Victoria González De Buitrago es farmacéutica comunitaria y vocal del Muy Ilustre Colegio de Farmacéuticos de Valencia (MICOF). Antigua alumna de Farmacia de la Universidad CEU Cardenal Herrera comparte con nosotros su experiencia, en un periodo que ha puesto a prueba a los profesionales y que abre un nuevo camino de responsabilidades y oportunidades.

Para las nuevas generaciones de farmacéuticos, nos ha dejado un consejo:

Las habilidades humanas (empatía, escucha..) son la clave para que las cosas vayan bien

  • Dos años ya desde que comenzara la pandemia por el Covid 19, ¿cómo ha sido vivir este proceso desde la Farmacia?

En una palabra: agotamiento. Han sido unas circunstancias muy estresantes. Los farmacéuticos hemos tenido que desdoblarnos. Y, por otra parte, la frustración a veces, porque desde la Administración se han adoptado medidas que no habían consensuado previamente. Eso ha generado más trabajo, ya que también hemos sido canal de comunicación con los pacientes, con temas que se explicaban poco, sin ofrecer plazos…por ejemplo cuando dijeron que habría dos mascarillas en el SIP. No se ofrecieron plazos y todo el mundo empezó a llamar, en una época aún con escasez de mascarillas.

«Ha sido un periodo que ha puesto a prueba nuestra capacidad de resistencia a la adversidad«

  • ¿Ha cambiado la labor del farmacéutico en este tiempo?
  • Nuestro rol sanitario se ha acentuado. Ha puesto de manifiesto todo lo que sabemos y podemos hacer, y ha abierto la posibilidad a nuevas tareas. Además, ha evidenciado una situación atípica que se da en España. En otros países, el farmacéutico puede asumir la vacunación de la gripe, por ejemplo, aquí no. Nosotros ahora tenemos un acuerdo con Conselleria para realizar el test de antígenos, pero consideramos que hay mucho camino por recorrer para poner en valor todo lo que puede ofrecer la farmacia.
  • Este nuevo rol, los nuevos servicios de salud desde la farmacia ¿han venido para quedarse?
  • Dependerá de la Administración. Estamos haciendo el test de antígenos, pero para nosotros no es sostenible económicamente, la Administración solo paga cuando el test es positivo pero ¿cuántos realizas que salen negativos? Estamos interesados en continuar la colaboración, pero ha de ser sostenible.
  • Eres farmacéutica comunitaria y también vocal del Colegio de Farmacéuticos, después de este proceso vivido, ¿qué retos tiene por delante la Farmacia?
  • Desde un perfil más nacional, los retos son ampliar la cartera de servicios y lograr la integración con la Atención Primaria. En este tiempo de pandemia, la relación paciente-farmacéutico se ha estrechado más. Esta situación nos permite conocer más del paciente, de su relación con el medicamento, … Por eso, es fundamental esa colaboración del farmacéutico con el equipo de primaria, que facilitaría mucho el trabajo de todos en beneficio del paciente. A nivel general, desde la ciencia es importante avanzar hacia el medicamento personalizado y afrontar desde Europa todos los procesos de envejecimiento y atención a las enfermedades crónicas.
  • ¿Qué te impulsó a formar parte del MICOF de manera activa?
  • ¡El agradecimiento!. Viví una situación que me llevó a pedir ayuda al Colegio y me sentí respaldada. En la vida debemos de dar siempre, y yo recibí del Colegio su apoyo antes de darles nada. Tengo un compromiso moral importante. En primer lugar, agradecimiento. Además, era mi oportunidad de aportar mi granito de arena a la profesión.
  • ¿Cuál es principalmente tu labor en el Colegio?
  • En este momento, en el MICOF ha habido elecciones y se está rediseñando la estructura. Pero en estos cuatro años anteriores, mi labor se ha centrado en dos comisiones: en deontología profesional, supervisando el cumplimiento de la normativa para salvaguardar la buena imagen de la profesión, para evitar el intrusismo… y también en relaciones internacionales, con la mirada puesta en nuestra inclusión en las redes europeas de conocimiento.
  • Desde el MICOF, ¿cómo se afrontan los próximos años?
  • La idea es continuar mejorando la interlocución con la Administración y tener una mayor presencia institucional. La labor del MICOF en los últimos años ya ha avanzado en esta línea, pero nos gustaría tener más peso en el mapa nacional. Y, por otra parte, se quiere racionalizar la estructura para mejorar también los servicios que se ofrecen a los colegiados. En relación a los pacientes, ahora arranca un proyecto del MICOF que se llama Xarxa pacients. Se trata de una iniciativa en colaboración con las asociaciones de enfermos que pretende mejorar su calidad de vida, integrando el papel del farmacéutico con las diferentes enfermedades que puedes encontrar a lo largo de la vida. Un proyecto para que el paciente conozca y haga seguimiento de pautas de autocuidado.
https://blog.uchceu.es/farmacia/yo-informado-el-poder-del-conocimiento-frente-al-deterioro-cognitivo/?_adin=01945278939
  • Victoria, ¿por qué estudiaste Farmacia?

Fue una vocación tardía. Mi madre era farmacéutica y me di cuenta de lo bueno que tiene ser tu propio jefe. Te permite aplicar una serie de criterios del día a día, conforme a tus valores. En una oficina de farmacia podía ser mi propia jefa, y ofrecer un servicio a la sociedad que me parece fundamental en todas las etapas de la vida

  • ¿Cómo recuerdas tu paso por las aulas de la Universidad CEU Cardenal Herrera?
  • Fue un momento complicado a nivel personal. Pero lo recuerdo con cariño porque yo prácticamente doblaba la edad de mis compañeros, y fue una ducha de rejuvenecimiento fantástica. Me ayudó a tomar perspectiva, a darme cuenta de cómo cambia la forma de relacionarse, de enfocar las cosas. Yo había estudiado antes dos carreras, y me llamó la atención la diferencia de objetivos vitales que tenían mis compañeros respecto a los compañeros que había tenido antes. Y desde luego, me pareció un proceso educativo muy cuidado.
  • ¿Qué carreras habías estudiado?
  • Primero estudié Económicas, en la rama de Empresariales. Y también Políticas. Antes de empezar Farmacia, me dedicaba a las relaciones internacionales, estuve trabajando en la Comisión Europea…una estructura de vida muy diferente.
  • ¿Algún consejo para los futuros farmacéuticos que se están preparando para empezar en la profesión?

¡Que tengan ilusión!. Tener una carrera es una herramienta, pero no es el final. Hay que estar actualizado y hay que tener mucha humildad. En esta profesión, cada día aprenderán algo nuevo, tendrán un desafío nuevo. Que piensen que es muy importante desarrollar las habilidades personales: la capacidad de empatía, la escucha…

«Esta es una profesión de contacto con las personas, con los pacientes, el resto del equipo, los proveedores, los comerciales… Las habilidades humanas son la clave para que las cosas vayan bien«

¡¡Gracias Victoria y mucha suerte!!

Artículo anteriorMiércoles, 9 de marzo de 2022
Artículo siguienteDe la medicina tradicional a la nanotecnología farmacéutica, en el Special Seminar de CC de la Salud