seminario democracia deliberativa ceu 1

El seminario, organizado por el grupo de investigación “Democracia deliberativa, comunicación y ciudadanía” de la CEU-UCH, analizó el debate Lippmann-Dewey

El  Palacio de Colomina CEU acogió el pasado 19 de enero el II Seminario de Filosofía y Teoría Política:“El debate Lippmann-Dewey y los antecedentes de la democracia deliberativa”, organizado por el grupo de investigación “Democracia deliberativa, comunicación y ciudadanía” de la Universidad CEU Cardenal Herrera. El seminario contó con la intervención de Leopoldo García Ruíz, profesor de Filosofía del Derecho de la CEU-UCH e investigador del mencionado grupo; Ana Cuevas Badallo, profesora titular de Filosofía e investigadora del Instituto de Estudios de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Salamanca, y Ramón del Castillo, profesor titular de Filosofía de la UNED e investigador del Proyecto “La reconstrucción de la democracia. Más allá de la deliberación y del reconocimiento”.

Los ponentes abordaron desde distintos puntos de vista el intercambio intelectual que tuvo lugar en los años 20 del siglo pasado entre el filósofo John Dewey y el periodista Walter Lippmann a propósito del papel de la opinión pública y de los expertos en el contexto de las democracias modernas. El profesor Leopoldo García sostuvo que lo que hoy se califica como gran debate entre oponentes “fue en realidad una divergencia entre intelectuales que por entonces hacían causa común”. El profesor Del Castillo, en cambio, se mantuvo en una interpretación abiertamente conflictiva de aquel intercambio.

DSC_0014

Por su parte, la profesora Cuevas analizó el distinto papel que atribuyen Lippmann y Dewey a los expertos en democracia. Lippmann, según la ponente, los considera ante todo una fuente de información imparcial para las élites gobernantes, mientras que para Dewey son un elemento clave en la formación de la ciudadanía y un modelo de cómo deben tomarse las decisiones en democracia. La investigadora también analizó la evolución que ha tenido el rol de los científicos en las sociedades democráticas.

Al margen de que se produjera o no un debate en su momento, la confrontación de las consideraciones y reflexiones de Dewey y Lippmann constituye un cuestionamiento profundo de muchos de los supuestos hasta entonces indubitados de la doctrina liberal tradicional, particularmente los referidos al papel de la prensa y la opinión pública, y consiguientemente acerca del juicio público y el gobierno democrático de la sociedad contemporánea: las mismas cuestiones que han de ocupar hoy cualquier revisión de la teoría democrática.

Más información en el blog Delibecracia.