El profesor Martínez Gramage, clasificador internacional en los Juegos Paralímpicos Río 2016

3292

MartinezGramage_Londres21-582x436

Javier Martínez Gramage, Doctor en Fisioterapia y clasificador internacional de Paratriatlón, ha viajado a Río 2016 con el objetivo cumplido de desarrollar un sistema de clasificación que ha convertido al Paratriatlón en deporte paralímpico.

El profesor del Grado en Fisioterapia de la Universidad CEU Cardenal Herrera ha logrado convertir su pasión en profesión, y dedicar su labor al fomento del deporte adaptado, a la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad, y al compromiso por la inclusión a través del deporte.

“Si vives la integración de pequeño, de mayor es una lección aprendida”

  • Objetivo cumplido, el Paratriatlón acude a Río 2016 como deporte paralímpico, ¿cómo empezó este proyecto?
  • En 2009, cuando el Paratriatlón se constituye como deporte oficial de una Federación que es la ITU (International Triathlon Union). En deporte adaptado las categorías se establecen por capacidad funcional para practicar ese deporte. Como no había un sistema de clasificación, se adoptó el de la Hípica Adaptada, y arrancó el Paratriatlón a nivel internacional, bajo un reglamento pero cuando se hizo la propuesta al Comité Paralímpico, no se aceptó porque no cumplía con las normas del Código IPC. En 2010, la ITU creó un Grupo de Investigación Internacional para trabajar por un sistema que cumpliera ese código. Se pusieron en contacto con las Federaciones Nacionales de todo el mundo, buscando un perfil concreto de investigador para este proyecto, se buscaba alguien que fuera entrenador de deporte adaptado, vinculado al mundo de la discapacidad y que fuese investigador con capacidad para innovar sobre algo que no existía. La Federación Española de Triatlón me propuso y fui elegido.

paratriatlon-chicago-javier-martinez-gramage-ceu-uch-2

  • ¿Cómo se desarrolló el proyecto?
  • Lo que más me sorprendió es que no había nada hecho en otros deportes que nos llevan 20 años de diferencia, … Hemos partido de cero, pero hemos tenido la suerte de contar con muchos deportistas para poder tomar datos, para poder realizar las investigaciones…. El resultado es un sistema de clasificación basado en la evidencia científica, en el que se parte de unos estudios que nos dan la seguridad de que lo que medimos en los deportistas tiene una relación directa con lo que hacen. Los resultados se presentaron en 2014, y el Comité Paralímpico aceptó que el Paratriatlón podía estar en Río. Era el objetivo.
  • Cuantos deportistas han colaborado?
  • Más de un centenar de deportistas de todo el mundo. Algunos de ellos estarán en Río 2016 como Rakel Mateo, Lionel Morales, Jairo Ruiz o Susana Racio.
rakel-mateo-paratriatlon-estudio-biomecanico-ceu-uch-2
Con Rakel Mateo, realizando un estudio biomecánico.
  • ¿Cuál es tu papel en Río 2016?
  • Viajaré junto a Margueritte Christofer y Katerina Magouk, las otras dos clasificadoras internacionales. Nuestro trabajo será revisar a algunos deportistas que tienen estatus revisable. A veces algunas de las discapacidades tienen un carácter degenerativo y cada año hay que revisar para establecer la categoría. También atender las posibles reclamaciones sobre reclasificación de los deportistas por parte de un país.

“El mejor año de mi vida fueron las 1.000 horas de voluntariado en la Asociación de Minusválidos de Ontinyent. Ese voluntariado marcó mi futuro personal y profesional”

  • ¿Cómo empezó tu relación con el deporte adaptado?

Siempre me ha nacido trabajar con personas con diversidad funcional. Había una asociación de personas con discapacidad en Ontinyent, el pueblo donde nací, y desde el club de natación al que pertenecía siempre les invitábamos a participar en las actividades que realizábamos para favorecer su inclusión deportiva. Cuando empecé la carrera de Fisioterapia, en primer curso me mandaron a hacer prácticas en el Hospital Clínico, y había un chico más joven que yo que había tenido un traumatismo craneoencefálico por un accidente. Lo vi allí, junto a su padre, y aquello me marcó, tanto que quise dejar la carrera, no me sentía preparado para afrontar estas situaciones. A los días, seguí con las prácticas y surgió algo dentro de mi. Me llevó un poco a retomar esa relación con la Asociación de Ontinyent. Cuando terminé la carrera decidí hacer el voluntariado allí, como servicio social sustitutorio.

  • ¿Cómo recuerdas aquella experiencia?

Profesionalmente para mí fue el mejor año de mi vida!!!!. Descubrir que con tú trabajo podías ayudar a las personas, podías hacer feliz a más de uno … y me incluyo. Pedimos ayuda al Ayuntamiento y montamos un gimnasio, muy casero, pero empezamos a hacer ejercicio y empezaron a venir más socios, muchos retomaron la relación con la entidad. Hicimos actividades en el polideportivo, un día por semana nos íbamos a Villena y empezamos a hacer natación adaptada. Surgió el crear un club de deporte adaptado, y empezamos a salir a competir. Fueron unas prácticas que marcaron mi futuro profesional y personal.

  • Y del voluntariado a Fisioterapia en el CEU.

Me llamaron de la Federación de Deporte Adaptado de la Comunidad Valenciana para trabajar y empecé a conocer el deporte adaptado de forma reglada. Allí conoces a mucha gente y ves cómo ha cambiado su vida por un accidente, por una lesión medular…. Son vivencias difíciles de explicar pero que marcan la esencia de esta profesión. En el 2001, el CEU inició los estudios y buscaban un experto en hidroterapia, y así llegué a esta Universidad.

martinez-gramage-paratriatlon

  • Formación, investigación… pero siempre con la vista puesta en el voluntariado y la promoción del deporte adaptado.

Trabajo el análisis biomecánico, hay que pensar adaptaciones, el hecho de cambiar la posición del sillín en un triciclo permite a un joven en silla de ruedas montar en bici, estar en un grupo en inclusión, que se vea igual que todos…cambia su vida…y también la tuya. Vives situaciones muy complejas, pero siempre hay cosas positivas, sales reforzado. Recuerdo el caso de un chico Rubén. Vino al CEU y me dijo “quiero ser triatleta”. Trabajé con él desde el laboratorio de Análisis del movimiento del CEU junto con mis compañeros del Avant-Moncada y fue el primer paratriatleta en edad escolar de España, un ejemplo para mí. Una vez le dijo a su madre: “Hago triatlón porque me siento como un niño sin discapacidad”. Estas son las cosas que me motivan a dedicar mi tiempo a esta labor.

  • Rubén forma parte del proyecto AVANT-EL CANTERO DE LETUR TRIATLÓ I PARATRIATLÓ, un proyecto cuyo objetivo es fomentar la práctica del deporte en personas con discapacidad, desde la filosofía de la inclusión

Cuando los niños comparten el deporte con otros chicos con discapacidad, se despierta en ellos la empatía, el ayudar, el hacer cosas para motivar, la sensibilidad, van a ser más humanos. Despertar esas sensibilidades, inquietudes…querer ayudar. Si lo vives de pequeño, de mayor es una lección aprendida. En las competiciones de triatlón hacen falta ayudantes en las transiciones, los niños sin discapacidad ayudan a los otros chicos en esas transiciones convirtiéndose en su handler. Sin darnos cuenta se ha creado un entorno muy normalizado. Ojalá hubiera más gente y más clubes con esa filosofía.

jmg-resentacion-equipo-paratriatlon
Presentación del equipo Avant-El Cantero de Letur en el CEU.
  • Hasta el 12 de septiembre estaréis en Río 2016, ¿y después qué?

Ya disponemos del sistema de clasificación, pero hay que ir mejorando este sistema, introduciendo nuevas formas de evaluación más objetivas. En Rotterdam, el pasado mes de julio, hemos terminado de medir a los deportistas con una nueva tecnología, unos sensores inerciales que miden y cuantifican de manera objetiva el movimiento del cuerpo del paratriatleta cuando nada, pedalea y corre. Este es un proyecto en colaboración entre la Universidad y la International Triathlon Foundation (ITU) y financiado por el Comité Paralímpico Internacional, Agitos Foundation y la empresa de biotecnología BTS Bioengineering, en el que también los doctorandos Sara Perpiñá y Jesús León trabajan en sus respectivas tesis doctorales. Después de Río 2016 habrá cambios en el sistema de clasificación. El objetivo es que estos sucedan en el menor tiempo posible, para permitir la preparación adecuada a los deportistas que deben acudir a Tokio 2020. Otro objetivo será formar a los clasificadores de todo el mundo con este sistema de análisis biomecánico.

martinez-gramage-clasificador-internal
En Rotterdam, junto a otros investigadores.

Enhorabuena Javier y buen viaje a Río 2016!!