El ciclo Connect.A es una muestra de la relación bidireccional de la CEU UCH con el mundo a través de la Arquitectura, con dos estudios berlineses invitados y cuatro profesores de Irlanda, Letonia, Polonia y Rumania

El sudirector de Arquitectura de la CEU UCH, Ignacio Juan, presenta a los arquitectos berlineses participantes en Connect.A 2018.
El sudirector de Arquitectura de la CEU UCH, Ignacio Juan, presenta a los arquitectos berlineses participantes en Connect.A 2018.

Este año la International Week de la Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas de la CEU UCH estrena nombre y concepto: Connect.A. Según explica el subdirector de Arquitectura de la CEU UCH, Ignacio Juan, “esta nuevo nombre representa la relación bidireccional de nuestra Universidad con el resto del mundo, a través de la Arquitectura. Esta propuesta pretende ser proactiva, visionaria, sugestiva e innovadora. Conectar es relacionar, dibujar líneas en un mapa lleno de puntos por descubrir y la arquitectura es el camino perfecto para conseguirlo”. Así, en Connect.A, cada año un nuevo destino y una nueva cultura serán objeto de estudio, práctica y aprendizaje para los estudiantes. En esta primera edición, Berlín es la ciudad elegida.

Los estudios alemanes Löser Lott Architekten y Trujillo Moya Architektur son este año los encargados de liderar esta intensa experiencia para todos los alumnos de Arquitectura de la CEU UCH. Según destaca Ignacio Juan, “ambos son estudios jóvenes y emergentes, pero ya reconocidos en Berlín, de los que estamos aprendiendo mucho sobre su forma innovadora de entender la arquitectura y la ciudad”. En cada edición de Connect.A, los estudios vinculados a la ciudad objeto de trabajo proponen un tema de proyecto característico de su ciudad. En este caso, los estudios berlineses invitados han propuesto reflexionar e intervenir en las manzanas de viviendas conocidas en Berlín como “Mietskaserne”.

Un modelo de vivienda berlinés

Según explica el subdirector de Architecture de la CEU UCH, Ignacio Juan, los “Mietskaserne” fueron el tipo de edificio que surgió como el esquema de bloques urbanos en los primeros años de la industrialización. Berlín tenía espacio suficiente para permitir la construcción de esta nueva forma de vivienda, sobre la base de unir varios edificios en una misma parcela separada por pequeños patios. El objetivo era alojar al mayor número posible de inquilinos, en su mayoría de clase obrera. Hoy estos bloques ocupan una gran parte de la ciudad y definen su imagen en la mayoría de los barrios.  Contienen espacios de vida y también, a veces, espacios semipúblicos donde suceden otros programas: talleres, oficinas, pequeñas librerías, cines y clubes…

El hoy “Mietskaserne” no es principalmente para los trabajadores. Los perfiles de los habitantes que viven en estos edificios son una mezcla de personas procedentes de otras partes de Alemania u otras partes de Europa que se instalan en la ciudad, y personas que viven en Berlín desde hace mucho tiempo. “En los talleres de Connect.A en la CEU UCH, trabajamos sobre cómo el “Mietskaserne” podría permitir otros usos relacionados con la vida colectiva, mediante programas con un contenido semipúblico que podrían compartirse y generar sinergias interesantes, en definitiva, arquitecturas que podrían tener el poder de cambiar, de ayudar a transformar los bloques en algo diferente, incluso con un contenido más híbrido. Arquitecturas que podrían modificar los patios, y por lo tanto los bloques, y consecuentemente con ello, la propia vida de la ciudad”, afirma Ignacio Juan.

Arquitectura, multicultura

Junto a los representantes de los estudios berlineses Löser Lott Architekten y Trujillo Moya Architektur, cuatro profesores internacionales participan también en esta edición de Connect.A, junto a los profesores y estudiantes de la CEU UCH. Son Dina Suhanova, de la Faculty of Architecture and Design de la RISEBA University de Letonia; Alin Enver Hoblea, de la G. M. Cantacuzino Faculty of Architecture de la Technical University of lasi, en Rumanía; Jan Frohburg, de la School of Design and Architecture de la University of Limerick, en Irlanda; y Mariusz Twardowski, de la Urban and Architectural Design de la Cracow University of Technology, en Polonia.

Las sesiones de Connect.A en la ESET de la CEU UCH, este año del 6 al 16 de febrero, tienen también como objetivo compartir estrategias docentes y metodológicas de distintos países en torno a los estudios de Arquitectura. Trabajando en un proyecto común, cada Connect.A está pensado para descubrir diferentes realidades del contexto europeo en esta disciplina y sus vinculaciones con cada cultura local. En definitiva, se trata de explorar el proceso de diseño de la disciplina de la Arquitectura, desde un enfoque internacional y multicultural, en la CEU UCH.