La CEU-UCH invierte 14 millones de euros en la penúltima fase de ampliación del campus de Alfara

0
805

Lucía Gómez-Rafael López / 4º Periodismo

El pasado mes de enero tuvo lugar el acto de colocación y bendición de la primera piedra de la ampliación del campus de Alfara que estará listo el curso 2018-2019. “Este acto simboliza el desarrollo continuado de nuestra Universidad en los últimos años y rinde homenaje a todas las personas que lo han hecho posible”. Con estas palabras comenzó su intervención Rosa Visiedo, rectora de la CEU-UCH, quien aseguró que esta nueva construcción “va a convertirse en una de nuestras fortalezas porque juntos vamos a conseguir un espacio de ocio y convivencia”.

Santiago García Aracil durante la bendición. / Foto: CEU

El nuevo campus contará con 12.224 m2, repartidos entre una plaza ajardinada, un aula magna y una zona deportiva que se construirán sobre una parcela de más de 27.000 m2. En total, el CEU ha invertido 14 millones de euros en esta penúltima fase, destinada a la convivencia entre estudiantes y el resto de la comunidad universitaria con el objetivo de potenciar al máximo la experiencia de los alumnos.
En este sentido, Visiedo expresó la importancia de realizar actividades extracadémicas en espacios distintos del aula donde convivan estudiantes que creen “universidad, orgullo de pertenencia y vínculos”. Según la responsable, se trata de una oportunidad para “hacer universidad”, que implica disfrutar de los estudios de forma individual y colectiva. Además, el futuro campus será también urbano, al servicio del entorno más próximo -Alfara del Patriarca y Moncada-, poblaciones a las que desde la Universidad se quiere prestar servicio. “Va a ser una verdadera fortaleza, se identificará al CEU en un mismo espacio”, afirmó la rectora. Es decir, se trata del tramo final de una inversión que pretende centralizar su oferta académica y servicios en una sola sede.
El presidente de la Fundación CEU San Pablo, Carlos Romero, también mostró su orgullo por la ampliación del campus de la CEU-UCH, que a su juicio supone un paso más para la Universidad “en un largo camino de trabajo diario e implicación de formación de personas muy bien preparadas”.
Al acto protocolario también asistieron los alcaldes de Moncada y Alfara del Patriarca, el subdelegado del Gobierno y el delegado de Defensa, entre otras autoridades. Además, destacó la presencia del arzobispo emérito, Santiago García Aracil, quien intervino junto al capellán de la CEU-UCH para bendecir la urna con símbolos universitarios de la primera piedra.

Carlos Romero en la presentación del incio de las obras. / Foto: CEU

Última fase del proyecto
El campus de Alfara del Patriarca comenzó su construcción en 1999, con la inauguración del primer edificio, que acogió la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación y la Facultad de Derecho, Empresa y Ciencias Políticas. Más tarde, continuaron las ampliaciones con la biblioteca (2001), el centro audiovisual (2002), la primera fase de la Facultad de Ciencias de la Salud, con los estudios de Odontología (2004) y la nueva Facultad de Veterinaria. La reciente construcción e inauguración de la nueva Facultad de Ciencias de la Salud en mayo de 2017 y el nuevo Hospital Clínico Veterinario en junio de 2016 fueron las últimas construcciones realizadas.
Dibujar este campus integral era, según la rectora, uno de los aspectos “más importantes que faltaba por acabar en la Universidad”. Sin embargo, en opinión de Visiedo, el CEU puede seguir su crecimiento en otros ámbitos, tanto en el incremento de profesores y personal internacional, como en la atracción de más talento. “Los límites nos los ponemos nosotros mismos, no hay techo”, destacó. Asimismo, la responsable considera un reto necesario aprovechar la tendencia a la transformación digital mediante recursos y tecnologías para mejorar la actividad docente, investigadora y de gestión porque “hay que avanzar y adaptarse a las nuevas oportunidades”.
Además, la capacidad de ofrecer servicio a la comunidad y el aprendizaje son otros dos aspectos que la Universidad quiere convertir en distintivo. “Mientras esperamos la inauguración del nuevo campus, sigamos trabajando para hacer de esta una universidad académicamente solvente, referente en internacionalización y en integración. Una universidad de la que todos nos sintamos orgullosos, en especial nuestros estudiantes, que son el centro, el corazón, de toda nuestra actividad”, sentenció Visiedo.

Plano en el que se muestra el diseño del campus con las nuevas instalaciones. / Foto: CEU

Nuevos servicios
Los estudiantes de la CEU-UCH podrán hacer uso de las nuevas instalaciones desde el comienzo del curso 2018-2019, cuando se inaugurará una zona deportiva que contará con dos pistas para practicar deportes de equipos, tres pistas de pádel y vestuarios. En total, los alumnos disfrutarán de más de 500 m2 construidos sobre una superficie de 5.000 m2.
Del mismo modo, el nuevo curso traerá consigo una plaza ajardinada de más de 900 m2 sobre una superficie superior a 9.000 m2. Esta plaza será la piedra angular de la vida social de la Universidad, ya que contará con zonas de ocio para los alumnos. Además, incluirá trazados de pavimentos que relacionarán los edificios del CEU en el campus de Alfara del Patriarca. Otra de las obras que ya se han puesto en marcha para el próximo año es la restauración de la chimenea de las antiguas fábricas de ladrillos de Bonet Trenco.
Para la primavera de 2019 también se prevé que concluyan las obras del auditorio, que según Visiedo “será nuestra Aula Magna principal”, con capacidad para más de 500 personas. Esta edificación se construirá en el centro de la plaza y abarcará más de 2.000 m2, que serán dotados de dos plantas: el vestíbulo con zonas de sombra exteriores y la primera planta, que albergará el Aula Magna, así como un vestíbulo de transición.
Por otra parte, el 14% restante del campus de Alfara -unos 11.995 m2- corresponderán, en parte, al edificio de Rectorado y Servicios Generales. En este sentido, la responsable académica adelantó que el Patronato de la Fundación aprobó la adjudicación de la obra, que constituye la última fase del nuevo campus de la CEU-UCH. A partir de este momento, se calcula que la construcción finalizará en un año.
Una vez completada la edificación del nuevo campus quedará por saber cuál será el futuro del Seminario, que a día de hoy permanece alquilado al Arzobispado, aunque el contrato finalizará en 2024. Fuentes de la institución señalaron durante el acto de inauguración que no hay ninguna decisión tomada todavía respecto al final del acuerdo. En la actualidad, el Seminario acoge el Rectorado y los Servicios Generales, que se trasladarán al campus de Alfara el año que viene, el Instituto Superior de Estudios Profesionales CEU y el colegio CEU San Pablo.

Un espacio internacional
El nuevo campus pretende continuar con la estrategia de internacionalización, de manera que se fomente la convivencia entre estudiantes nacionales y extranjeros. De hecho, los alumnos internacionales ya suponen uno de cada cuatro estudiantes de Grado, lo que conlleva un total de 2.293 alumnos, más del doble que en el curso 2014-2015. Por ello, el aumento de alumnos procedentes de otros países es uno de los aspectos que Visiedo destaca de la Universidad: “Hemos crecido en número de estudiantes internacionales y vivir una realidad internacional con más de 40 culturas diferentes es una experiencia maravillosa para alumnos y profesores”, declaró.
Esta internacionalización es posible porque la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) es la única de las tres instituciones de enseñanza superior privadas de la Comunidad Valenciana que concentra en una sede todos sus servicios al alumnado y oferta académica en Valencia con el objetivo de atraer a estudiantes internacionales. “Tener estudiantes internacionales fue durante un tiempo una anécdota, y ahora ha pasado a ser una realidad que se vive y se respira”, declaró Visiedo, quien definió el paisaje presente de la Universidad como “internacional”. A este respecto se pronunció también el presidente de la Fundación CEU San Pablo, quien felicitó a la comunidad universitaria por su esfuerzo, generosidad y valores, y resaltó de manera especial la internacionalización de la CEU-UCH que cuenta con alumnos procedentes de más de 70 países. Del mismo modo, Rosa Visiedo subrayó que a corto y medio plazo lo más importante para la Universidad es consolidar la posición de liderazgo internacional y en la Comunidad Valenciana.