• El III Premio a la Excelencia Jurídica, organizado por el CEU en Elche y la firma Cuatrecasas, reconoce la capacidad de los alumnos de resolver un caso jurídico real

Son una treintena de estudiantes de 3º y 4º del grado de Derecho del CEU en Elche, integrados en grupos de seis alumnos y tutelados por un alumno del Máster Universitario de la Abogacía. El objetivo es ofrecer un dictamen jurídico sobre un caso real ante un tribunal de expertos integrado por socios del despacho Cuatrecasas en Alicante, catedráticos de Derecho, abogados del Estado, jueces e inspectores de la Agencia Tributaria de Alicante. El premio, además de su cuantía económica de 2.500 euros, supone el reconocimiento de la capacidad de estos estudiantes a la hora de integrar buenas prácticas jurídicas y ético-deontológicas, y el trabajo en equipo, requisitos que responden al perfil de profesionales que buscan las firmas de abogados.

Los estudiantes han mantenido constantes reuniones telemáticas para trabajar en equipo

“Hemos podido comprobar más de cerca la realidad profesional de un jurista, poniendo en práctica los conocimientos adquiridos a lo largo de toda la carrera, y de esta forma, trabajando en equipo para la resolución de un conflicto jurídico en el que se ponen en cuestión interrogantes relativos a diferentes áreas del conocimiento jurídico, tal y como lo haríamos en un despacho profesional de abogados”, reconoce Almudena del Castillo, alumna de 4º de Derecho. Para su compañera Mercedes García, este trabajo le ha permitido reforzar “no solo los conocimientos transversales de varias materias adquiridos al realizar el trabajo completo, sino ponernos en la piel de un abogado”.

Y es que en esta tercera edición del Premio a la Excelencia Jurídica Cuatrecasas, una iniciativa pionera en España por parte de esta prestigiosa firma, “los alumnos han trabajado juntos en la resolución de un caso en el que deben aplicar conocimientos de todas las áreas del Derecho para resolver un supuesto práctico complejo y multidisciplinar”, asegura Sara González, vicedecana de Derecho, Empresa y Marketing, que destaca la capacidad de trabajo durante estos meses de alerta sanitaria, reconocida por el propio despacho de Cuatrecasas.

La inmersión mediante la resolución de un caso real les aproxima a la realidad profesional

Para Paloma Riera, alumna del Máster de la Abogacía y tutora de uno de los grupos, esta iniciativa de integrar en la formación académica del alumno una visión práctica de los distintos ámbitos de la actividad profesional del jurista, representa una oportunidad única para los estudiantes de Derecho: “No es solo una suerte a nivel universitario por impulsarnos hacia nuevas experiencias, sino que es un paso más hacia nuestra futura carrera profesional¨. Algo con lo que coincide Mar Segarra, quien apostilla: “Esta iniciativa nos acerca a la realidad que nos encontraremos cuando nos incorporemos al ejercicio profesional”.

El próximo 25 de junio, los tres grupos de alumnos finalistas, deberán mostrar en la defensa de sus propuestas las habilidades y competencias exigidas para la práctica jurídica desde la perspectiva de la realidad profesional del jurista, que se realizará mediante videoconferencia, con una exposición de 30 minutos, en la que presentarán sus conclusiones a los miembros del jurado. Los alumnos que han alcanzado la final son: Sara López Cutillas, Almudena Del Castillo Santamaría, Beatriz Cerdá Barea, Naiara Martín Vázquez, Mar Segarra Pareja, María Eulalia Moreno Bernal, Nerea Llopis Beltá, Pedro Romero Peña, Pablo Entrellardat Tortillol, Alejandro Olmos Fernández, Paloma Riera Campello, Lorena Sánchez Fernández, Samuel Agulló Botella, Sigfrido José Ayús Gomis-Iborra, Aurora Maciá Parres, David Cayuelas Peral y Mercedes García Ramírez.

Los grupos de trabajo han estado integrados por estudiantes de 3º y 4º de Derecho, así como un alumno tutor del Máster de la Abogacía