“Eclipsados (y II)”: Libros que nacieron justo antes de la pandemia

0
698
La novela “Casas y tumbas” es el último trabajo de Bernardo Atxaga

Redacción: Sara Bonillo / Imágenes: Archivo

No cabe duda que estos días de confinamiento nos está brindando la posibilidad de pensar, reflexionar, observar a ritmos distintos a los habituales y darnos cuenta de que, todo a nuestro alrededor, está tejido con historias. Desde pequeños nuestros padres nos han contado -cada noche- una historia antes de dormir, en las aulas hemos estudiado historias desde la propia Lengua hasta la naturaleza. Y si nos fijamos hasta nosotros mismos somos protagonistas… de nuestra historia. La historia de la Humanidad está tejida de leyendas, tradiciones y culturas ancestrales que han ido pasando de generación en generación hasta llegar a nosotros.

Bajo esta premisa es sobre la que el Ámbito Cultural ha querido abordar el análisis de tres novelas cuyo común denominador es la mujer como protagonista de cada una de estas historias narradas por Santiago Posteguillo, Marta Sanz y Bernardo Atxaga. Tres nombres propios de la literatura contemporánea que han sido reunidos en un encuentro virtual donde se ha podido descubrir, con una mayor profundidad, la personalidad de cada uno ellos y sus obras recientemente publicadas.

Santiago Posteguillo en una foto de archivo

El Premio Planeta de 2018, Santiago Posteguillo, ha publicado recientemente la continuación de su novela galardonada “Yo Julia” bajo el título de “Y Julia retó a los Dioses”. Continuación de la novela premiada, en este nuevo título Posteguillo refleja la personalidad y la inteligencia de Julia, en una historia ambientada nuevamente en Roma. EN este sentido, durante su intervención en el encuentro, el escritor incidió en el interés que, desde siempre, ha tenido en torno al mundo romano haciendo del mismo una obsesión por leer todo aquello relacionado con la vida romana y la ciudad eterna. Posteguillo descubrió que el nacimiento de su protagonista femenina, Julia, surgió tras leer la gran biografía de Julia Domna, escrita por la profesora e historiadora Bárbara Levick. Una obra que le mostró que un personaje como el de Julia era mucho más importante y potente de lo inicialmente esperado, incluso más de lo que él podía llegar a imaginar, trascendiendo la imagen de simplemente ser la mujer del emperador. Es por ello que Julia acaba teniendo reconocimientos tan determinantes como la de ser madre de los Césares, de los emperadores, del senado, de los ejércitos y hasta madre de la patria. Muchos más títulos que algunos de los propios emperadores. Fue esa gran dimensión del personaje lo que hizo que Posteguillo decidiese convertir a Julia Domna en la protagonista de sus dos últimas novelas con una continuidad en la segunda parte en la que el autor nos adentra en un mundo de traiciones e intrigas en las que los personajes harán lo posible por llegar al poder.

La escritora Marta Sanz participó también en este encuentro literario

Junto a Santiago Posteguillo estuvo también presente en este encuentro la escritora madrileña Marta Sanz quien abordó en esta charla virtual la naturaleza de su última novela con la que ha cerrado una trilogía comenzada en el año 2010 con la novela negra “Black, black, black”, cuya continuidad se dio en el año 2012 “Un detective no se casa jamás” y que remata con este último título “Pequeñas mujeres rojas” donde la exmujer de Arturo Zarco, Paula Quiñones, asume el protagonismo y la voz principal con la que concluir esta trama de novela negra. Con ella, Sanz ha querido destacar y compartir con el lector la idea personal de que todos los seres humanos, más allá de nuestra singularidad, somos la suma de todas las voces que nos construyen, día a día en nuestro camino por la vida. Las voces de nuestra madre, de nuestro padre, de nuestros antepasados, de nuestros amores y desamores, de nuestros fantasmas etc. Voces que se conjugan en pasado pero que se muestran en nuestro presente y por lo cual defiende que es preciso tener una buena memoria. Una historia llena de tensión, reflexiones sobre la memoria histórica y la violencia contra las mujeres que no deja indiferente a nadie.

Completó el elenco de autores el guipuzcoano Bernardo Atxaga quien profundizó en su último trabajo “Casas y tumbas” en la que el autor no sumerge en una historia emocionante en el que la amistad, el amor a la naturaleza y la inminencia de la muerte crean el marco narrativo de toda la novela. Para Atxaga, la amistad, es el otro nombre del amor, del afecto, de la proximidad, considerada por él como necesariamente el primer tema en nuestra vida dado que “una vida con amigos sabes que es una vida rica y una vida sin ellos, es una vida tonta”. Novela coral con seis historias relacionadas entre sí recorren varias décadas de la historia de España entre Madrid, el País Vasco y el sur de Francia, con personajes que viven con intensidad momentos llenos de obstáculos e incertidumbres. Un trabajo y una voz, la de Atxaga, con la que concluyó este encuentro donde las vidas de sus personajes femeninos nos han enseñado la esencia de la propia Vida. Historias inspiradoras que, en circunstancias como estas, nos iluminan e impulsan a la superación personal y social. ¡No dejemos de leer nunca!