La escritora Inés Plana presenta su segunda novela: “Antes mueren los que no aman”

0
142
Informa: María Bodí (3º) y Raquel Sánchez (4º) / Fotografía: Espasa

Valencia.- La periodista y escritora de novela negra, Inés Plana, publica su segundo libro “Antes mueren los que aman” tras el éxito obtenido en 2018 con su saga “Morir no es lo que más duele”. Con esta nueva entrega, la autora continúa la trilogía del teniente Tesser y su equipo quienes vuelven para llevarnos a un mundo lleno de incógnitas dónde los lectores serán testigos de la búsqueda de Luba, una niña desaparecida misteriosamente.

Inés, esta es la segunda novela que publica. Cuéntenos cómo continúa la saga con “Antes mueren los que no aman”.

Esta segunda novela la he querido hacer muy distinta a la primera, de tal manera que se pueden leer indistintamente ambas, una primera y la otra después. Aquí, el teniente Tesser es muy diferente al que conocimos en la primera novela. En esta, por fin, se va a abrir al mundo de los afectos porque va en busca de una niña desaparecida dos años atrás de la cuál sospecha que fue secuestrada por una organización mafiosa de prostitución. Tesser la quiere encontrar y darle una segunda oportunidad para reponer sus trozos rotos, lo cual es una gran prueba de amor.

En esta obra el teniente Tesser continúa como protagonista indiscutible de la historia: ¿Cómo se ha asesorado para describir su trabajo?

Al principio estuve en muchos foros pues quería escribir la historia y hacer la creación de un guardia civil. Quería partir desde cero y me interesaba mucho su perfil psicológico. Si hubiese sabido mucho más de la Guardia Civil quizás hubiese cambiado cosas. Una vez hecho el manuscrito, antes de la edición, conocí a un sargento de la guardia civil, Germán, que desde el primer momento se puso a mi disposición para explicarme todo lo que fuera necesario. Gracias a su ayuda aporté esas correcciones al manuscrito y en esta segunda novela también me ha asesorado.

Otro aspecto interesante que se aborda en el libro es el CNI. ¿Por qué aparece este organismo en la novela?

Porque es el cuerpo policial más opaco que hay. Por eso creo que el contraponerlo a la guarda civil me parece un buen contrapunto. Además es una forma de mostrar mi punto de vista sobre este organismo. No he inventado nada pero sí que imagino cómo debería ser un agente del CNI.

Además de esta visión del CNI que usted presenta, en su novela también aborda una cuestión tan destacada como la trata de mujeres. ¿Busca influir en la sociedad actual aunque sea a través de mostrar realidades un tanto “crudas” o estigmatizadas?

¡Por supuesto! Me encantaría influir. Como escritora hablo sobre la realidad y tengo una visión crítica de la sociedad. La literatura siempre ha soñado con transformar el mundo y cambiar las cosas y a mí me gustaría mover alguna conciencia sobre este negocio atroz que es la trata de mujeres y que genera un tráfico humano de mujeres y niñas por el que nadie hace nada. Considero que esa es la esclavitud del S.XXI.

Usted ha evolucionado desde su trabajo como periodista hasta su labor como escritora. ¿Cómo fue ese gran salto del periodismo a la literatura?

La verdad es que no di el salto de una profesión a otra porque sigo siendo periodista, al mismo tiempo que escritora. Soy periodista vocacional y escritora vocacional aunque son dos registros diferentes. A mí, el periodismo me ha ayudado y la literatura me ha dado tablas. Por otro lado, en el periodismo tenemos que contar la verdad, se supone, y en literatura cuentas la verdad del autor. Es ficción, es fabulación pero desde la verdad del autor. Con lo cual no deja de ser menos verdad aunque esa sea diferente. Creo que los dos oficios son primos hermanos.

¿Por qué al decidir escribir novela se decantó por el género de novela negra?

Me gusta mucho el género y, también he sido un poco morbosa desde pequeña. Me ha atraído mucho lo escabroso, el cine negro de los años 40 me gusta mucho y me parece que, en ese sentido me ha formado e instruido. Grandes novelas de autores como Patricia Highsmith, Dashiell Hamlet, los clásicos del género negro. Actualmente creo que la novela negra está en muy buen momento pues hay muchos autores de novela negra en España. Se ha visto que es un género de prestigio puesto que antes era considerado un subgénero.

Creo que la novela negra está en muy buen momento pues hay muchos autores de novela negra en España

Sin abandonar este género ¿tiene algún referente que le haya inspirado o impulsado en esta andadura por la literatura negra?

Sí, Patricia Highsmith, sin ninguna duda. Para mí es la autora más grande aunque es una opinión personal. Cada uno conecta con los autores que quiere y, en mi caso, sin duda es con Patricia Highsmith. Sus atmósferas resultan inquietantes, su tratamiento de la culpa, el crimen, someter a personajes normales y corriente dentro de su vida cuotidiana a esas pruebas enormes de cómo, por ejemplo, cometer un asesinato… son hechos que para mí resultan asombrosos y, técnicamente, muy difíciles de conseguir.

Hablando de la creación de la novela: ¿Usted tiene algún lugar favorito para escribir?

Escribo en un estudio, con ordenador. De momento no me gusta escribir en público, no me voy en trenes con un portátil ni escribo en las estaciones porque me gusta escribir sola. Tampoco tengo manías. Solo necesito silencio, que no me interrumpan y que el ordenador funcione, claro.

Usted: ¿Es de leer en papel o en formato digital?

Libro, papel. El olor, la textura, la sensación y la experiencia de un libro de papel no lo cambio por uno electrónico, éste último no puede competir con el papel.

¿Cree que el papel se consume cada vez menos y que decaerá por el impulso de los ibooks y audiolibros?

Yo creo que no porque de hecho según las estadísticas que hay se sigue vendiendo más papel que electrónico. Pero ¡ojo! el libro electrónico es un gran invento porque facilita el que te puedas llevar un libro a cualquier sitio sin que te pese ni moleste. Creo que ambos formatos conviven perfectamente pero, de momento, creo que gana el papel.

Con la presentación de la segunda novela y para finalizar: ¿Ha pensado ya en el tercer título?

Está entrando en mí la trama del tercero. Ya estoy pensando en personajes y escenarios. En este sentido, tengo las cosas cada vez más claras pero esta novela la acabé a mediados de julio. Aún me cuesta que entre pero, en pocos días, empezaré el ensayo del primer capítulo.