La nueva Facultad de Ciencias de la Salud abre sus puertas en el Campus de Alfara

El curso 2016-2017 finaliza con la nueva Facultad de Ciencias de la Salud de la UCH-CEU en pleno funcionamiento. Dos años después de que se pusiera la primera piedra para este proyecto, docentes y alumnos disfrutan ya de las nuevas instalaciones. El pasado 22 de mayo, se procedió a su inauguración oficial, para ello se contó con la bendición de Santiago García Aracil, arzobispo emérito de Mérida-Badajoz.

Bendición de la Facultad con Santiago García Aracil, arzobispo emérito de Mérida-Badajoz. / Foto: CEU

 

Rosa Visiedo, rectora de la Universidad CEU Cardenal Herrera, comentó que con su inauguración se marca el inicio de “una nueva fase del desarrollo humanístico de este Campus de Alfara”, al que también se suma la construcción del nuevo Hospital Clínico Veterinario, inaugurado el curso pasado. Al mismo tiempo, esto supuso un salto cualitativo en la evolución de la Institución. “De alguna forma, simboliza la transición de la Universidad que éramos entonces a la que queríamos y queremos ser”, destacó Visiedo. Esto fue algo que puntualizó también Carlos Romero, el Gran Canciller y presidente de la Fundación San Pablo CEU.

Rosa Visiedo y Carlos Romero descubren la placa. / Foto: CEU

Con una superficie distribuida en tres plantas que supera los 19.900 m2 y una inversión total de 22 millones de euros, todos los estudios de Ciencias de la Salud están finalmente juntos. “La verdad es que el nuevo edificio aporta al alumno muchísimas ventajas. En primer lugar, yo creo que la más importante es que estamos todas las titulaciones juntas: Medicina, Farmacia, Fisioterapia, Enfermería, Odontología, Nutrición y Óptica”, aclaró López. Para ello, se han aprovechado las instalaciones de Odontología, que ya desde 2001 ocupaban esa primera fase del edificio.
Para Alicia López, decana de la Facultad de Salud, esta ventaja reside en que por fin se van a poder llevar a cabo actividades con todos los Grados juntos, como los conocidos ‘Los miércoles hablamos de Salud’. En esta facultad se forman a profesionales que trabajarán alrededor del paciente, por lo que los eventos que se realizan tienen “el objetivo de que los estudiantes se conozcan, así como también al paciente” y adquieran unas determinadas competencias, entre otros. Ahora que los más de 2.000 estudiantes de Salud, un 25% de ellos internacionales, comparten el mismo edificio, la coordinación de estos actos será más sencilla. Además, este cuenta con un Aula Magna con cerca de 200 plazas y un salón de grados para que los eventos puedan desarrollarse de forma eficiente. Otro de los beneficios que recalcó la decana es que, al estar todos juntos, los profesores y el decanato también lo están, lo que supone “una comodidad para el alumno”.

Hall de la Facultad el día de la inauguración. / Foto: CEU

Instalaciones
La nueva Facultad de Ciencias de la Salud dispone asimismo de 16 aulas magistrales de 90 plazas, 30 laboratorios de docencia e investigación, salas de biomecánica y electromecánica, una ampliación de lo que eran las salas clínicas y preclínicas de Odontología y centros de simulación.
Rosa Visiedo hizo hincapié en que ahora hay espacios específicos para las distintas titulaciones: el área de práctica farmacéutica, las consultas de fisioterapia y estas últimas zonas mencionadas anteriormente destinadas a Medicina y Enfermería pero que también pueden ser usadas por el conjunto de titulaciones de la misma rama. “Entendemos que las Ciencias de la Salud deben ofrecer una atención integral y multidisciplinar para el paciente”, afirmó la rectora de la Universidad CEU Cardenal Herrera. Comentó que, aparte de estas innovaciones, la nueva Facultad cuenta con zonas docentes, de trabajo y de relación para profesores, estudiantes y profesionales.
En relación con este tema, Miriam Serrano, estudiante de Enfermería, destacó la diferencia que hay entre las instalaciones de Seminario a las de ahora. Hizo hincapié también en que las salas de práctica son más grandes y disponen de más material que antes. Centrándose en su titulación, agradeció también las aulas de simulación de quirófano, dado que el hecho de haber realizado actividades de ese estilo antes de hacer prácticas en un hospital, “se nota muchísimo”.
“Para nosotros la simulación es el futuro porque el alumno tiene que probar algo similar antes de atender a pacientes reales”, recalcó Alicia López, que puntualizó que estas competencias las adquirirán a través de este tipo de clases. Por tanto, los estudiantes no solo saldrán mejor preparados, sino que esto es “una garantía de formación muy importante y dará mucha seguridad” a aquellos que se pongan en sus manos. Es por eso que López adelantó que trabajarán para que en un futuro exista un centro de simulación.
La rectora de la CEU-UCH, Rosa Visiedo, añadió, por otro lado, que ya que se tienen estos espacios, ahora es el deber de todos el aprovecharlos bien dada la cantidad de personas que han intervenido y se han involucrado en la iniciativa. Por lo tanto, aclaró que todos deberían considerar un poco suya la nueva construcción y “ver los nuevos logros como logros de todos”. “Este es un proyecto académico que surge de una voluntad firme y que por supuesto no es de una sola persona, sino de todo el colectivo”, comentó el presidente de la Fundación San Pablo CEU. Este último mencionó a la Asociación Católica de Propagandistas, “fundamental y la madre de todo lo que viene detrás”.

Docencia e investigación
“Queremos que esta nueva Facultad sea un referente desde el punto de vista docente y académico pero también investigador y asistencial”, declaró Rosa Visiedo durante el acto inaugural. Visiedo comentó que hay que tener en cuenta que el edificio es un medio para conseguir un determinado objetivo: “La mejor formación de los estudiantes y la mejora de las profesiones sanitarias y del sistema de salud en general”. En cuanto a este asunto, también afirmó que estas instalaciones no tendrían ningún sentido “si no estuvieran las personas que lo convierten en un espacio vivo y real”.
Romero recordó a los presentes que a partir de ahora se formarán a muchos profesionales que cuidarán y aumentarán la calidad de vida de miles de ciudadanos. De ahí que señalase la investigación como otra de las tareas de esta facultad. “Será una investigación que orientará los trabajos hacia el bien y una facultad que formará a sus estudiantes para convertirlos en investigadores capaces de trabajar con amplios y variados equipos”, destacó el Gran Canciller y presidente de la Fundación San Pablo CEU. La rectora de la UCH-CEU declaró que los nuevos laboratorios que hay en este edifico abarcarán tanto el campo de la docencia como para la investigación.
Rosa Visiedo señaló que es el momento de “soñar con completar el campus de Alfara” y crear espacios de relación y zonas deportivas “que faciliten una vida universitaria extraacadémica”, además de un edificio de servicio centrales en el que se encuentre Rectorado, que cuente con capilla y área de restauración; y un salón de actos o pabellón multifuncional.
“Siempre dicen que los sueños deben ser lo bastante grandes para no perderlos de vista mientras se persiguen. Eso es lo que hemos hecho siempre y vamos a seguir haciendo”, recalcó la rectora de la CEU-UCH. Añadió que serán constantes a la hora de perseguir un “campus urbano e integral, adaptado a las necesidades de la comunidad educativa” y que ayude a desarrollar aún mejor “el trabajo académico, investigador, administrativo y de gestión”.
Carlos Romero subrayó que estas propuestas “ya están dejando de ser sueños para convertirse en realidades”.

Noticias Relacionadas

No están permitidos los comentarios

Universidad CEU Cardenal Herrera
Universidad CEU Cardenal Herrera

Universidad CEU Cardenal Herrera