Yana Rogovchenko, estudiante de posgrado ucraniana, pidió ayuda a la universidad para conseguir material humanitario para su país de origen

ayuda a Ucrania

El acento delata que lleva viviendo en España ya muchos años. El deje característico de la comarca de la Vega Baja se cuela en toda la conversación que mantienes con ella. Pero su alma, su espíritu, su corazón está con el pueblo ucraniano, de donde es originaria. Allí, en plena guerra con Rusia, Yana tiene a sus abuelos y a sus tíos, a sus primos y sobrinos, a amigos. Y para ellos, y los cientos de miles que estos días sufren los estragos de la invasión, esta alumna del Máster de la Abogacía puso en marcha una campaña de ayuda a Ucrania en el CEU de Elche que, hasta la fecha, ha recogido 2.500 kilos de material humanitario.

“Ante la situación que está atravesando mi país, me siento con la impotencia de no poder ayudar como me gustaría. Y con la necesidad de aportar mi granito de arena. Para ello, me gustaría contar con vuestro apoyo en la recogida de ayuda humanitaria, a todas las personas necesitadas y voluntarios que ahora mismo están sacrificando su vida por la defensa de mi país y de mis familiares”. Con este relato, Yana contactó con Álvaro Antón, coordinador del máster y secretario académico del CEU en Elche. Rápidamente, la universidad se volcó y lanzó una campaña de difusión entre la comunidad universitaria y la ciudadanía de Elche. La respuesta, en los primeros seis días de recogida, ha sido apabullante.

El compromiso de la ciudadanía de Elche

“Además de los alumnos, los profesores, el personal de administración y servicios, el comportamiento de los ciudadanos de Elche ha sido impresionante. En este sentido, emocionaba ver llegar a las puertas del CEU a personas mayores con carritos de la compra llenos de productos. Cómo se detenían coches en segunda fila y descargaban todo lo que daba el volumen del automóvil. Asimismo, cómo se han implicado colectivos y empresas. Por ejemplo, la planta de P&G en Xixona, con pañales y compresas; Herycor, con la donación de material sanitario, o la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús – Elche, quien también se ha sumado a nuestra iniciativa”, reconoce emocionado Paco Sánchez, director del CEU.

Medicamentos y productos de primeros auxilios, comida, ropa, productos de higiene personal, juguetes. Todos los días, los accesos de entrada en las dos sedes del CEU se llenaban de cajas y bolsas. Y todos los días, los becarios y personal de la universidad se afanaban en ordenarlo, organizarlo y empaquetarlo. “Para mí, toda esta ayuda, está siendo un alivio y me siento más tranquila, con la conciencia más tranquila de poder aportar mi granito de arena”, reconoce ahora Yana. Sin embargo, al principio no las tenía todas consigo. “No sé muy bien cómo gestionar esto, nunca pensé que me tocaría hacerlo”, le advertía en su conversación con el secretario académico. Pero, desde “el primer momento se pusieron en contacto conmigo para facilitarme toda la ayuda, tanto académica como personalmente. Sabía y tenía la esperanza de que se iban a volcar”, asegura. “Para mí, toda esta ayuda, está siendo un alivio y me siento más tranquila, con la conciencia más tranquila de poder aportar mi granito de arena. Allí en Ucrania tengo a mis abuelos, a mis tíos, hermanos de mi madre, primos, sobrinos”.

Envío de la ayuda a la frontera ucraniana

Al comienzo, Yana y su familia pretendían llevar ellos mismos todo lo que se recogiera a la frontera ucraniana. Pero la dimensión que adquirió la entrega de productos les obligó a buscar otras alternativas. La iniciativa impulsada por la ONG Conciénciate, con la que el CEU colabora desde hace unos años, fue la solución. A los cuatros días de campaña, los operarios del Ayuntamiento de Elche recogieron en las dos sedes del CEU los primeros 1.600 kilos, que fueron trasladados al centro logístico de Ciudad de la Luz. Desde entonces, las aportaciones han seguido aumentando y el CEU ha decidido contratar un transporte para trasladar el resto a la Ciudad de la Luz. Como mínimo, hasta el viernes 11 de marzo, en la que concluye esta primera fase de ayuda, aunque todo apunta que será necesaria mucha más a corto plazo.

ayuda a Ucrania
Ponentes durante la jornada sobre la guerra en Ucrania

Un estado fallido

De igual forma, la campaña ha ido en paralelo a la jornada “La agresión rusa a Ucrania: aspectos geopolíticos y financieros”, organizada por el profesorado de Derecho. Para Sara González, una de las promotoras, se buscaba un análisis sereno de las implicaciones humanitarias, políticas, económicas y energéticas de la guerra en Ucrania. En el acto, intervino Millán Requena, experto en Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad de Alicante. Como consecuencia de la actual situación del conflicto puede derivar, por el comportamiento de Putin, este especialista en Derechos Humanos, advierte del riesgo de que Ucrania acabe siendo un estado fallido.

ayuda a Ucrania

Artículo anteriorLuis Calabuig, en lo más alto del diseño mundial
Artículo siguienteMiércoles, 9 de marzo de 2022