son las principales conclusiones de tu TFG “Cribado de Deterioro Cognitivo en personas con Síndrome de Down”?

Principalmente, que es mucho más difícil diagnosticar Alzheimer en la población con Síndrome de Down. Hoy día no disponemos de instrumentos que sean sencillos, rápidos y económicos para la detección de la enfermedad en este sector de la población. Con este trabajo queríamos ofrecer una herramienta de cribado fácil y rápida para el diagnóstico precoz. En España, existen unos test para la detección del deterioro cognitivo que funcionan muy bien, son el Test de Fluidez Verbal Semántica (FVS), el Test de Pfelffer y el Memory Impalment Screen (MIS), y a través de esta investigación queríamos probar si estas herramientas eran válidas también para las personas con SD.

  • ¿Son válidos estos test?

Tienen una probabilidad muy alta de ser adecuados, quizá con alguna pequeña validación por parte de expertos. Por ejemplo, en el Test de Fluidez Verbal en 1 minuto hemos podido observar que los resultados tienen más que ver con una limitación en la fluidez verbal de las personas con SD, que con un deterioro cognitivo. Por eso, como te comento creo que los test son válidos, pero con alguna adaptación. Otra ventaja de estos test es que son herramientas sencillas y gratuitas, que no requieren de personal especializado ni de instrumentos de trabajo más que los propios test, por tanto, pueden ser muy útiles en un cribado longitudinal, observando cualquier cambio que se pueda producir en el tiempo. Nosotros hemos pasado estos test en mayo, desde Asindown podrían repetirlos en mayo de 2020 y observar la variación en los resultados.

  • ¿Existe mayor prevalencia del Alzheimer en las personas con SD?

Sí, es más frecuente que en la población general. La prevalencia media de demencia en personas con SD es de aproximadamente 15% a los 45 años, frente a 12% en la población general a los 65 años. A partir de entonces la tasa de demencia se duplica cada 5 años en ambos grupos. Las personas con Síndrome de Down se caracterizan por tener tres copias del cromosoma 21. Al haber tres copias de este gen en lugar de dos hay un incremento en los niveles de proteína precursora amiloide (APP) lo que resulta en una deposición de la placa beta amiloide y enredos neurofibrilares. En algunas personas con SD ya a los 30 años se puede observar neurodegeneración relacionada con el Alzheimer.

«Se deberían realizar más estudios, darle más importancia a la incidencia de esta enfermedad entre las personas con SD, ya que no hay ni la mitad de estudios sobre Deterioro Cognitivo y SD de los que existen sobre esta cuestión en el caso de la población general»

  • Aida, ¿por qué elegiste este tema para tu TFG?

Fue una propuesta de la vicedecana de Farmacia, Lucrecia Moreno, que es experta en la investigación del Alzheimer. Al principio, me costó un poco. La verdad que no tengo ningún conocido o familiar con SD y me daba cierto respeto llegar a Asindown, la asociación con la que hemos colaborado en este trabajo, sin saber si les iba a interesar este tema, si estarían dispuestos a colaborar conmigo. Pero, me puse a investigar el tema y me pareció muy interesante, así que decidí ir adelante.

  • ¿Cómo ha sido la experiencia de colaboración con Asindown?

Ha sido mucho más fácil de lo que pensaba. Buscábamos personas con SD que estuvieran alfabetizadas, que fueran activas. Todos los adultos que participaron en el estudio cumplían este perfil y además eran muy agradables. Los técnicos de Asindown también me facilitaron mucho el trabajo.

  • ¿Te gustaría continuar investigando en este campo?

Sí, el Alzheimer es una enfermedad que, hoy por hoy, no tiene cura. Hay mucho que investigar y trabajar. A partir de mi TFG, empecé a interesarme por los ensayos clínicos. En una Jornada sobre Salidas Profesionales en Farmacia vino el director del Máster en Dirección y Monitorización de EECC y me decidí a comenzar esta especialización.

«Ensayos Clínicos es un mundo muy grande y hay mucho donde aprender y trabajar, precisamente sobre este terreno del envejecimiento»

Creo que he elegido bien, porque además es un mundo donde siempre estás actualizado, te permite estar a la última sobre dianas terapéuticas, fármacos … El mes que viene comenzaré las prácticas de posgrado en la Unidad de Ensayos Clínicos de La Fe, me gustaría enfocar mi futuro como monitora de Ensayos Clínicos en el ámbito del Alzheimer

  • Aida, ¿por qué estudiaste Farmacia?

Farmacia es una carrera muy completa que además te ofrece una visión multidisciplinar. 

«Me gusta la Química, me gusta la biología, y me gustan las personas«

  • Llegaste de Benicarló a Valencia para estudiar Farmacia en la CEU UCH, y ahora también la especialización en esta Universidad

Sí, la verdad que la Universidad CEU Cardenal Herrera me ha encantado. Nos ofrecen muchas oportunidades de acercamiento a las empresas y el sector. Hemos visitado CINFA, COFARES…en Botánica hemos realizado muchas salidas fuera de la Facultad. Las instalaciones, los laboratorios…. la verdad es que estoy muy satisfecha.

Gracias Aida y mucha suerte!!