Prestar asistencia sanitaria en eventos, colaborar con las asociaciones de pacientes, construir un observatorio de innovación educativa de acceso libre: algunas de las iniciativas de aprendizaje y servicio que estudiantes y docentes del CEU de Castellón han compartido con los oyentes de Onda Cero

Formar grandes profesionales al servicio del bien común es una de las claves del proyecto educativo del CEU, que también tiene claro que no es necesario esperar a que sus estudiantes terminen la carrera para contribuir al progreso social.

Y un modo de transferir valor desde la Universidad a la ciudadanía desde el minuto cero es integrar en todas las titulaciones, y a todos los niveles, la metodología Aprendizaje y Servicio (ApS), que permite a los alumnos reforzar sus conocimientos y competencias al tiempo que colaboran con la sociedad.

Como viene siendo habitual, la Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón ha impulsado numerosas iniciativas ApS y, además, ha decidido compartirlas con los ciudadanos a través de las ondas.

En el espacio, “El valor del compromiso”, emitido durante todos los martes del mes de junio en Onda Cero Castellón, profesores y estudiantes han explicado a los castellonenses algunos de estos proyectos.

Desde el Magisterio

Por ejemplo, el Observatorio de Innovación Educativa impulsado por los profesores de Magisterio Luis Illueca y Fernando Serrano, que explicó el primero, junto a la estudiante Sinziana Pietrosanu. “El objetivo, aseguró el profesor Illueca en las ondas, es poner en práctica lo que desarrollamos en la asignatura de Innovación desde una perspectiva real y tangible: nuestros estudiantes de Magisterio han construido una plataforma virtual de innovación, de libre acceso para estudiantes y profesionales de la educación de cualquier parte del mundo”.

Una iniciativa que ha desbordado las expectativas de los docentes, ya que los aprendices de maestros han elaborado materiales de una gran calidad y han logrado entrevistar a referentes internacionales del mundo de la educación y la innovación, como Gregorio Luri, Marc Prensky, César Bona, el Equipo de MIAC, Mar Romera y José Manuel Marcos.

“He vivido este proyecto como una experiencia muy intensa y un gran reto de aprendizaje”, afirmó Sinziana Pietrosanu. Durante la entrevista, la estudiante también destacó la felicidad que le ha proporcionado aportar su granito de arena al avance y mejora de la educación involucrándose en este proyecto.

Otra de las iniciativas impulsadas desde el claustro de Magisterio que el CEU decidió compartir en las ondas fue la de la colaboración con la Federación Española del Síndrome de Noonan y otras Rasopatías y la Asociación Síndrome de Noonan de la Comunidad Valenciana. La profesora Mabel Marí y la estudiante Carla Mollar fueron las encargadas de explicar el proyecto a los oyentes de Onda Cero.

“Se trata de una colaboración a dos niveles: investigación y voluntariado, explicó la docente. “En el primero, que lidera nuestra profesora Fran Castellanos, estamos colaborando con la federación nacional con el proyecto ‘Materia gris’ para determinar el perfil neuropsicológico de niños con rasopatías. Queremos conocer su capacidad cognitiva, desarrollo del lenguaje, memoria, perfil sensorial y cognición social. Las conclusiones las publicaremos en una revista científica y, por supuesto, este aprendizaje lo estamos compartiendo con nuestros estudiantes de Magisterio, para que amplíen su formación en materia de inclusión”. “Y el proyecto de voluntariado, prosiguió la profesora del CEU, lo realizamos con la asociación regional e implica directamente a nuestros alumnos, como Carla”.

“Mi labor principalmente es de apoyo, voy dos tardes a la semana a casa de una niña con este síndrome”, añadió la estudiante de 2º de Magisterio, que subrayó la felicidad que le proporcionaba participar en este proyecto, así como el aprendizaje que estaba adquiriendo. “Todos los que estamos formándonos para ser maestros tenemos que prepararnos para trabajar con niños con alguna discapacidad y ser maestros realmente inclusivos”, aseguró la futura docente.

Enfermeros y médicos

“El valor del compromiso” también recogió algunas de las experiencias de aprendizaje y servicio impulsadas desde las titulaciones de salud.

Por ejemplo,  con la ECOE de Enfermería, que el CEU de Castellón instauró de modo pionero como examen final para reforzar la formación de los futuros enfermeros y que ahora ha decidido compartir con todos los estudiantes y docentes de Enfermería españoles a través de un manual de referencia para diseñar y afrontar esta compleja prueba. Los responsables de explicar sus claves fueron el profesor Rafael González y el antiguo alumno de Enfermería, actualmente enfermero en el área quirúrgica del Hospital General de Castellón, Fernando Pagán.

Este tipo de prueba, que ahora está más cerca de todas las escuelas de enfermería españolas, repercute positivamente en los futuros pacientes, ya que, como explicó González, “antes de graduarse, los estudiantes han tenido que demostrar que son capaces de enfrentarse con más seguridad a situaciones similares a las que se les van a presentar con pacientes reales”.

Fernando Pagán, por su parte, destacó la satisfacción que le había proporcionado participar codo con codo con sus antiguos profesores en la elaboración del manual y subrayó la importancia formativa de la prueba. “Me ha servido mucho haber realizado este tipo de exámenes cuando estudiaba la carrera, porque en la vida real te tienes que enfrentar a situaciones donde depende una vida de todo un equipo y se necesita  estar al 110% para dar el mejor servicio. Ahí te acuerdas de lo valiosa que fue la ECOE y lo importante que ha sido para mejorar la atención a cualquier tipo de paciente”, explicó a los oyentes.

Otro alumni CEU, hoy enfermero en la empresa de emergencias Sanitary Event Service, Frances Carceller, fue el responsable de explicar, junto a su antigua profesora Isabel Almodóvar, otro de los proyectos de referencia del CEU de Castellón en materia de aprendizaje y servicio; las prácticas en entornos extrahospitalarios en las que los estudiantes refuerzan su formación al tiempo que velan por la salud de los ciudadanos.

Somos pioneros en ofrecer estas prácticas de carácter voluntario que hacen que nuestros alumnos estén preparados para enfrentarse a entornos laborales distintos”, explicó Almodóvar.  “La Mediterranean Epic fue un gran ejemplo de aprendizaje y también de servicio a la ciudadanía, y este verano nuestros estudiantes van a estar en los servicios sanitarios de las playas y además participarán en los dispositivos sanitarios del Mar de Sons o del Luce Benicàssim entre otros eventos”, añadió.

Francesc Carceller, por su parte, destacó el gran aprendizaje que reportan estos preventivos, “Son prácticas muy enriquecedoras, tanto en lo laboral como en lo personal. Cuando ejerces la enfermería, la responsabilidad y decisiones son tuyas, no hay margen para el error. Por eso,  toda la preparación y formación previa es especialmente valiosa”, aseguró.

“El valor del compromiso” concluyó con otra iniciativa emblemática del CEU de Castellón: el Proyecto Píxel, galardonado internacionalmente, con el premio GoHa. La vicedecana de Ciencias de la Salud, Paula Sánchez, y la estudiante de 2º de Medicina Alicia Roig se lo contaron a los oyentes de Onda Cero.

“Junto a las asociaciones de pacientes de la provincia, nuestros alumnos aprenden a ‘escuchar y ver’ más allá del detalle (del píxel, y de ahí el nombre del proyecto), a la persona en su realidad integral, no solo mirando su patología”, explicó Sánchez. Mientras aprenden esta realidad, clave para su futuro desempeño profesional, los alumnos “contribuyen a que la realidad de esas personas sea mejor trabajando en soluciones específicas para cada asociación”, añadió la responsable académica.

Un proyecto que cumple ya cuatro ediciones y siempre suscita el entusiasmo de los futuros sanitarios. Así lo contó Alicia Roig: “Me ha encantado Píxel, creo que es un proyecto súper enriquecedor. Si tuviera que elegir qué aprendizaje me ha aportado, sería la importancia de tratar al paciente lo más humanamente posible”. “He podido conocer la realidad y necesidades de colectivos de pacientes que no conocía tanto y creo que eso me va a ayudar a comprenderlos de un modo integral cuando desarrolle mi labor asistencial con ellos”, concluyó la futura médica. 

Artículo anteriorEl Villarreal CF y la CEU UCH refuerzan su colaboración
Artículo siguienteMiércoles, 1 de septiembre de 2021