• En el marco del ciclo Dies Academicus, promovido por el Servicio de Pastoral de la Universidad CEU Cardenal Herrera

“Transformar el mundo en un aula sin paredes haciendo posibles aprendizajes integradores orientados por la justicia, la paz y el bien común”. Ésta es la meta del proyecto Scholas Ocurrentes del Papa Francisco, que ha sido presentado en la Universidad CEU Cardenal Herrera por el catedrático de Filosofía Moral y Política, Agustín Domingo Moratalla.

En su conferencia La ecología integral en la formación universitaria, el profesor y director de la UIMP en Valencia ha reflexionado sobre la propuesta educativa del Papa con el proyecto Scholas Ocurrentes, una iniciativa destinada a los jóvenes del mundo entero, que tiene su origen en la Ciudad de Buenos Aires en 2001, cuando Jorge Bergoglio era Arzobispo. Su misión era generar un cambio paradigmático en la educación, a través de la integración de las comunidades educativas con foco en las de menores recursos, mediante el compromiso de todos. Apoyándose en la tecnología para diseñar el aula global con la complementación del arte y del deporte, recuperando así el pacto educativo para hacer realidad una sociedad integrada y en paz.

Domingo Moratalla ha contextualizado este proyecto educativo exponiendo sus orígenes y fundamentos, sus protagonistas, los valores que defiende, y ha puesto el acento en el desafío que representa para las universidades.

El catedrático ha destacado que el proyecto del Papa nos propone “un nuevo paradigma educativo, actualizar la vocación del docente, despertar sentido de la realidad, descubrir-reconocer la vulnerabilidad, favorecer la interdisciplinariedad”. Una oportunidad para “definir estrategias de aprendizaje ligadas al servicio a la comunidad, al servicio a la sociedad” también desde el ámbito universitario.

El director de proyección Social y Cultural de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Vicente Navarro de Luján, y el capellán mayor del CEU, José Francisco Castelló, han presentado la conferencia La ecología integral en la formación universitaria, en el marco del ciclo Dies Academicus, un espacio que posibilita el encuentro y diálogo como experiencia universitaria, fomentando la armonía entre fe, razón y vida. Una iniciativa del Servicio de Pastoral de la Universidad CEU Cardenal Herrera.