Titulado en Arquitectura por la CEU-UCH, Ruiz ha sido uno de los becados por la Bolsa Europea de Prácticas para Arquitectura y Diseño de esta Universidad

Día de trabajo. De izquierda a derecha: D.Ruiz, S.Marije y A. Ortiz
Día de trabajo. De izquierda a derecha: D.Ruiz, S.Marije y A. Ortiz

 

La Bolsa Europea de Prácticas para Arquitectura y Diseño (BEPAD) de la CEU-UCH, creada por su Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas (ESET) en el marco del programa europeo de becas Leonardo, permite a los estudiantes de Arquitectura y Diseño Industrial adquirir experiencia profesional internacional en prestigiosos estudios europeos. David Ruiz ha sido uno de los estudiantes que ha disfrutado de esta beca, con una estancia de seis meses en la sede en Amsterdam del despacho de arquitectos sevillanos Cruz y Ortiz, fundado por Antonio Ortiz y Antonio Cruz en 1971, y con una amplia trayectoria de obra arquitectónica, tanto en España como en el resto de Europa, entre las que destaca su intervención en el Rijksmuseum de la capital holandesa. Un proyecto en el que el estudiante de la CEU-UCH David Ruiz ha podido participar.

¿Qué ha supuesto para ti disfrutar de esta beca Bepad de la CEU-UCH en Amsterdam y en un estudio tan prestigioso como el de Cruz y Ortiz Arquitectos?

Trabajar en Cruz y Ortiz Arquitectos ha supuesto un punto de inflexión  en mi carrera, me ha aportado muchas cosas, pero quizás la más importante es esa filosofía de hacer una arquitectura digna y de calidad, donde el trabajo no es una  carrera, en la que llegar el primero sea sinónimo del éxito. Además de todo el conocimiento que he adquirido, destaco por encima de todo a las personas que he conocido y gracias a ellas soy mejor arquitecto y sobre todo mejor persona. Quiero dar las gracias por su apoyo a todo el equipo de CyO Ámsterdam: Muriel Huisman, Alicia López, Thomas Offermans, Marije Ter Steege y Sergio-Alleta Bostdorp. También dar las gracias a la Universidad CEU Cardenal Herrera, y en concreto a Ricardo Merí de la Maza y Alfonso Díaz Segura, por esta beca de prácticas europeas de Arquitectura y Diseño, que ha hecho posible esta maravillosa experiencia.

¿Cómo fue tu llegada a Cruz y Ortiz en Amsterdam?

Cuando llegas a un estudio de estas características, piensas en qué harás los próximos 6 meses o si vas a responder a las expectativas de lo que esperan de ti, las cosas no siempre son como uno se las imagina… Pero todo fue mejor que bien, comenzó con una charla coloquio por parte de la directora de la oficina, en la que se me expuso la forma de trabajar del estudio, los trabajos actuales y futuros de la oficina y también los trabajos  que iba a realizar durante los seis meses de mi beca. Todo comienza con una gran ilusión, un trabajo en un gran estudio de arquitectura, un país con diferente cultura y una ciudad repleta de arquitectura con una relación muy especial con el agua del Mar del Norte.

¿Cuál ha sido el proyecto más emblemático en el que has podido trabajar en Cruz y Ortiz?

Tuve la oportunidad de aportar mi granito de arena a la magistral obra de la renovación de RijksMuseum, cuya visita recomiendo a todo el mundo, realizando los llamados “Narzog”, que en España vienen a ser los pequeños detalles que quedan por finalizar una vez se ha terminado la obra. También trabajé en las primeras fases del Philips Swing, edificio anexo que forma parte del RijksMuseum, al que se le dará el uso de oficinas, restaurante y exposiciones temporales.

¿En qué ha consistido tu trabajo en el estudio durante estos meses?

La mayor parte de mi estancia la he dedicado a trabajar en un bloque de viviendas en el ensanche de la ciudad de Utrecht. He intervenido en todo el proceso, empezando con la elaboración de bocetos para mostrar al cliente y trabajando con el equipo de CyO Sevilla; la elaboración de maquetas; la asistencia a un workshop donde se reunían todos los arquitectos que intervienen en el ensanche que se va a ejecutar en la ciudad, y en el cual se toman decisiones de todo tipo, tanto a nivel urbanístico, como arquitectónico de todos los edificios; y por último, la fase final del desarrollo del proyecto para su entrega al cliente y posterior ejecución.

A la vez que realizaba este proyecto, se me daba la oportunidad de desarrollar otro tipo de trabajos como, por ejemplo, el montaje de una exposición sobre el RijksMuseum en Roermond Paises Bajos, además de poder preparar concursos de fase previa.