Alejandro Vengrin, estudiante de Enfermería ucraniano en la Universidad CEU en Elche, vive con inquietud la situación de su país y de los familiares que todavía permanecen en medio del conflicto

Alejandro Vengrin, durante las prácticas que realiza en un centro de Salud

Alejandro Vengrin Poleva nació en Ucrania, pero desde pequeño se encuentra en España, después de que sus padres salieran del país buscando una oportunidad. Desde hace dos años estudia Enfermería. Y aquí, mientras asistía a clases en el CEU y compaginaba la formación teórica con las prácticas en un centro de Salud, le cogió la guerra desatada por Rusia. Con la perspectiva y la incertidumbre de la distancia, Alejandro nos cuenta lo difícil de no poder hacer más por su país y sus impresiones sobre el conflicto. Lo que más destaca es el espíritu luchador del pueblo ucraniano y el convencimiento de que acabarán ganando.

Aunque las noticias internacionales advertían de la posibilidad del ataque por parte de Rusia, pese a que Putin dijera que no invadiría Ucrania, ¿cómo recibisteis la noticia?

Recuerdo que me había despertado mi novia diciéndome que tenía que llamar a mi madre de forma urgente. Ella ya llevaba un tiempo despierta y había leído las noticias. Yo me había asustado, ya que pensaba que le había pasado algo a mis padres. En cuanto fui a coger el teléfono ya tenía varios Whatsaps de mi madre diciéndome lo que había pasado. Y que una bomba había caído a escasos 100 metros de donde trabajaba su hermano, un punto estratégico militar cerca de Kiev. No me podía creer lo que estaba leyendo. Y fue casi un shock para mí, no estaba seguro de si solo era una pesadilla y aún estaba durmiendo.

Cuál es tu opinión sobre el conflicto y la acción de Rusia, o más bien de Putin, especialmente.

La agresión de Rusia se produce en el momento en el que los ucranianos han empezado las protestas contra el gobierno prorruso que había en aquel momento. Empezó una revolución. Ucrania había escogido una vía democrática de desarrollo. Mi opinión es que precisamente esto es lo que temía Putin ya que si pasaba en Ucrania podía trasladarse a Rusia. Estos hechos, entre otros, son los que han provocado el conflicto. Además, en los últimos días, al ver la resistencia y la frustración de no conseguir su objetivo inicial, parece que el único objetivo de Putin es el genocidio del pueblo ucraniano. Como ya intentaron anteriormente algunos dictadores como él, como Stalin y el ´Holodomor ucraniano´). Y, también, como estamos viendo en los últimos hechos ocurridos por ejemplo en la ciudad de Bucha, donde asesinaron a cerca de 500 civiles.

La necesidad de ayuda internacional

¿Qué te parece el papel que está jugando la comunidad internacional de apoyo a vuestro país?

La ayuda internacional está siendo importante, y si nos referimos en concreto al apoyo militar y armamentístico está siendo de gran ayuda para el país. Pero el hecho de que Ucrania no forme parte de la OTAN es un gran problema ya que el país necesita que entre el ejército de los demás estados para acabar por fin con esta invasión.

¿Te ha sorprendido la ayuda humanitaria tan intensa y continuada que está recibiendo Ucrania?

Me ha sorprendido mucho y la verdad es que me ha alegrado el corazón, la gente se ha volcado de una forma impresionante y en un tiempo récord. España siempre ha sido un país muy solidario en todos los sentidos y le estoy muy agradecido.

Me impresiona vuestra entereza, aunque imagino que por dentro será diferente. ¿Cómo conseguís, si lo conseguís, llevar vuestras rutinas diarias, de asistencia a clases, de las prácticas en los centros de Salud?

Aunque quizás parezca así, aún tengo un nudo en la garganta cada vez que me preguntan sobre el tema. Supongo que también forma parte de nuestro carácter. En estos momentos hay que ser más fuertes que nunca, pero no hay día en que no vea llorar a mi familia. Intento continuar con mis rutinas y que esto no repercuta en mi carrera y futuro profesional, aunque esté siendo un poco difícil.

El valor del pueblo ucraniano

Una compañera tuya, Olga, también ucraniana, me decía que ojalá hubiera acabado ya la carrera de Enfermería para poder irse a curar gente. Imagino que la impotencia de no poder hacer más de lo que ya hacéis desde España será un sentimiento constante.

Conozco a Olga personalmente, es una chica muy valiente, compañera y amiga mía. Sé que lo dice de corazón y es lo que haría, no lo dudo. La impotencia está siendo grande y ojalá pudiéramos hacer más. De momento, tanto yo como mi familia hemos contribuido con ayudas de todo tipo, tanto económicas como materiales y humanitarias.

Casi todo el mundo daba por hecho que la invasión rusa sería rápida y que Ucrania no tenía posibilidades de resistir. ¿Cómo es posible que eso no haya ocurrido? ¿Qué es lo que tiene el pueblo ucraniano, que está siendo un ejemplo para el resto de las sociedades del mundo?

El pueblo ucraniano siempre ha sido un pueblo guerrero. Somos descendientes de los Cosacos de Zaporiyia, guerreros y militares ucranianos del siglo XVI-XVII. Ellos fueron unos grandes estrategas militares. Incluso, en aquel momento, lucharon al lado de países como España, Italia o Portugal manteniendo una coalición católica contra la lucha del Imperio Otomano. Los soldados ucranianos, y los ucranianos en general, han heredado estos valores y lo llevamos en la sangre, aparte de ser un pueblo muy patriota. Están defendiendo a su país, su hogar y a su familia. No están invadiendo el país de otros, por eso ha habido esta gran resistencia y la victoria estará de nuestra parte.

Visibilidad y censura del conflicto

¿Cómo crees que están tratando los medios de comunicación la información sobre el conflicto?

Pienso que el conflicto se está retransmitiendo muy bien, aun con los intentos de Rusia de tergiversar la información e intentar cambiar la opinión pública internacional. Aunque también pienso que debería de haber más medios de comunicación internacionales e imparciales de otros países retransmitiendo el conflicto.

¿Qué es lo que no se ve, que no aparece en los medios de comunicación, y que la sociedad debería saber?

Lo que ha pasado, por ejemplo, en Bucha ha sido censurado por la prensa internacional. Pienso que por no traumar a la población no ucraniana. Y es que han ocurrido hechos como violaciones a niños, una de ellas de tan solo 2 años. Otra niña de 11 años ha sido violada por 11 militares rusos, encontrándose restos de su ADN dentro de ella y todo esto a los ojos de sus padres. Estos cuerpos han sido arrojados a la calle y pisoteados por sus tanques. Son hechos muy duros pero que deben saberse, porque esto es la cruda realidad que está sufriendo Ucrania hoy en día.

La enfermería, una pasión en su vida

¿Por qué decidisteis estudiar enfermería?

Decidí estudiar enfermería porque desde siempre he sentido unas ganas inmensas de ayudar a los demás. Y que mejor ayuda que el mejorar la salud de las personas y sus vidas.

¿Y por qué en el CEU?

Por las buenas referencias que he recibido de esta universidad y por la cercanía.

Aunque todavía estás en 2º de carrera, ¿sabes hacia dónde quieres encaminar tu futuro profesional cuando finalices los estudios universitarios?

Mi futuro profesional seguramente será el camino hospitalario, aunque no descarto otras opciones.

“Desde aquí me gustaría agradecer personalmente al CEU por la gran ayuda y el apoyo que me han mostrado y lo siguen haciendo durante este conflicto. He recibido muchas llamadas y correos por parte de dirección, profesores y otros profesionales del centro mostrando todo su apoyo y comprensión. También por las ayudas humanitarias que se han estado recogiendo en la universidad. Muchas gracias”.

Artículo anteriorVoluntariado para una educación inclusiva
Artículo siguienteJueves, 5 de mayo de 2022