Ana Ramón Rubio, antigua alumna de Comunicación Audiovisual de la Universidad CEU Cardenal Herrera, viajará el próximo mes de mayo a Cannes de la mano de su último cortometraje, El Camerino, que se proyectará en el Short Film Corner del Marché du Film del prestigioso festival.
Además de hablar sobre este trabajo, la joven realizadora, artífice también de la exitosa webserie Sin vida propia, comparte sus retos, referentes, recuerdos de la carrera y algunos consejos para los estudiantes de CAV.

Dirección de actores

Descríbenos El Camerino.

Es una lucha de egos entre un director de teatro frustrado y un niño actor estrella llevado al extremo. El niño ha decidido que no quiere salir a actuar, pero el director cree que esta es su última oportunidad para hacer algo grande.

La pregunta es: ¿quién puede ser más niño: un chiquillo de 12 años que se comporta como un adulto o un adulto que ve peligrar su sueño?

Me apetecía mucho grabar en un camerino de estilo más clásico, como los que vemos en Hollywood, con espejos de bombillas, un chester de piel, telas de colores, boas… Creo que, a diferencia del proceso normal, primero llegó el escenario y después los personajes. Pensé primero en el camerino y después en qué podía suceder en él.

Y se va a proyectar nada más y nada menos que en Cannes…

Cannes es un festival que, ya de por sí, impone. El Short Film Corner es una sección paralela, alejada del lujo y el glamour que supone participar en la sección oficial a concurso. Es un punto de encuentro entre creadores, productores y distribuidores que está muy enfocado a la venta de proyectos, tanto los que se proyectan ahí como futuros. Como su propio nombre indica, es el ‘marché du film’.

¿Qué crees que tiene de especial El Camerino para haber sido seleccionado?

En el Short Film Corner de Cannes se mira mucho la calidad técnica del cortometraje, que la iluminación y la realización estén cuidadas, que la mezcla de sonido esté bien integrada, que las interpretaciones sean creíbles… Creo que no prima tanto la historia como la técnica, la forma.

_MG_7936

¿Qué recorrido tendrá a partir de entonces?

Queremos empezar a presentar el corto en festivales a partir de abril-mayo de este año y esperar a ver qué pasa.

Muchas veces lo bueno llega cuando no te lo esperas y cuando crees que tienes algo genial entre las manos no termina de cuajar, así que, como esto de contar historias es un auténtico misterio, lo mejor es no esperar nada y aceptar lo que vaya llegando.

A mí me encanta grabar y, realmente, el objetivo es ese: poder seguir grabando.

Evidentemente, cuanto más recorrido tenga tu último proyecto, más probabilidades tienes de poder llevar a cabo el siguiente.

Como esto de contar historias es un auténtico misterio, lo mejor es no esperar nada y aceptar lo que vaya llegando

Nos dicen que estás ya embarcada en un largo. ¿Qué nos puedes contar?

El guión está terminado y se está empezando a armar el proyecto para intentar buscar la financiación.

Las cosas no están fáciles, así que además de trabajar bien todo el planteamiento y la viabilidad financiera, hay que tener mucha suerte. (Dedos cruzados)

Antes de El Camerino triunfaste con Sin vida propia. ¿Qué ha supuesto esta webserie en tu carrera?

De momento ha sido el proyecto en el que más he disfrutado creando y en el que más he aprendido.

Fue la primera vez que me lancé con la ficción, y fue un ensayo-error apasionante. Desde el mismo momento de la escritura de guiones con Ximo Cardona, toda la preproducción, el rodaje, la edición… Ha sido una diversión tras otra (algún disgusto también, claro).

Es uno de esos proyectos que te recuerdan por qué estás aquí, que no es otra que hacer lo que te gusta. Por supuesto que a nivel profesional también me ha reportado muchas cosas buenas, pero lo que me llevo de ese proyecto es la gente que he conocido, las risas que nos hemos echado y todo lo que hemos disfrutado con él.

unspecified

A pesar de su éxito internacional, Sin vida propia no continúa por falta de financiación… 

Si la financiación en el audiovisual es complicada, en Internet es otro mundo. Optamos por el crowdfunding y nos funcionó muy bien porque la audiencia respondió, pero es un método que no puedes prolongar en el tiempo porque el espectador no debe ser quien financie los proyectos e influye mucho la capacidad que tengas para convencer a amigos y conocidos.

Ahora las marcas y empresas privadas van dándose cada vez más cuenta del hueco por explotar a nivel publicitario que existe en Internet, pero todavía estamos muy lejos de países como Estados Unidos, Francia o Alemania.

Sin vida propia es uno de esos proyectos que te recuerdan por qué estás aquí, que no es otra que hacer lo que te gusta

¿Cuáles son tus referentes audiovisuales?

Suelen ser aquellos que saben crear un universo propio y a los que reconoces desde el primer fotograma. En España tenemos muchísimos ejemplos, como Julio Medem, Cesc Gay, Berlanga, Buñuel, Nacho Vigalondo

Saliendo de nuestras fronteras: Billy Wilder, Jim Jarmush, Alexander Payne, Polanski o Sofia Coppola son algunos de los directores que más admiro.

También los guiones de Woody Allen o Aaron Sorkin. Y en la televisión soy muy fan de creadores como Lena Dunham, David Chase y Vince Gilligan.

Tú eres antigua alumna de Comunicación Audiovisual de la CEU-UCH, pero no la única de tu equipo, ¿verdad?

El equipo de dirección de El Camerino está formado íntegramente por ex alumnas del CEU. Mi ayudante de Dirección es Virginia Hernández y mi script Raquel LaFuente, licenciadas en Comunicación Audiovisual. Nuestro jefe de sonido es Joaquín Cardona, ex alumno de Publicidad y Comunicación Audiovisual, y nuestro etalonador Nacho Toledo. Además de ellos, estuvieron conmigo también en Sin Vida Propia Sofía Tatay, Guillermo Aguilar, Ana Cuñat

Ana Ramón Rubio

¿Qué recuerdas especialmente del CEU?

Cuando sales de la universidad y empiezas a intentar levantar proyectos, echas mucho de menos no haber aprovechado más los medios que tenías ahí. ¡Lo que haríamos ahora con todo ese material! Me acuerdo con mucho cariño de Begoña Siles, Anun, Santiago Maestro, Lainez y Alberto, Fernando Ros

El equipo de dirección de El Camerino está formado íntegramente
por ex alumnas del CEU

Una pregunta obligada. ¿Algún consejo para los alumnos de Comunicación Audiovisual?

Yo creo que el mejor consejo que nos pueden dar es que rodemos.

En cada nuevo proyecto surgen mil dudas que no has tenido en los anteriores, errores nuevos por cometer y muchas cosas que sólo se aprenden con la práctica.

Y, por supuesto, que sigamos intentándolo. Ya te lo dicen el primer día que entras en la carrera: «¿Qué haces aquí?». Crees que exageran, pero no. Es una profesión muy complicada y son muchos muros los que tenemos que ir pasando.

El mejor consejo que nos pueden dar es que rodemos

Para finalizar, ¿cuáles son tus retos a medio y largo plazo?

Seguir trabajando en lo que me gusta.

Pues a seguir pasando muros. Mucha suerte.

Gracias.

Ver videoentrevista a Ana Ramón Rubio tras su éxito con Sin vida propia